Enzo Copetti se acordó de Darío Benedetto tras el título de Racing en el Trofeo de Campeones ante Boca: “Perdiste la más importante”

Enzo Copetti durante los festejos de Racing: se acordó de Pipa Benedetto
Enzo Copetti durante los festejos de Racing: se acordó de Pipa Benedetto

Racing se adueñó del último título del año . El conjunto de Avellaneda, al que se le había escurrido la Liga Profesional en los últimos minutos, levantó el Trofeo de Campeones en San Luis, con un gol en el minuto 118, en medio de un pandemónium de expulsados y excesos, con un Boca desquiciado . En los festejos de la Academia, tras un contexto de alta temperatura, uno de los apuntados por los jugadores del equipo campeón fue el delantero Darío Benedetto , el último que recibió la tarjeta roja (con cinco expulsados, reglamentariamente, el conjunto de la Ribera ya no pudo seguir).

La emoción de Enzo Copetti tras la victoria de Racing ante Boca, por la definición del Trofeo de Campeones, en San Luis
La emoción de Enzo Copetti tras la victoria de Racing ante Boca, por la definición del Trofeo de Campeones, en San Luis - Créditos: @Marcelo Aguilar

Hace, apenas, unos días, cuando el equipo xeneize se coronó en la Liga Profesional, un video publicado en la cuenta oficial del club -con Benedetto como protagonista- se hizo viral. En el mismo, el atacante está por entrar en el vestuario, sosteniendo el trofeo, y al ver que lo están filmando, ironiza y se burla, diciendo: “¿La querés, no? ¿Te quedaste con las ganas, no? ¿Te quedaste con las ganas? Qué grande, eh”. Todos se dieron cuenta de que el mensaje estaba destinado a Enzo Copetti , delantero de Racing, que unas fechas antes había asegurado que el conjunto de Avellaneda sería el campeón.

Pese a quedar afuera de la definición del Trofeo de Campeones por padecer una lesión tanto en la rodilla derecha como en el tobillo derecho que lo dejaron afuera del clásico, Copetti viajó a San Luis para acompañar a sus compañeros. Ayer, ni bien terminado el partido, fue uno de los más emocionados, dentro del campo de juego. Y, después, fue protagonista de otro video que se viralizó y en el que, sin nombrarlo, se acordó de Pipa Benedetto.

Durante el regreso del plantel que conduce Fernando Gago a Buenos Aires, Copetti fue uno de los más eufóricos y, a través de las redes sociales, utilizó las mismas palabras de Benedetto. “¿La querés? ¿Te quedaste con las ganas?” , lanzó Copetti, en clara referencia a la provocación de Benedetto. Y el goleador siguió: “Ahí la vino a buscar el otro. Perdiste la más importante, amigo” .

Durante el partido en San Luis y con las acciones encaminándose a la definición por penales (estaban 1-1), Racing fue más paciente en su búsqueda y encontró recompensa con el centro desde la izquierda de Gonzalo Piovi y la llegada desde atrás para cruzar el cabezazo de Carlos Alcaraz. Era 2-1 para Racing y el descontrol copó la escena a partir del festejo de Alcaraz ante la tribuna de Boca. Los jugadores de Boca perdieron los estribos. Entre titulares y los que estaban en el banco, tuvo siete expulsados por el árbitro Facundo Tello. Y, al menos desde lo deportivo, todo se resolvió allí, con el festejo de la Academia.

Todo celeste y blanco: Racing celebra la obtención del Trofeo de Campeones, ante Boca, en San Luis
Todo celeste y blanco: Racing celebra la obtención del Trofeo de Campeones, ante Boca, en San Luis - Créditos: @Marcelo Aguilar

Claro que, después del partido, la celebración de los jugadores de Racing, que habían pasado de tener el ánimo por el piso tras la derrota con River en la última fecha de la Liga Profesional a levantarse siendo ganadores del Trofeo de Campeones, tuvo distintos condimentos y, en medio de la euforia y el desahogo, muchos se acordaron de lo que había pasado hacía tan sólo algunos días.

El gesto de Benedetto

Después del gol agónico de Alcaraz todo fue un caos en el campo de juego, a partir de la reacción de los jugadores de Boca. Y Benedetto fue el más vehemente, cruzando los límites. El VAR llamó a Tello para que observara un gesto del atacante (dio a entender que el árbitro había recibido dinero) y con esa roja todo concluyó: con cinco expulsados, reglamentariamente Boca no pudo seguir jugando.