España también recibe apoyo desde Uruguay

Montevideo, 23 nov (EFE).- La pasión con la que los uruguayos viven el fútbol acompañó este miércoles el debut de la selección de España en el Grupo E del Mundial de Qatar en el partido en que se impuso ante Costa Rica por 7-0.

A más de 13.000 kilómetros de la ciudad de Doha y a menos de 24 horas de que la Celeste juegue su primer encuentro frente a Corea del Sur, los alumnos del Colegio Español Cervantes de Montevideo se reunieron para apoyar al once de Luis Enrique.

Y si algo no faltaron fueron celebraciones, pese a que un corte de energía eléctrica frustró el plan por unos minutos.

Dentro del centro de estudios, unos 350 jóvenes se instalaron delante de una televisión acompañados por banderas y camisetas de diversos equipos.

Además de las muchas que se podían ver de la selección campeona del mundo en Sudáfrica 2010, también aparecieron allí varias del Real Madrid y el Barcelona con los dorsales de Fede Valverde, Toni Kroos, Karim Benzema o Luis Suárez.

También se observaron elásticas del Atlético de Madrid, Mallorca, Málaga y de las selecciones de Argentina, Brasil y Uruguay.

Una trepada por el sector derecho de Ferrán Torres en los primeros minutos despertó los primeros gritos de los jóvenes, que no tardaron en ilusionarse con el primer tanto español.

SE FUE LA LUZ Y LLEGARON LOS GOLES

Aún no se habían jugado diez minutos en el estadio Al Thumama cuando un corte de energía hizo que muchas miradas debieron volcarse hacia la pantalla de un teléfono móvil y fue allí donde varios pudieron observar el primer tanto del encuentro.

Dani Olmo venció la resistencia del portero Keylor Navas y los estudiantes celebraron por primera vez en una tarde en la que los gritos llegaron uno tras otro.

Enseguida Marco Asensio anotó el segundo y cuando todo hacía indicar que la fiesta llegaba a su fin se escuchó la frase que todos deseaban: ¡Volvió la luz!

Otra vez los jóvenes se pusieron de frente al televisor y no tardaron en pararse para reclamar la falta sobre Jordi Alba en la que el árbitro Mohammed Abdulla Mohame sancionó penalti.

El portero de Costa Rica fue hacia un lado, el balón pateado por Ferrán Torres hacia otro y el grito de gol de los jóvenes estudiantes se escuchó desde lejos. España se puso 3-0 arriba, resultado con el que finalizó la primera parte.

MÁS GOLES Y A ESPERAR POR URUGUAY

En los segundos 45 minutos nada cambió y los goles siguieron llegando uno tras otro.

Nuevamente Torres, Gavi, Carlos Soler y Álvaro Morata se encargaron de sellar un 7-0 que se convirtió en el resultado más abultado del presente Mundial, dejando de lado la gran victoria de Inglaterra por 6-2 frente a Irán.

En el Colegio Español Cervantes de Montevideo los gritos también siguieron y los festejos se convirtieron en una buena previa de lo que sucederá este jueves.

Es que allí, luego de desplegar una bandera gigante, los alumnos se pondrán la Celeste para alentar a Uruguay en el debut frente a Corea del Sur por el Grupo H, también integrado por Portugal y Ghana.

Así viven el fútbol los niños dentro de un colegio en un país que respira y siente este deporte como pocos.

Afuera, los puestos de venta y las banderas en los balcones, en las ventanas y en los automóviles que recorren las calles de la capital son una clara muestra de que falta muy poco para que debute la Celeste.

Este jueves a las 10.00 hora local (13.00 GMT) Uruguay jugará su primer partido en el Mundial y la gente ya lo vive.

Santiago Carbone

(c) Agencia EFE