España vive otra jornada de sonrisas en Eugene con el bronce de Mohamed Katir

·3  min de lectura

Redacción Deportes (EE.UU.), 19 jul (EFE).- Con los Mundiales de Atletismo de Eugene (EE.UU.) cruzando su Ecuador, la delegación española, que hace dos días abrió la botella de champán con el bronce de Asier Martínez en 110 metros vallas, volvió a sacar una enorme sonrisa este martes con el tercer puesto de Mohamed Katir en 1.500 metros.

El inglés Jake Wightman, imparable en la última vuelta, surgió para llevarse el oro (3:29.23) y batió al campeón olímpico, el noruego Jakob Ingebrigtsen (3:29.47), y a Mohamed Katir, que completó el podio (3:29.90).

El cuarto puesto de Mario García Romo (3:30.20), que rebajó su marca personal en más de cinco segundos, y el undécimo de Ignacio Fontes (3:34.71) redondearon un gran éxito para el atletismo español en la prueba reina del mediofondo, que le ha dado ya seis medallas en Mundiales (tres platas y tres bronces)

España es el país europeo con más medallas en esta disciplina.

Katir es el cuarto medallista mundial español de esta prueba y sigue los pasos de José Luis González (plata en Roma'87), Fermín Cacho (platas en Stuttgart'93 y Atenas'97) y Reyes Estévez (bronces en Atenas'97 y Sevilla'99).

En esta quinta jornada de los Mundiales de Eugene también destacó el brasileño Alison Dos Santos, de 22 años y que triunfó en los 400 metros vallas con una marca excepcional de 46.29, récord de los campeonatos.

Muy llamativo resultó el hundimiento súbito del noruego Karsten Warholm, que había ganado todos los títulos posibles desde 2017 (dos mundiales, uno olímpico y otro europeo) y que se vino abajo después de haber llegado en cabeza a la recta final.

El estadounidense Ray Benjamin fue plata (46.89) y su compatriota Trevor Bassitt se anotó el bronce (47.39).

En la final de disco, el esloveno Kristjan Ceh, dos veces campeón de Europa sub-23, se llevó la victoria con un lanzamiento de 71,13 metros, récord de los campeonatos.

El sueco Daniel Stahl, último campeón mundial y olímpico y gran favorito en esta prueba, se quedó fuera del podio ya que la medalla de plata fue para el lituano Mykolas Alekna (69,27) y el tercer puesto lo consiguió el también lituano Andrius Gudzius (67,55).

Asimismo, la australiana Eleanor Patterson, con 2,02 metros en su primer intento, sorprendió a la gran favorita, la ucraniana Yaroslava Mahuchikh (misma altura pero en dos tentativas), para conseguir el oro en salto de altura.

La italiana Elena Vallortigara, con un salto de 2,00 metros, se colgó la medalla de bronce con igual marca pero mejor concurso que la ucraniana Yrina Gerashchenko.

Fuera de las finales de esta quinta jornada en Eugene destacó la española Sara Gallego, debutante en unos Mundiales y que se clasificó para las semifinales de 400 metros vallas.

Del mismo modo, el dominicano Alexander Ogando prolongó su buen momento al ganar la primera semifinal de 200 metros con un crono de 19.91, nuevo récord nacional.

Por último, EE.UU. se prepara para un gran duelo en la final de 200 metros entre Noah Lyles, defensor del título, y su joven compatriota Erriyon Knighton, que acreditaron las mejores marcas de las semifinales (19.62 y 19.77).

Por el contrario, su compatriota Fred Kerley, oro en los 100 metros, quedó eliminado.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.