El equipo de Verón, primer campeón latino de la versión para móviles de LoL

·2  min de lectura

México, 26 sep (EFE).- Ebro Gaming, equipo fundado por el exfutbolista argentino Juan Sebastián Verón, venció este domingo por 3-1 a Leviatán Esports y se convirtió en el primer campeón de Latinoamérica del videojuego Wild Rift, la versión para móviles de League of Legends.

En la final del torneo Lolcito Salvaje Abierto en Ciudad de México, Ebro Gaming también ganó su pase al primer Mundial de Wild Rift, la Horizon Cup, que se disputará en noviembre en Singapur.

Leviatán puso el 1-0 en la serie al dominar la primera partida con más de 20.000 de oro de ventaja, además de 20 asesinatos por solo tres de sus rivales, que perdieron el control de la Grieta del Invocador desde el juego medio.

Ebro no ganó ningún dragón, lo que los condenó cuando Leviatán, comandado por el argentino Billy, conquistó el barón al minuto 12 que le permitió limpiar de torretas el carril central y ganar el juego.

El conjunto de Verón no dejó que su bajo desempeño en el primer juego los desanimara y en la segunda partida empató 1-1 el marcador al crecer en el segundo tercio, de la mano del argentino Kite.

El León argentino tiró torres por el carril central, con ayuda de tres dragones y un barón, que le enfilaron a la remontada en la final.

Ebro vino de atrás en la tercera partida y anotó el 2-1. El conjunto definió el juego en la parte final en la que una pelea por la jungla terminó en un extermino en su favor.

La pelea por equipos definitiva fue liderada por un doble asesinato de chileno Hache, quien le dio la posibilidad a su cuadro de hacerse de un dragón de los infiernos y finiquitar la partida.

Otro exterminio le dio el primer título latino de Wild Rift al conjunto de Verón en la partida definitoria. En el 16, el cuadro sudamericano cerró el partido por el carril central tras hacerse de su tercer dragón.

El partido fue cerrado hasta el extermino, que dejó sin posibilidades de reaccionar a Leviatán y caer 3-1 en la final.

El argentino Tikz, carillero central de Ebro, reconoció a Efe que el llegar a Lolcito Salvaje sin ser los favoritos los motivó en la serie ante Leviatán.

"Nos motivó empezar de abajo y que nadie confiara en nosotros. Hubo situaciones que ni nos nombraban, eso nos dio más fuerza. Nunca estuvimos tan unidos y eso fue un espectáculo", explicó.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.