Emmanuel Ávila, diablo de mil batallas

·1  min de lectura

Gabriel Cruz

CIUDAD DE MÉXICO, junio 3 (EL UNIVERSAL).- Motivado por alcanzar hace unos días los mil juegos en la Liga Mexicana de Beisbol, Emmanuel Ávila, tercera base de los Diablos Rojos, advierte que pese al inicio titubeante de la novena capitalina, tienen el potencial para pelear por el título en el circuito.

"Nos sentimos bien, siempre positivos, hemos estado fallando pero así es el beisbol, no dudo que tenemos todo para llegar a ‘playoffs’ y pelear el campeonato", comparte el nacido en Los Mochis, Sinaloa.

Ávila, heredero de las hazañas de terceras bases mexicanos de la talla de Nelson Barrera y Ray Martínez, que brillaron con los pingos, reconoce que enracharse de forma positiva no ha sido sencillo para la histórica novena escarlata.

"La verdad, sí hay frustración, porque este equipo no está acostumbrado a estar perdiendo, pero es una buena lección para nosotros, siempre empezamos ganando y llegan los ‘playoffs’ y perdemos, así que podemos hacer la diferencia".

En lo personal, sumar mil apariciones en los diamantes de la LMB, lo hace reflexionar sobre su futuro, en el que ganar el campeonato 17 para los rojos, es un deseo. "Agradecido por llegar a esta cifra y lo más importante hacerlo con Diablos Rojos que siempre ha sido mi equipo. Es algo de mucho respeto por la organización, ya tengo 12 años aquí, contento, aquí nací y tengo el deseo de terminar mi carrera en el equipo".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.