El emotivo y simbólico video de los cuatro hijos de Guillermo Vilas en el Monte-Carlo Country Club

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Andanin, Lalindao, Intila y Guillermito, los cuatro hijos de Guillermo Vilas, entrando a jugar al tenis en el Monte-Carlo Country Club, un sitio simbólico.
Andanin, Lalindao, Intila y Guillermito, los cuatro hijos de Guillermo Vilas, entrando a jugar al tenis en el Monte-Carlo Country Club, un sitio simbólico.

El Monte-Carlo Country Club es, sin dudas, uno de los sitios más emblemáticos de la carrera de Guillermo Vilas, el hombre que popularizó el tenis en la Argentina (y en la región sudamericana). Este domingo se produjo un hecho muy emotivo y simbólico: sus cuatro hijos (portando raquetas) pisaron una de las mismas canchas en las que jugaba su padre, quien atraviesa un delicado estado de salud desde hace tiempo.

El video y las fotos las publicó la tailandesa Phiang Phathu, esposa de Guillermo y madre de las tres chicas y de Guillermito. Vilas, ganador de 62 títulos ATP, fue papá por primera vez a los 50 años, el 15 de noviembre de 2003, cuando nació Andanin (“La bella mar”), en la ciudad de París.

Lalindao nació el 6 de enero de 2010, en Miami. Mientras que el mismo año, pero el 23 de diciembre, en Buenos Aires, nació Intila. Y el 3 de abril de 2017, en Mónaco, nació el primer hijo varón del Poeta: Guillermo Jr. Toda la familia Vilas está radicada en Montecarlo desde hace años.

En el bellísimo video posteado por Phiang se las observa a las tres chicas caminando adelante, rumbo al court número 3 del Monte-Carlo Country Club, y a Guillermito detrás, “luchando” contra el tamaño de la raqueta. Un hecho simpático, pero también emotivo, porque sucede sin la presencia de Guillermo (69 años), que atraviesa un momento difícil con salud.

Vilas
Instagram


Guillermo Vilas junto con su esposa e hijos. (Instagram/)

Vilas ganó dos veces el Abierto de Montecarlo. En 1976 obtuvo su primer título allí, al vencer al polaco Wojtek Fibak por 6-1, 6-1 y 6-4, y en 1982, cuando se impuso al checo Ivan Lendl por 6-1, 7-6 y 6-3.

Una curiosidad se produjo en 1981, cuando la final que jugaba con el norteamericano Jimmy Connors se suspendió por la lluvia cuando empataban 5-5 en el primer set. El encuentro no se pudo reanudar y el certamen quedó vacante, aunque para los registros se cuenta a ambos como finalistas. Además, Vilas llegó a la final de 1980, en la que cayó ante el sueco Björn Borg, por 6-1, 6-0 y 6-2.

La última vez que Guillermo Vilas, una leyenda del deporte, visitó el Monte-Carlo Country Club fue en octubre de 2019, para la filmación del documental “Vilas: serás lo que debas ser o no serás nada”, dirigido por Matías Gueilburt para Netflix, que muestra la vida del mejor tenista argentino de la historia a la par de una investigación (encabezada por el periodista Eduardo Puppo) que intenta demostrar que el zurdo debió ocupar el puesto más alto durante siete semanas. Luego de aquel hecho, nunca más logró regresar al club monegasco.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.