España va cuajando el relevo generacional

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Saitama, 30 jul (EFE).- El relevo generacional le empieza a funcionar a la selección española de baloncesto. Una de las más jóvenes del equipo, Maite Cazorla (24 años), dinamitó con sus triples el significativo duelo contra Serbia (85-70), para dejar prácticamente hecho el pase a cuartos de final de Tokio 2020.

Los triples de Maite Cazorla, que acertó cinco veces desde los 6,75 metros y solo marró un lanzamiento para un espectacular 83,3% de efectividad, complementados con los 25 puntos del gran motor ofensivo de esta selección, Alba Torrens, y el casi 'doble-doble' de Astou Ndour (20 puntos y 9 rebotes) permitieron a España superar a unas rivales temibles y saldar la cuenta de la derrota de los cuartos de final del Eurobasket.

La selección española que está en Tokio 2020 incluye una mezcla de quienes lograron la plata en Río 2016 (Laia Palau, Astou Ndour, Laura Gil, Silvia Domínguez, Alba Torrens, Leonor Rodríguez). Sin piezas clave de aquella medalla, como Anna Cruz, Laura Nicholls o Marta Xargay, España prepara a su siguiente generación, formada por jugadoras como Cazorla y María Conde, ambas de 24 años, o Raquel Carrera, la más joven del grupo con 19.

El seleccionador español, Lucas Mondelo, ha repetido en varias ocasiones que este es un equipo en construcción, y partidos como el que ayer hizo Cazorla, la creciente presencia de Raquel Carrera (menos de 10 minutos ante Corea, casi 15 ante Serbia) o el incremento de minutos de María Conde, son puntos a favor del crecimiento de la nueva hornada.

Es por esto que la actuación de Cazorla va más allá del "momento microondas" con los tres triples en apenas minuto y medio que reequilibraron el partido hacia los intereses españoles, del 46-52 al 52-54.

"Dice mucho de Maite lo que hizo. En los momentos más calientes del partido nos puso por delante en el marcador y fue muy importante, eso muestra su madurez, no solo en el partido, ya había mostrado un gran nivel en el Eurobasket", dijo tras el partido Alba Torrens, sorprendida por la madurez de la nueva hornada.

"Me impresiona con la madurez y la serenidad que juegan ya con la edad que tienen y son capaces de mostrar su talento en momentos tan importantes como unas Olimpiadas como hoy Maite, que nos ha puesto el partido y nos ha ayudado y mucho a ganarlo", reflexionó.

La grancanaria, siempre con una sonrisa en la boca, reconoció que tuvo el día. "Es verdad que el aro se ha visto un poco como una piscina, pero creo que lo importante es que hemos sido pacientes en ataque", señaló tras el encuentro.

Cazorla (Las Palmas, 1997), criada en una familia que respira baloncesto -sus hermanos, Juan Pedro y Carlos, jugaron en la Liga ACB, y el primero de ellos ganó una Liga y una Copa con el Baskonia- se formó en el Segle XXI de Barcelona y pasó por el baloncesto universitario estadounidense en Oregon. En 2019 fue seleccionado en el puesto 23 del draft de la WNBA, por Atlanta Dream, aunque no ha dado el salto, y es jugadora del Perfumerías Avenida de Salamanca.

Pese a su talento y a la racha en la que estaba inmersa, ante Serbia tuvo que ser animada por sus compañeras para que siguiera tirando.

"Es una tiradora excelente. Le hemos dicho que siguiera tirando, que fuera valiente y que no dudase, porque ha dudado en algún tiro después de meter dos o tres. Era importante abrir el campo porque serbia colapsa mucho, no deja llegar a debajo del aro, y abrir el campo con esos triples ha sido importante", explicó Silvia Domínguez.

La base pide "tener paciencia" con jugadoras como ella, Carrera o Conde. "Todo el mundo habla de ellas, pone el nombre de ellas, se les pone una presión encima, y ellas tienen un camino que recorrer. Hay jugadoras aquí con mucha experiencia y veteranía, de las que pueden aprender mucho", sentenció.

LA LIBERACIÓN DE DERROTAR A SERBIA

El triunfo de ayer sacó varios demonios a la selección española, porque Serbia no solo se presentaba como la campeona de Europa en ejercicio, sino también como el equipo que había apeado a España de 'su' Eurobasket en los cuartos de final de Valencia.

Ganar era un premio anímico para un grupo muy golpeado desde el arranque del campeonato europeo, cuando se quedó sin Torrens y Tamara Abalde por dos positivos en coronavirus.

"Ya tocaba, llevamos todo el verano con una cosa y otra cosa, estando ahí, a punto de ganar, y al final perdíamos, y el equipo seguía trabajando, y este es el premio al trabajo", dijo un aliviado Lucas Mondelo tras el encuentro en Saitama Super Arena.

Una victoria "muy importante a nivel emocional" coincidió la base Silvia Domínguez, que al instante puso los pies en el suelo. "Supongo que para los medios es España gana a la campeona del Eurobasket con todo lo que hemos pasado este verano, para nosotras es un partido más de esta fase de grupos y nos queda uno más, hay que intentar ganar, quedar arriba y evitar un cruce menos complicado", añadió.

El último escollo de esta fase de grupos para la selección española será de categoría: Canadá, una selección entre las cuatro mejores del mundo que cayó contra Serbia en el estreno (72-68) y necesita ganar para ser una de las mejores terceras.

Para España, un triunfo supondría acabar primera y evitar en el sorteo a Estados Unidos y probablemente a Bélgica. El domingo a las 10.00 (3.00 GMT), el relevo generacional de España seguirá horneándose en Saitama.

Miguel Ángel Moreno

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.