Escándalo en la NFL: un jugador se sacó la camiseta, abandonó a su equipo en pleno partido y fue despedido

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Antonio Brown, jugador de los Tampa Bay Buccaneers, le arroja parte de su ropa deportiva a los hinchas: luego fue despedido por la franquicia después de retirarse del campo de juego en el medio del triunfo frente a los New York Jets
Antonio Brown, jugador de los Tampa Bay Buccaneers, le arroja parte de su ropa deportiva a los hinchas: luego fue despedido por la franquicia después de retirarse del campo de juego en el medio del triunfo frente a los New York Jets

El jugador de la NFL Antonio Brown protagonizó un fuerte escándalo en los Estados Unidos cuando decidió sacarse su uniforme y retirarse del campo de juego en el triunfo de su equipo, los Tampa Bay Buccaneers, frente a los New York Jets por 28 a 24. Y no es la primera vez que Brown aparece en el centro de la escena por cosas que no están vinculadas con el juego mismo.

El video, grabado por un aficionado presente en el Metlife Stadium, muestra al receptor abierto teniendo un tenso cruce con sus compañeros, en particular con Mike Evans, para finalmente retirarse su camiseta, arrojarla a los simpatizantes del conjunto de Florida, interactuar con ellos y finalmente encarar hacia el vestuario, con el juego todavía en curso.

Luego de los incidentes, el entrenador de la franquicia, Bruce Arians, tomó la contundente decisión de alejar a Brown del resto del plantel, según lo comunicó en la conferencia de prensa posterior al encuentro: “Ya no es más un ‘Buc’, ¿está bien? Fin de la historia. Hablemos de los muchachos que ganaron el partido”.

Por su parte, el mariscal de campo y figura de los Buccaneers, Tom Brady , se mostró más compasivo al hablar de quien también fue compañero suyo en New England Patriots: “Es obviamente una situación difícil. Creo que todos deberíamos ayudarlo de la manera que lo necesite de verdad. Todos lo amamos, nos preocupamos por él profundamente”.

El episodio de anoche forma parte de una extensa lista de polémicas que Brown protagonizó en los últimos años. En septiembre de 2019 fue acusado por dos mujeres, entre ellas su exentrenadora Britney Taylor, de abuso sexual y violación, cuyo caso fue resuelto tras pagar un resarcimiento económico el pasado abril.

El caso forzó la rescisión de su contrato con los Patriots, adonde había llegado por pedido expreso de Brady, tras haber disputado apenas un partido, y como consecuencia permaneció sin equipo por más de un año hasta incorporarse a los Buccaneers en octubre de 2020.

Mientras Brown aún buscaba una franquicia que lo incorpore, en enero de 2020 fue procesado por el robo de un camión con agresión hacia su conductor, junto con su entrenador de aquel entonces, Glenn Holt. Como consecuencia, recibió una condena de dos años de libertad condicional y 100 horas de servicio comunitario, además de la obligación de realizarse una evaluación psicológica.

Más recientemente, en diciembre del año pasado, Brown recibió una sanción de tres partidos por parte de la NFL, junto a sus compañeros Mike Edwards y John Franklin III, luego de presentar un certificado de vacunación tergiversado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.