Los equipos podrán hacer cambios ilimitados en la convocatoria antes del primer partido

·2  min de lectura

Madrid, 1 oct (EFE).- La UEFA confirmó que las selecciones que jugarán la fase final de la Liga de Naciones podrán hacer cambios ilimitados en su convocatoria antes de su primer partido por lesión grave o enfermedad y que los partidos seguirán adelante mientras dispongan de 13 jugadores, incluido al menos un portero.

La fase final de la competición se jugará en Milán y Turín, con las semifinales Italia-España el miércoles 6 y Bélgica-Francia al día siguiente, y aplicará el Protocolo de Retorno al Juego de la UEFA.

El Comité Ejecutivo del organismo decidió la semana pasada ampliar las normas específicas relativas a la covid-19, para garantizar el buen funcionamiento y la continuidad del torneo, tal y como estableció para otras competiciones de selecciones.

El reglamento de la competición (artículo 43.04) permite que las selecciones, tras la presentación de la lista de 23 jugadores, hagan un número ilimitado de sustituciones en caso de lesión o enfermedad grave antes del primer partido, siempre que los sustitutos tengan un certificado médico.

Los jugadores que hayan dado positivo por covid-19 en las pruebas realizadas antes del primer partido de su selección o que hayan sido declarados como "contactos estrechos" de una persona que haya dado positivo podrán ser sustituidos con la aprobación de la administración de la UEFA.

En caso de que un grupo de jugadores de un equipo sea puesto en cuarentena o autoaislamiento obligatorio por decisión de una autoridad nacional/local competente, el partido se jugará según lo programado, siempre que dicha selección tenga al menos 13 futbolistas disponibles (incluido un portero como mínimo).

Si una federación no está en condiciones de presentar una selección con 13 jugadores (incluido al menos un portero), el partido podrá ser reprogramado por la UEFA dentro de las 24 horas siguientes a la fecha prevista inicialmente si es posible (sujeto a las opciones de reprogramación viables disponibles).

La administración de la UEFA también tendrá la facultad de asignar el partido reprogramado a una sede alternativa.

Si el partido no se puede reprogramar, el Comité de Control, Ética y Disciplina de la UEFA (CEDB) tomará una decisión al respecto y dará el partido perdido por 3-0 a la selección responsable de que o no se celebre.

En caso de que algún miembro del equipo arbitral designado de positivo por covid-19, la UEFA podrá designar excepcionalmente a árbitros sustitutos que podrán ser de la misma nacionalidad que una de las federaciones nacionales afectadas y/o que no estén en la lista de la FIFA.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.