España, el equipo que ganó un mundial y se apagó. Solo han ganado 3 juegos desde entonces

España solo ha ganado 3 partidos mundialistas desde que ganó la copa en 2010. (Foto: Quality Sport Images/Getty Images)
España solo ha ganado 3 partidos mundialistas desde que ganó la copa en 2010. (Foto: Quality Sport Images/Getty Images)

España era, sí, era uno de los contendientes a ganar Qatar 2022. Marruecos los eliminó en octavos de final y todo aquello que se habló alrededor de los ibéricos se fue a la basura. Que si eran una generación joven, que si habían goleado, que si Luis Enrique era un innovador. Un sinfín de cosas se dijeron, pero la realidad es que este equipo decepcionó, no ha vuelto a a ser el mismo desde 2010.

Ganaron su primer Copa del Mundo en el Mundial de Sudáfrica 2010. Una generación dorada marcó su historia y levantaron el trofeo; por fin habían dado un golpe de autoridad después de años de no triunfar. Se creía que eran grandes, pero ahora, demostraron que no, solo fue un espejismo.

Desde aquel gran triunfo hace 12 años no han podido destacar de forma consistente. Una estadística lo reafirma: apenas han ganado 3 de sus últimos 11 juegos mundialistas.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En Brasil 2014 ganaron contra Australia 3 a 0; perdieron con Chile y Países Bajos, 2 a 0 y 5 a 1 respectivamente. No avanzaron a octavos de final, hasta cierto punto era “permisible”, el hito de Sudáfrica aún daba alegrías.

En Rusia 2018 buscaban revancha, pero tampoco tuvieron éxito. Empataron contra Portugal y Marruecos, y apenas vencieron a Irán. Avanzaron a octavos y se midieron al anfitrión, quien les propinó una dolorosa eliminación en la tanda de penales, como ahora.

En Qatar los españoles buscaban repetir una odisea como la que tuvieron en Johannesburgo. Pero no tenían a aquella generación. Pedri y Gavi no son Xavi e Iniesta; Laporte y Rodri no son Puyol y Pique; Ferrán Torres no es David Villa.

La Selección de España no ha vuelto a ser tan feliz como lo fue en 2010. (Foto: Simon Bruty/Anychance/Getty Images)
La Selección de España no ha vuelto a ser tan feliz como lo fue en 2010. (Foto: Simon Bruty/Anychance/Getty Images)

El fútbol no es de merecimientos. Los ibéricos ganaron la posesión del balón y mandaron al conjunto africano a su área, pero no pudieron concretar. Tuvieron la presión encima y sucumbieron desde los 11 pasos.

Dio igual que su equipo estuviera compuesto por jugadores jóvenes, terminaron fracasando. Dio igual que dieran casi 1000 pases, Marruecos supo jugar su partido, atrincherarse y sacar un valioso resultado. Es la primera ocasión que llegan a octavos de final y es la primer tanda de penales que ganan en su historia.

Luis Enrique, técnico de España, previó un escenario así pero no pudo adelantarse con éxito. Antes de saber que se jugarían el pase a cuartos afirmó que pidió a sus jugadores cobrar penales con sus clubes. Hasta aseguró que él eligió a los 3 cobradores, los únicos que alcanzaron a tirar. No sirvió, fallaron todos: Pablo Sarabia —no había errado ninguno de sus tiros (16/16)—, Carlos Soler y Sergio Busquets.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Enfrente se midieron a un enorme portero: Yassine Bounou. El marroquí demostró sus habilidades bajo palos en el duelo frente a la Selección Española, pero ya lo había hecho antes. Él fue el responsable de pararle un penal a Raúl Jiménez, el primero de sus errores.

Sí, la Selección Española es joven y puede regresar en 2026 con sed de venganza, tiene elementos incipientes en su plantilla. Pero antes deberán hacer las cosas de una forma distinta: lo que han hecho hasta ahora no les ha resultado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Las mayores proezas en Copas del Mundo: la mayor goleada, el estadio más lleno, el más ganador