Espíritus visitan la San Juan Pantitlán

Luis Rodríguez Silva

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 2 (EL UNIVERSAL).- ¿Quién diría que la muerte es motivo de festejo? Panteones iluminados, calles adornadas y coloridos altares con la tradicional flor de cempasúchil, comida, bebida, calaveras y papel picado para honrar a quienes ya no están.

Es por eso que la empresa Robles Promotions, representada por los luchadores Fresero Jr., Demonio Infernal y Atómic, asistió al popular mercado de Jamaica para preparar la ofrenda que colocará en su siguiente función en la Arena San Juan Pantitlán.

Fresero Jr. mostró su lado más sensible. Será la primera vez que pondrá un altar a su padre, El Fresero, quien lo encaminó en la lucha libre.

"Hace un año, pude haber dicho que poner una ofrenda era algo normal, y hoy tiene un sentido especial, porque mi papá ya no está y se la tengo que poner. Es algo complicado, porque hace falta, pero también causa alegría, porque ya dieron ese paso a otro lugar", comentó —emotivo— a EL UNIVERSAL Deportes.

La ofrenda que pondrán recuerda a luchadores como El Fresero, Black Warrior Jr., Súper Porky, El Brazo y hasta el comentarista Arturo Rivera.

Demonio Infernal reveló cómo es que honra a sus familiares y compañeros de profesión: "Con una ofrenda muy grande, porque seguramente ellos estarían muy orgullosos de todo lo que he logrado".

Atómic está consciente de estar en una de las tercias más rudas de la lucha libre, pero en esta ocasión se ablandaron para rendir homenaje a aquellos que marcaron su camino: "Robles Promotions es una familia y aquí está el claro ejemplo, que ‘Los Negociantes’ están haciendo esta labor social de poner una ofrenda en la Arena San Juan Pantitlán".