Elvira Sánchez y la Selección Femenil de futbol reciben homenaje

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 7 (EL UNIVERSAL).- El futbol femenil está de fiesta. En la mañana del día que se disputarán las semifinales de vuelta entre Chivas, América, Rayadas y Tigres, se realizó la entrega de reconocimientos a la Selección Mexicana femenil que disputó los Mundiales de 1970 y 1971.

Encabezadas por "La Pelé" Alicia Vargas, la portera Elvira Sánchez, María Ordoña y Lourdes de la Rosa Márquez, el Tri femenil que consiguió el subcampeonato en México 71 y que rompió el récord de asistencia con 110 mil aficionados en el estadio Azteca, fueron homenajeadas por el senador Eduardo Ramírez Aguilar en el Salón de la Comisión Permanente de la Cámara de Senadores por ser las precursoras del futbol femenil en tierra azteca.

"Vamos a rendirles un homenaje a todas ustedes que pusieron en alto a México. Se rompió un tabú de la sociedad mexicana de creer que el deporte era solo para hombres", señaló el senador.

Un lugar que ha visto pasar presidentes y figuras de trascendencia política mundial, este lunes se rindió a los pies de las mujeres que hicieron historia para el futbol mexicano.

"Nos decían prófugas del metate, pero hubo algo que nos mantuvo unidas: el amor a México. Fuimos las primeras 16 mujeres que viajamos a Europa y demostramos que México tenía fútbol femenil, allá el fútbol era de paga pero no nos importó. Íbamos con el corazón bien puesto para defender la bandera. No reconocíamos lo que habíamos hecho en todo ese tiempo, recorrimos la República mostrando lo que una mujer podía hacer en una cancha dentro y fuera de ella", declaró con gran emoción Elvira Sánchez.

Además de las jugadoras ya mencionadas, pasaron una por una a recibir su reconocimiento la portera Irma Yolanda Ramírez, la defensa Irma Chávez Barrera, la mediocampista Patricia Hernández, Guadalupe Tovar, Alicia Vargas, María Hernández Montoya, Silvia Zaragoza Herrera, María Eugenia Rubio, Martha Coronado, Sandra Tapia, Erendira Rangel Palacios, y a los integrantes del cuerpo técnico como Flavio Miranda, el Doctor Enrique Quiróz y el utilero Miguel Pérez Ramírez, dando un reconocimiento póstumo a Paula Pérez, Teresa Aguilar, Elsa Huerta, entrenador Víctor Manuel Meléndez y Efraín Pérez Ramírez y Miguel Pérez Ramírez.

"Para nosotros es una satisfacción recibir este reconocimiento por haber sido pioneras y ver que ya exista una liga profesional femenil como resultado de lo que hicimos en esos años", mencionó Alicia Vargas.

La noche de este lunes, el estadio Akron en Jalisco y el estadio BBVA en Nuevo León serán testigos de dos clásicos en Liguilla con público en las gradas y transmisiones de televisión que llevarán los partidos a millones de casas en el país y con miles de beneficios instalados hoy en día en la liga femenil que en ese entonces no existían.

"Ya es a nivel profesional el futbol, en nuestros tiempos sacábamos piedras de las canchas, a veces hasta animales. Íbamos a entrenar a Tláhuac porque no se nos permitía una cancha que quede cerca o que esté empastada. La Liga va por buen camino pero falta organización y coordinarse para que los logros sean mayores" agregó Lourdes de la Rosa.

Finalmente, todas coincidieron en que el futbol femenil mexicano sigue en vías de desarrollo y que este reconocimiento es una caricia al alma por haber dejado todo en la cancha por México y haber realizado sacrificios que sirvieron para que hoy pueda profesionalizarse la liga. El recuerdo de esa Copa del Mundo en la cual derrotaron a Argentina, Inglaterra e Italia antes de caer con Dinamarca en la final sigue vivo y más latente que nunca con los merecidos homenajes a las jugadoras que se encargaron de llevar a la Selección a lo más alto del mundo.