No, ni Pep Guardiola es idiota ni Erling Haaland va a jugar de media punta

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
LEICESTER, ENGLAND - JULY 30: Erling Haaland of Manchester City looks on during the FA Community Shield between Manchester City and Liverpool at The King Power Stadium on July 30, 2022 in Leicester, England. (Photo by Chris Brunskill/Fantasista/Getty Images)
Erling Haaland durante el pasado partido de la Community Shield contra el Liverpool (Photo by Chris Brunskill/Fantasista/Getty Images)

Si alguna carencia demostró el año pasado el Manchester City, especialmente en su eliminatoria contra el Real Madrid, fue su falta de contundencia en el área rival. También habría que unirle una preocupante dejadez en la propia, pero eso sería motivo para otro análisis. La llegada de Erling Haaland, el prodigio noruego, pretendía acabar con ese problema: Haaland es un goleador voraz, impenitente, desde cualquier posición, culminando jugadas de equipo o creando sus propias oportunidades. A nadie le cabe duda de que es un fichaje sensacional para un equipo que tiene de todo.

Eso no ha quitado para que, después de la primera derrota oficial del City, con fallo a puerta vacía incluida del propio Haaland, muchos hayan mostrado su temor a que Guardiola "estropee" al noruego. Es cierto que a veces lo peor de Guardiola son los "guardiolistas", que creen entender más que el propio entrenador y que llevan sus teorías de asociación y pase a un extremo absurdo. Alguien salió a Twitter a decir que Haaland tenía que demostrar que podía combinar con sus compañeros y ya salió la horda habitual a criticar a Pep, que no había dicho nada al respecto.

La teoría de que Guardiola va a convertir a Haaland en un media punta y va a arruinar un proyecto sensacional de delantero centro es absurda. Apuntemos de entrada una obviedad: si algo tiene el City son medias puntas: Mahrez, Grealish, Foden, Silva, De Bruyne, etc. Cuando van al mercado a por Haaland es porque quieren algo distinto, algo contundente y complementario a lo que ya hay en el vestuario. Y el que decide ir al mercado es el entrenador, obviamente nada se le impone a Pep en ese equipo.

La duda que se suele apuntar es si Guardiola va a "saber" jugar con un delantero centro. Si se puede utilizar un delantero centro en un sistema de pase constante e involucración de todos los jugadores, el paraíso del "falso nueve". Basta con hacer un análisis a los equipos de Pep e incluso a los de sus maestros para darse cuenta inmediatamente de que todos estos miedos son gratuitos y simplemente se usan para atizarle de nuevo al entrenador catalán, algo que parece haberse convertido en un deporte nacional.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Cuando se habla del juego de posición y asociación, especialmente al vincularlo al Barcelona, todo el mundo habla de Johan Cruyff. Lo que pasa es que Cruyff nunca fue un dogmático. Cruyff no solo jugó con un nueve como Romario durante un año entero -el brasileño solo tocaba el balón para meterlo en la portería- sino que no tenía problema alguno en meter ahí arriba a Julio Salinas o incluso a Alexanco si lo que necesitaba era fijar a los centrales y buscar algún rechace o algún balón aéreo.

El otro gran maestro de Pep, este sí más estricto en su modelo, fue Louis Van Gaal, quien coincidiera con el de Santpedor durante tres temporadas en el Barcelona. Es cierto que Van Gaal jugaba con un nueve menos clásico, como Kluivert, pero también pidió en su momento a Sonny Anderson y no tuvo problema en contar con Javier Saviola en su segunda etapa, aunque el argentino explotara de verdad cuando Radomir Antic tomó los mandos de la nave blaugrana.

En cualquier caso, no hace falta remitirse a pasados lejanos para recordar que, aunque Pep Guardiola mandó a Samuel Eto´o a una banda en su primera temporada en el Barcelona y luego hizo lo propio con David Villa para dejar espacio a Leo Messi por el medio -cosa que también irritó a Ibrahimovic-, no dudó en aprovechar al máximo a Robert Lewandowski durante sus tres años en el Bayern de Munich. Lewandowski es un delantero similar a Haaland en lo que tiene de jugador de área que, ojo, no se desenvuelve tan mal fuera de la misma. En ningún momento, quiso Pep que el polaco se reconvirtiera en nada y, desde luego, no truncó su carrera: 42 goles en 51 partidos marcó en la última temporada de Pep en Alemania.

Pensar que Guardiola no va a hacer lo mismo con Haaland es no conocerle. Es un hombre obsesionado con la victoria, ese es su mayor credo. Por supuesto, cree que hay una manera de jugar que le acerca al triunfo, pero no es un fanático ni un idiota. No se ha gastado una millonada en un delantero de época para pedirle que toque y se mueva. Ni siquiera lo ha insinuado. Haaland marcará más o menos goles en Manchester porque el nivel de la Premier no es el de la Bundesliga, pero no será porque Guardiola no crea en ese tipo de jugador diferencial. Cree y mucho. Si no, desde luego, no lo habría fichado.

Vídeo | Los méritos que acercan a Cucurella al Chelsea

Otras historias que también te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.