Espero con ansias el reencuentro con el Azteca: Raúl Jiménez

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 5 (EL UNIVERSAL).- Fue el 17 de noviembre del 2020, el último juego de Raúl Jiménez con la Selección Mexicana. Han pasado varias cosas desde ahí. Primero, su accidente futbolístico, el golpe con David Luiz que le fracturó el cráneo y lo dejó fuera casi un año. También la crisis del Tricolor, que fue desde la futbolística, hasta la de perder dos finales ante Estados Unidos.

El regreso de Jiménez, parece, puede ser la solución a todo esto y más de cara a la eliminatoria mundialista.

Jiménez cuenta las horas para regresar con la Selección Nacional Mexicana. "Sí, tengo ganas de volver, estar con mi gente en el Azteca, será espectacular", dijo en declaraciones a W Deportes.

"Pudo ser desde antes", agrega, pero no se dio y Raúl aclara el por qué: "Los Wolves (Wolverhampton, su club) como la Federación (Mexicana de Futbol) siempre estuvieron de acuerdo. El tema fue el gobierno del Reino Unido, son muy estrictos, si venía, al regresar debía hacer cuarentena, sin salir de una habitación de hotel en Londres, un hotel que no está en las mejores condiciones. Me iba a perder tres juegos, dos de liga y uno de Copa. Se hablaba de un castigo para el club, pero ellos siempre quisieron, pero el gobierno no".

Ahora fue diferente: "La FIFA, el Gobierno y la Selección, y todos los equipos de la Premier League, cooperaron para que los seleccionados de varios países de América pudieran venir. Haremos cuarentena, peor no tan estrictita. Estaré en un hotel en Wolverhampton, pero podré ir a entrenar y a los juegos, sin tener contacto con nadie más".

Jiménez está cerca de cumplir 10 años de su debut profesional: "Ves el largo camino el que he luchado y me siento orgulloso. He tenido baches, dificultades, pero hemos sabido sobreponernos para luchar por más cosas".

Aclaró cómo está en la cuestión de la protección de su cabeza y la cinta que usa para esto. "Hubo una vez que me la quite, la sentía ya muy pesada, comprimiendo mucho.

"Creo que podría jugar sin ella, pero es un tema médico, por protección, aunque el mismo riesgo de sufrir un golpe en la cabeza lo sigo teniendo al igual que mis compañeros. Si me toca a mí otra vez mi cráneo está más sensible. La tengo que usar, probablemente será por el resto de mi carrera, pero se sigue avanzando en el modelo para que me sienta bien…", concluyó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.