Escribá: “Se puede comprar un club, pero no el cariño de la gente”

·1  min de lectura

Elche (Alicante), 21 nov (EFE).-El ya exentrenador del Elche, Fran Escribá, afirmó este domingo, tras su destitución, que se puede comprar un club, pero no el cariño de la gente, en clara alusión al argentino Christian Bragarnik, propietario de la entidad, quien ha sido el encargado de anunciarle su destitución.

El valenciano ha sido el que ha informado a los medios de comunicación, que aguardaban en la sala de prensa del estadio, de su despido y no ha querido entrar a valorar el partido, ya que indicó que no tenía sentido.

“Me veía capacitado, ha sido un golpe”, admitió el valenciano, quien no quiso entrar a valorar la justicia de la decisión del propietario. “No es una pregunta para mí, pero no ha tenido en cuenta lo mucho que hemos hecho. Es el dueño y puede tomar las decisiones. Ojalá acierte”, añadió.

El entrenador dio las gracias a todos los aficionados y afirmó marcharse con “orgullo” por todo lo conseguido “en la ciudad y con el equipo”.

“Con independencia de que ahora haya gente enfadada, creo que cuando pase todo esto se olvidarán los malos resultados y quedará todo lo bueno que hemos vivido estos cinco años”, argumentó el preparador, quien recordó que se siente “un ilicitano más” y que el Elche “es mi club”.

“Ojalá el compañero que venga saque esto adelante porque hay equipo. Estoy convencido de que la posición de este equipo es estar más adelante”, sentenció.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.