El endurecimiento de la política del BCE podría elevar los niveles de morosidad: de Guindos

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: El logotipo del Banco Central Europeo (BCE) fuera de su sede en Fráncfort

FRÁNCFORT (Reuters) - El vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, declaró a un periódico italiano que las subidas de las tasas de interés del Banco Central Europeo están en su recta final, al tiempo que ha advertido de que el aumento de los costos de los préstamos podría afectar a la calidad de los activos bancarios, aunque los indicadores sigan siendo positivos.

El BCE ha subido las tasas en un total de 375 puntos básicos desde el pasado mes de julio y ha prometido nuevas subidas, pero a un ritmo más moderado de incrementos de 25 puntos básicos, tras las medidas de mayor magnitud adoptadas en la primera parte de su campaña de endurecimiento de su política monetaria.

"Hemos entrado en la recta final de la senda de endurecimiento de nuestra política monetaria", declaró el domingo De Guindos, según Il Sole 24 Ore. "Y por eso estamos volviendo a la normalidad, a pasos de 25 puntos básicos".

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Estas subidas de tasas mejoran los márgenes de crédito de los bancos, pero también podrían dificultar el reembolso de las deudas de algunos prestatarios, elevando la proporción de préstamos morosos.

"Por el momento, la mejora de los márgenes compensa con creces las posibles pérdidas derivadas del aumento de la morosidad", dijo de Guindos.

"La combinación de una economía en desaceleración y las subidas de las tasas de interés traerá consigo un aumento del costo de financiación para los bancos y posiblemente un aumento de los préstamos morosos".

El jefe de supervisión del BCE, Andrea Enria, declaró anteriormente al periódico croata Vecernji list que el BCE está observando "algunos primeros indicios" de que los préstamos se pagan con retraso, un indicador de que los préstamos dudosos podrían estar aumentando.

"No esperamos una oleada de morosidad, pero no es momento para la complacencia", añadió De Guindos.

El funcionario también advirtió sobre la llamada "banca en la sombra" -una categoría que incluye a empresas financieras no bancarias como fondos o aseguradoras- que está experimentando "cierta tensión" dado que está muy apalancada y más expuesta al riesgo de liquidez.

Al ofrecer la primera estimación del BCE sobre los efectos del endurecimiento cuantitativo, o la reducción de las masivas tenencias de deuda pública por parte del banco, De Guindos dijo que esto había incrementado los rendimientos de la deuda pública a 10 años entre 60 y 70 puntos básicos, mientras que las subidas de tasas habían tenido un efecto mucho mayor.

(Reporte de Balazs Koranyi; Editado en Español por Ricardo Figueroa)