El enredo de Ferrari: malas estrategias, falta de fiabilidad y fallos de pilotos

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·6  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Los errores de estrategias, los fallos de fiabilidad del motor y las equivocaciones de los pilotos, una combinación que atenta contra las aspiraciones de Ferrari de batallar en los mundiales de Pilotos y de Constructores
Los errores de estrategias, los fallos de fiabilidad del motor y las equivocaciones de los pilotos, una combinación que atenta contra las aspiraciones de Ferrari de batallar en los mundiales de Pilotos y de Constructores - Créditos: @Dan Istitene - Formula 1

El sueño se resquebraja. La ilusión que envuelve a los tifosi de romper con el hechizo de 15 años sin ver a un piloto de Ferrari campeón se desmorona. De un inicio dominante de calendario a un receso de pesadumbre, ése es el trazo que marcan los 13 grandes premios de la temporada de Fórmula 1. Las desacertadas estrategias del equipo que lidera Mattia Binotto, la falta de fiabilidad del motor y los fallos de los pilotos componen el triángulo en donde se ahogan las esperanzas de la Scuderia. Once imperfecciones en 13 estaciones desnudan los errores que van del pitwall a la pista, de la fábrica al circuito y que en oportunidades también parten desde la butaca. Charles Leclerc quedó a 80 puntos del Max Verstappen en el Mundial de Pilotos, con nueve fechas por delante, de las que solo una ofrece una carrera Sprint; Ferrari tiene una desventaja de 97 unidades respecto a Red Bull Racing y observa el avance de Mercedes, que ya acecha entre los Constructores.

Charles Leclerc y Carlos Sainz Jr., los pilotos de Ferrari que lidian entre las deficientes estrategias del equipo y los errores de conducción
Charles Leclerc y Carlos Sainz Jr., los pilotos de Ferrari que lidian entre las deficientes estrategias del equipo y los errores de conducción - Créditos: @Hamad Mohammed

El positivismo que irradiaba hacia fuera Binotto antes del Gran Premio de Hungría se hundió con el plan de carrera que trazó Iñaki Rueda, el director de estrategias de Ferrari y a quien el jefe debió respaldar luego del desastre en Hungaroring. Si los datos ofrecen que la F1-75 es el auto más rápido de la grilla, la fiabilidad del motor y un equipo humano más competente -pit stops y planificaciones- marca la tendencia para que Red Bull Racing domine en los dos campeonatos. “La estrategia depende de un equipo de personas, no sólo de Iñaki. No se cometieron tantos errores durante el año, así que el equipo tiene todo el apoyo. Está claro que elegir el [compuesto] duro fue un error, pero primero, antes de examinar la estrategia, debemos averiguar por qué los autos perdieron competitividad”, comentó Binotto, como respuesta a una pregunta de Ted Kravitz, de Sky Sports F1. Y aunque es verdad que los autos no tenían el mismo rendimiento de las pruebas libres, Leclerc apuntó que en la elección de los neumáticos estuvo el resultado.

IMOLA - Carlos Sainz (55) con el Ferrari se retira durante el Gran Premio de F1 de Emilia Romagna en el Autódromo Enzo e Dino Ferrari el 24 de abril de 2022 en Imola, Italia. REMKO DE WAAL (Foto de ANP vía Getty Images)
IMOLA - Carlos Sainz (55) con el Ferrari se retira durante el Gran Premio de F1 de Emilia Romagna en el Autódromo Enzo e Dino Ferrari el 24 de abril de 2022 en Imola, Italia. REMKO DE WAAL (Foto de ANP vía Getty Images) - Créditos: @ANP

En la antesala del podio, mientras observaban las imágenes de la carrera, Lewis Hamilton preguntó a su compañero George Russell y a Verstappen por los compuestos de Leclerc, que tras la primera detención en los pits se calzó con duros. La respuesta descubrió sonrisas en el neerlandés y en su compatriota británico, una señal del flagrante error que cometió Ferrari. Mario Isola, el responsable del departamento de competición de Pirelli, proveedor de los neumáticos, sentenció antes de la carrera que el compuesto duro no funcionaría en Hungría, una advertencia que la Scuderia desoyó y quien pagó el precio de la equivocación fue Leclerc. Sin un juego de neumáticos medios -utilizó uno de más en las prácticas, otro fallo de los estrategos-, de las palabras de Isola se desprendía que el monegasco debía estirar la durabilidad de los medios y montar blandos para el stint final.

“Los medios eran muy buenos, éramos bastantes rápidos con ellos. Estaban aún en forma y tenía confianza, buenas sensaciones y es lo que dije por la radio. Pero decidimos cubrirnos de Max con los duros, mientras él llevaba los medios, y eso acabó en una carnicería”, relató la confusión Leclerc, que después de seis giros y ante el desastre fue convocado nuevamente a los pits para intentar un avance con neumáticos blandos, los que hizo todo más confuso y desprolijo. “Vamos carrera a carrera, pero, sinceramente, después de un tiempo no se puede esperar a ganar el campeonato si se sigue corriendo así. Esperemos que la segunda parte de la temporada nos sonría un poco más, pero tenemos que mejorar”, apuntó quien en 2022 ganó en la apertura en Bahréin, Australia y Austria.

Mattia Binotto, jefe de Ferrari y blando de las críticas por las estrategias que enseñó en varias carreras la Scuderia, junto a Charles Leclerc, que tiene una desventaja de 80 puntos con Max Verstappen en el Mundial de Pilotos
Mattia Binotto, jefe de Ferrari y blando de las críticas por las estrategias que enseñó en varias carreras la Scuderia, junto a Charles Leclerc, que tiene una desventaja de 80 puntos con Max Verstappen en el Mundial de Pilotos

Mónaco y Silverstone exhibieron también debacles en las estrategias de Ferrari. Carlos Sainz Jr., que terminó segundo en el Principado, salvó que el caos fuera mayúsculo al desoír un llamado del box, que proponía cambiar sus neumáticos de lluvia intensa por intermedios, cuando el madrileño pretendía seguir en la pista y calzar directamente el compuesto para piso seco. La firmeza de sus palabras torció el plan. También fue actor secundario de la calamidad de Leclerc, que perdió una posición al acatar la orden a la que se rehusó Sainz Jr., y cuando ensayó la segunda detención el equipo no contempló que al mismo tiempo en el pit estaba el español, lo que le hizo perder algunos segundos. “Muchas decisiones equivocadas”, se lamentó Leclerc, que sostuvo comunicaciones críticas con su ingeniero Xavier Marcos Pedros.

Desde 2007 que un piloto de Ferrari no se consagra campeón del Mundial; Kimi Raikkonen, el último que hizo delirar a los tifosi
Desde 2007 que un piloto de Ferrari no se consagra campeón del Mundial; Kimi Raikkonen, el último que hizo delirar a los tifosi - Créditos: @JUSTIN TALLIS

En Gran Bretaña también fue el monegasco el perjudicado por las decisiones del pitwall. Puntero con una diferencia de más de cuatro segundos por sobre Sainz Jr., el abandono de Esteban Ocon (Alpine) modificó el mapa: con el ingreso del Auto de Seguridad, el plan fue dejar en la pista al puntero y cambiar los neumáticos del español, que terminó por lograr su primera victoria en la F.1. Al igual que en Mónaco, se rebeló ante una insólita petición de la Scuderia, que le pidió que durante el relanzamiento dejara 10 autos de distancia, respecto a su compañero y entonces líder de la carrera. “Por favor chicos, tengo que defenderme de Hamilton. No me pidan estas cosas. Por favor, por favor, dejen de inventar”, explotó Sainz Jr. contra Riccardo Adami, su ingeniero de pista.

No todos los males de Ferrari en 2022 se concentraron en las malas estrategias, porque el motor de Leclerc falló en Montmeló cuando el monegasco venía al frente de la carrera. La situación se repitió en Bakú, donde la fiabilidad entró a ser discutida; Sainz Jr. incendió el impulsor en Spielberg. Los pilotos tuvieron sus yerros también: Leclerc, en Imola y Paul Ricard, donde iba ganando y la desesperación para que Verstappen no le hiciera un undercut lo empujó al error, mientras que el madrileño se despistó en Melbourne…

Nueve citas le restan al calendario, episodios en los que Ferrari deberá ser implacable en la estrategia y sus pilotos precisos en el manejo para relanzar el sueño de victoria.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.