La emotiva presentación de Facundo Conte como nuevo refuerzo de Ciudad Voley

·4  min de lectura
Conte rodeado de chicos, en el cierre de su presentación como refuerzo de Ciudad Voley (Prensa Club Ciudad de Buenos Aires)
Conte rodeado de chicos, en el cierre de su presentación como refuerzo de Ciudad Voley (Prensa Club Ciudad de Buenos Aires)

La postal parece extraída de la tercera película de la saga de Rocky Balboa. Facundo Conte está rodeado de chicos y chicas de diversas edades. Todos quieren saludarlo, abrazarlo, darle las gracias, sacarse selfies junto a él. Es el fin de fiesta ideal de una tarde mágica, soñada, al borde de lo increíble, en el polideportivo del Club Ciudad de Buenos Aires.

A solo ocho meses de haberse colgado la medalla olímpica con la que soñó toda su vida, y pudiendo jugar en cualquier club del mundo, Conte tomó la decisión de volver a ponerse la camiseta del Ciudad. A los 32 años protagoniza uno de los grandes impactos del deporte argentino en 2022. Aun no se toma la dimensión correspondiente. Su presencia, en el club y en la Liga, jerarquiza al vóleibol, lo potencia como deporte y es un imán que atrae a más público y también a auspiciantes.

No sé cómo hice para aguantar las lágrimas en todo el camino hasta este escenario. Me cuesta hablar. Me ha superado la emoción”. Con esas palabras, Facundo Conte concretó de manera oficial su “regreso a casa” como él mismo graficó al hecho de volver a vestir la camiseta de Ciudad, el club donde se inició como jugador de voleibol a los 12 años.

Pareciera que fue ayer que caminaba por este club, jugando descalzo en las canchitas o paseando alrededor del lago. Los primeros amigos, los primeros amores, los primeros besos. Todo eso pasó acá. Es hermoso esto que está pasando”, siguió contagiando emoción el Heredero, el hijo de Hugo Conte. El que se fue pibe y volvió hombre.

El receptor punta surgido en el club Ciudad es el refuerzo estrella de la temporada 2022/2023 de la Liga de Vóleibol Argentina, competencia que disputará por primera vez.

Estoy algo emocionado y es básicamente eso lo que me trajo acá, a volver a casa: encontrarme con mi familia, con mis amigos y poder compartir todo lo vivido este tiempo con el vóley”, fueron otras de sus palabras en este nuevo ciclo con Muni. “No es algo que digo para quedar bien: me fui muy chico de casa y siempre fue un sueño volver. No puedo imaginar una bienvenida mejor que esta, con todos ustedes”, agregó, dirigiéndose al gran marco de público que se reunió en el club para el evento, en donde se fusionario familiares y amigos suyos, todos los jugadores y jugadoras de vóleibol del club en sus diferentes categorías, el plantel de la División de Honor masculina, profesores, dirigentes y socios en general.

Luego de la emoción inicial, Conte destacó que su regresó fue motivado por “las ganas de vivir de nuevo ese sentido de pertenencia” y dijo que, después de tanta trayectoria y experiencia por países top del mundo, ”Después de perseguir toda mi vida la zanahoria de la medalla olímpica, alcanzarla y comérmela, necesitaba una nueva zanahoria. Ciudad era la mejor y única opción para poder hacerlo”.

Facundo Conte volvió a ponerse la camiseta de Ciudad Voley, el club donde comenzó a jugar a los 12 años
Facundo Conte volvió a ponerse la camiseta de Ciudad Voley, el club donde comenzó a jugar a los 12 años


Facundo Conte volvió a ponerse la camiseta de Ciudad Voley, el club donde comenzó a jugar a los 12 años

Consultado por José Montesano, el presentador del evento, sobre sus ilusiones para la temporada, disparó: “Yo siempre juego para ganar, así que vamos a buscar eso. Sé que va a ser así, porque los he visto a los chicos luchar por el título y estar muy cerca en la última final. Eso me entusiasmó más para venir y aportar tal vez un grano más para colgarnos una medalla acá. Mis expectativas son dejarlo todo y divertirme; nunca jugué esta Liga y vengo a que la ganemos.

Luego se abrió el juego, y todos los presentes tuvieron la oportunidad de hacerle preguntas al hombre que tiene el número 7 tatuado en su espalda (de manera figurativa) y en su cuello (de verdad). Allí la ternura de los más pequeños tuvieron eco en la cercanía y la calidez humana de Conte. Incluso, a uno de los chicos lo hizo subir al escenario para que le consulte lo que él quisiera cara a cara. “Te pregunto yo a vos: ¿Cómo fue que te decidiste a jugar al vóley?, le dijo Facundo. “No tengo ni idea”, respondió el nene. “Yo tampoco”, retrucó el medallista olímpico.

Conte, feliz y emocionado durante su presentación como jugador de Ciudad Voley (Prensa Club Ciudad de Buenos Aires)
Conte, feliz y emocionado durante su presentación como jugador de Ciudad Voley (Prensa Club Ciudad de Buenos Aires)


Conte, feliz y emocionado durante su presentación como jugador de Ciudad Voley (Prensa Club Ciudad de Buenos Aires)

La emoción que atravesó toda la jornada en el club se cerró con una imagen curiosa. Esa de los chicos rodéandolo para fotografiarse con él, o que le firme una pelota o una camiseta de Muni con el 7 en la espalda. Nadie se percató de que durante los próximos 12 meses la presencia de Conte será frecuente por los pasillos y los gimnasios del club.

Es que su regreso a la Argentina, donde comenzará a competir de manera oficial recién en octubre, es tan inesperado como increíble. Casi a la altura de que Lionel Messi anunciase que vuelve a Newell’s.

Suele decirse que siempre hay que volver a los lugares donde uno fue feliz. Y Facundo Conte está haciendo eso. Ni más, ni menos. Para alegría del Club Ciudad, pero también para beneficio de todo el vóleibol argentino.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.