Escribá: “El Alavés es un equipo muy físico y poderoso a balón parado”

·2  min de lectura

Elche (Alicante), 25 oct (EFE).- El entrenador del Elche, Fran Escribá, afirmó este lunes, en rueda de prensa, que Deportivo Alavés, próximo rival este martes en la undécima jornada de LaLiga, es un equipo muy físico y especialmente poderoso en las acciones a balón parado.

“Su perfil de jugadores no tiene nada que ver con los del Espanyol, aunque también tiene jugadores rápidos y habilidosos”, señaló el preparador, quien indicó que una de las consignas para su equipo será “no defender cerca" del marco propio.

“Hay que ser dominantes para que pase el mayor número de cosas en campo contrario”, afirmó Escribá, quien precisó que “siempre habrá alguna acción a balón parado, por lo que habrá que defenderla fuerte”.

“Ellos tienen muchas herramientas para ser un equipo muy peligroso”, dijo Escribá, quien admitió tener presente el partido del pasado curso, en el que el Alavés superó al Elche con claridad en el Martínez Valero.

“Vamos alertados y atentos”, subrayó el entrenador, quien aseguró que el Elche afrontará el partido con el único objetivo de lograr la victoria “porque es el único camino que hay para ganar”.

“Luego será lo que será, pero por eso siempre hemos estado este año cerca de puntuar”, argumentó.

El técnico explicó que el equipo se ha quedado con lo bueno del empate ante el Espanyol, como fue “reaccionar bien a dos golpes y estar cerca de ganar el partido”, y reconoció que esta jornada le será “muy complicado” confeccionar la alineación por el cansancio, el viaje y la acumulación de partidos en la semana.

“No es lo mismo tener tres días para preparar un partido que cuatro, pero siempre hemos dicho que la plantilla que tenemos nos permite gestionar los esfuerzos y realizar cambios sin que lo acuse el equipo”, recordó el preparador.

Escribá restó importancia a la suplencia del argentino Darío Benedetto al señalar que no piensa en los egos de los jugadores "sino en el equipo” y afirmó que su objetivo no es “que no se enfade nadie, sino lo mejor para el grupo”.

El técnico tampoco valoró la dedicatoria de Benedetto tras el gol a su amigo Iván Marcone, quien no entra en los planes de Escribá en los últimos partidos.

“Ojalá le dedique 25 goles. Faltaría más. Pero tomo mis decisiones pensando en el equipo, no es si uno es amigo de este o no”, insistió el valenciano, quien aseguró que su relación con el máximo accionista, Christian Bragarnik, sigue siendo “buena y fluida”.

“Creo que su sensación es la misma, que tenemos menos puntos de los que merecemos. Tiene confianza plena en el cuerpo técnico y en los jugadores”, sentenció. EFE

1004341

pvb sm/og

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.