Eliminatorias: Ucrania sale a la cancha con el dolor por la guerra en busca de la clasificación al Mundial

·3  min de lectura
El futbolista ucraniano Oleksandr Zinchenko lloró en una conferencia de prensa en Glasgow
Andrew Milligan

El dolor y la angustia por la guerra siguen dejando en un segundo lugar a la ilusión de Ucrania por la clasificación al Mundial. Las lágrimas de Olexandr Zinchenko en la conferencia de prensa fueron un fiel reflejo. La invasión rusa, iniciada el 25 de febrero, había sacado de la agenda al fútbol ucraniano, una de las tantas actividades que perdieron sentido ante el avance de los tanques y el despliegue de las tropas. En medio de una contienda bélica de la que aun no se vislumbra el final, el seleccionado de Ucrania vuelve a tener visibilidad, deportiva y también como un propagador de los padecimientos de la población.

Tras la postergación del Repechaje que debía disputarse en marzo, Ucrania jugará este miércoles, a las 15.45 (televisa ESPN), ante Escocia, en Glasgow, el partido eliminatorio del que surgirá el rival de Gales. De ese encuentro, programado para el próximo domingo, saldrá el último clasificado europeo para Qatar 2022.

El último cotejo oficial de Ucrania fue el 16 de noviembre, cuando venció 2-0 a Bosnia-Herzegovina y finalizó segunda en el Grupo D de las eliminatorias que se adjudicó Francia. Paralizadas las competencias de clubes en Ucrania, el plantel montó una concentración desde fines de abril en Eslovenia, con los jugadores que quedaron inactivos en la liga local. Los que se desempeñan en otros países europeos se fueron sumando a medida que terminaban los compromisos con sus clubes.

Andrii Yarmolenko en acción durante el último partido oficial de Ucrania: el 16 de noviembre, en el 2-0 a Bosnia-Herzegovina
Future Publishing


Andrii Yarmolenko en acción durante el último partido oficial de Ucrania: el 16 de noviembre, en el 2-0 a Bosnia-Herzegovina (Future Publishing/)

La conferencia de prensa de este martes estuvo lejos de lo que impone la rutina futbolística. La exposición de Zinchenko, el lateral de Manchester City y uno de los jugadores de más relieve internacional, sensibilizó a todos. Se quebró ante los micrófonos al repasar la situación en su país: “Tenemos que parar esto. Hoy es Ucrania, mañana te puede tocar a ti. Es imposible describir lo que sucede. Es inaceptable, por eso tenemos que terminar con esto”.

Durante la concentración en Eslovenia, los jugadores vivieron pendientes de lo que ocurre con la guerra. Todos estaban afectados de alguna manera: con familiares, amigos o conocidos alistados en las fuerzas militares, o por las víctimas civiles que se conocen en los partes diarios.

La mayoría de esos compatriotas les hizo llegar el pedido de que el seleccionado vuelva a competir y oficie como una pantalla del orgullo y la resistencia de un pueblo que no quiere ser sojuzgado. Muchos soldados enviaron por Instagram mensajes de aliento a los jugadores, a los que consideran sus representantes en un escenario con tanta exposición como el fútbol. “Debemos enseñar lo que está pasando. Tenemos que ganar, Ucrania es el país de la libertad. Todos queremos parar la guerra. Ese es nuestro sueño y lo acompañamos con el de lograr la clasificación al Mundial. Sería una manera de entregar un poquito de felicidad. Nuestra motivación está al 100 por ciento para el partido”, expresó Zinchenko.

Zinchenko se tapó varias veces el rostro durante la conferencia de prensa
Andrew Milligan


Zinchenko se tapó varias veces el rostro durante la conferencia de prensa (Andrew Milligan/)

El volante Oleksandr Karavayev también hizo pública una proclama: “Tenemos que ganar en todos los frentes: el de la guerra, el cultural y el deportivo”. El entrenador Oleksandr Petrakov contó su experiencia mientras permaneció en Ucrania y visitaba puestos militares: “Cuando iba a las trincheras, me decían: ‘Les pedimos solo una cosa, que la selección se clasifique para el Mundial’. También tenemos que demostrar que estamos vivos”.

Durante la preparación, Ucrania jugó amistosos contra Empoli, Borussia Moenchengladbach y Rijeka (Croacia). No consiguió organizar ensayos contra seleccionados. Escocia fue segunda en la zona que se clasificó Dinamarca. En marzo enfrentó a Polonia y Austria en amistosos que terminaron con sendos empates.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.