Eliminatorias de básquetbol: la Argentina cayó frente a la Dominicana de Che García y perdió una buena oportunidad de acercarse bastante al Mundial

José Vildoza hace un pase sorpresivo al capitán, Marcos Delía, y Rigoberto Mendoza trata de cortar la línea de la pelota; Dominicana fue superior a la Argentina en la eliminatoria para el Mundial Filipinas-Indonsesia-Japón 2023.
José Vildoza hace un pase sorpresivo al capitán, Marcos Delía, y Rigoberto Mendoza trata de cortar la línea de la pelota; Dominicana fue superior a la Argentina en la eliminatoria para el Mundial Filipinas-Indonsesia-Japón 2023. - Créditos: @Prensa FIBA

El campeón de la AmeriCup se inclinó ante Dominicana, al que había vencido en la competencia continental (90-78). Perdió el invicto del ciclo de Pablo Prigioni, en su octavo encuentro. Cayó frente a un rival preparado por Néstor “Che” García, el entrenador al que despidió hace casi dos meses y medio. Y complicó un poco su camino hacia el Mundial Filipinas-Indonesia-Japón 2023. Todo eso implicó para el seleccionado argentino de básquetbol la derrota por 80-69 de este jueves en el Palacio de los Deportes, de Santo Domingo, por el grupo E de la eliminatoria americana. Cabe advertirlo: sin varias piezas importantes. Muy importantes.

Todas perimetrales, por cierto. Faltaron Facundo Campazzo y Leandro Bolmaro, en plena temporada de NBA; Gabriel Deck y Nicolás Laprovittola, de la liga española; Carlos Delfino, de la italiana. Sus ausencias fueron sentidas. Sobre todo porque buena parte del traspié argentino se explicó por el manejo del balón y la defensa exterior.

El plantel argentino en Dominicana: Agustín Caffaro, Tayavek Gallizzi (no jugó), Marcos Delía (capitán), Tomás Chapero, Nicolas Brussino, Juan Pablo Vaulet y Nicolás Romano (de pie), y José Vildoza, Nicolás Aguirre, Fernando Zurbriggen, Tomás Cuello y Lucio Redivo; no pudieron estar Facundo Campazzo (NBA), Leandro Bolmaro (NBA), Gabriel Deck (España), Nicolás Laprovittola (España) ni Carlos Delfino (Italia).
El plantel argentino en Dominicana: Agustín Caffaro, Tayavek Gallizzi (no jugó), Marcos Delía (capitán), Tomás Chapero, Nicolas Brussino, Juan Pablo Vaulet y Nicolás Romano (de pie), y José Vildoza, Nicolás Aguirre, Fernando Zurbriggen, Tomás Cuello y Lucio Redivo; no pudieron estar Facundo Campazzo (NBA), Leandro Bolmaro (NBA), Gabriel Deck (España), Nicolás Laprovittola (España) ni Carlos Delfino (Italia). - Créditos: @Prensa FIBA

Que el regreso a la clasificación continental en la quinta y penúltima ventana de la competencia se diera justo frente a García, el DT echado a raíz de un acto de seria indisciplina, fue impactante. Ver del otro lado al bahiense tras el episodio que terminó abruptamente en Mar del Plata con su gestión al frente del equipo albiceleste generó incertidumbre sobre cuál sería su reacción.

Pues fue la mejor en términos relacionales: Che se saludó amistosa, y hasta cálidamente, con los jugadores y con Prigioni y sus asistentes. Hasta estuvo en el estadio Fabián Borro, el presidente de la Confederación Argentina de Básquetbol (CABB), que en su momento decidió su salida a instancias de lo que le informaron los basquetbolistas. Luego sí, García fue el histriónico personaje por el que se lo conoce.

Néstor "Che" García: de despedido por la Confederación Argentina de Básquetbol a vencerla en el primer cruce posterior, dirigiendo a Dominicana.
Néstor "Che" García: de despedido por la Confederación Argentina de Básquetbol a vencerla en el primer cruce posterior, dirigiendo a Dominicana. - Créditos: @Prensa FIBA

En su debut al frente de Dominicana, conjunto al que conducirá por cuatro años si nada se interpusiere en su contrato, Che García fue el de siempre. Gesticuló, protestó, gritó con su voz ronquísima. Festejó visiblemente, como cuando abrió los brazos y miró al cielo celebrando un triple para 18-17. También, trató ásperamente a sus dirigidos en los tiempos muertos. “¡Triple de 8 metros!”, se quejó. “¡No quiero la capa de Superman! ¡No la quiero! Jueguen básquet, c...”, bramó furibundo, enérgico, desatado. Levantando la tablita de la cancha sobre la que dibujaba, caída como consecuencia de su ampulosidad. En otro momento se le cobró una falta técnica y hasta pareció no estar lejos de que se le pitara una segunda y fuera expulsado.

Tras un inicio parejo (20-20 el primer período), en el segundo cuarto el local se escapó a 32-22 ante una Argentina desbordada en la conducción de la pelota: 9 pérdidas. Y la diferencia trepó a 12 puntos a falta de 1m35s de la mitad inaugural, cuando Dominicana marcaba bien y se hacía festines en los contraataques. Solamente Nicolás Brussino (14 tantos en ese tramo), con puntos y defensa, se destacaba en el visitante. Marcos Delía, esta vez capitán, cumplía discretamente, irregular, y Lucio Redivo no se rendía. Del resto, poco y nada.

La “danza” de Brussino para no perder el balón y convertir

La Argentina se repuso un poco en el cierre de esa mitad (41-33) y empezó bien la segunda, hasta acercarse a 43-40, con más de Brussino. Pero hasta ahí llegó la remontada. Al rato, cuando estaba 49-40 abajo, un episodio insólito pareció tender un manto de piedad como para que se refrescara y recomenzara en el partido.

De todos modos, el manto de piedad fue más necesario para la cancha: una gotera denunciaba la lluvia que había en Santo Domingo. Con el parquet mojado es un peligro jugar al básquetbol y entonces el encuentro se detuvo hasta que el clima otorgara un respiro, pues no había solución infraestructural posible. Y eso era un peligro para el anfitrión, porque como el próximo domingo la Argentina se presentará en Nassau para enfrentarse con Bahamas y viajará este viernes, no había margen para una reanudación matinal.

Una suspensión habría implicado una victoria celeste y blanca. Pero el huésped tuvo la buena voluntad de continuar, y después de más de media hora de pausa siguió el juego. Con un triple dominicano para que la diferencia volviera a ser de 12, a falta de 4 minutos en la tercera etapa. Y se estirara a 14 (59-45), cuando quedaba un minuto. Los tiros errados y las pérdidas de los argentinos facilitaban los contragolpes muy veloces; la marca desde lejos en el perímetro invitaba a los triples (11 de 22 acertó Dominicana).

Nicolás "Penka" Aguirre, de escasa producción, frente a Andrés Féliz; la laxa marca argentina en el perímetro fue una de las causas de la derrota en Santo Domingo.
Nicolás "Penka" Aguirre, de escasa producción, frente a Andrés Féliz; la laxa marca argentina en el perímetro fue una de las causas de la derrota en Santo Domingo. - Créditos: @Prensa FIBA

La guapeza de Redivo y la sorprendente prestación de Agustín Caffaro (9 tantos y 6 rebotes en 13 minutos) permitieron que la distancia se redujera a 7 unidades (61-54), pero no más que eso. Andrés Féliz liquidó en la enésima contraofensiva (72-60) a pesar de que faltaba algo más de medio cuarto. La Argentina nunca estuvo cerca de imponerse en la isla caribeña.

Con el vencedor ya perfilado, Che García arengaba al público y Prigioni se preocupaba por la distancia en el marcador (“la diferencia es importante”, “achicamos lo máximo posible”), ya que puede ser un factor de desempate en posiciones. Al Mundial llegarán los tres primeros conjuntos de cada uno de los dos grupos de seis, más el mejor cuarto de las dos zonas. O sea, siete equipos sobre los 12 sobrevivientes entre los 16 iniciales. En este momento el seleccionado argentino se ubica cuarto en la E, con el mismo puntaje que Dominicana pero con esta caída tallando en el primer criterio de desempate. Cierto es que falta el segundo enfrentamiento con los centroamericanos. Pero de haber triunfado este jueves, el representativo de CABB estaría bastante más cerca del Mundial.

El salto inicial, entre Marcos Delía y Ángel Delgado; mientras llovía, el Palacio de los Deportes sufrió una gotera que interrumpió largamente el partido y a poco estuvo de darle los puntos a la Argentina.
El salto inicial, entre Marcos Delía y Ángel Delgado; mientras llovía, el Palacio de los Deportes sufrió una gotera que interrumpió largamente el partido y a poco estuvo de darle los puntos a la Argentina. - Créditos: @Prensa FIBA

A esta ventana le resta la citada visita a Bahamas, del próximo domingo. Y la última será la de febrero, que comenzará con la localía frente a Canadá –clasificado este jueves gracias a su 94-56 sobre Venezuela en Edmonton– el 24 y concluirá con la recepción a los dominicanos el 27, también en suelo nacional. Así se cerrará el camino de la Argentina, quizás nuevamente sin los jugadores de NBA y los principales de los que actúan en Europa.

Síntesis de Dominicana 80 vs. Argentina 69

  • Dominicana: Edgardo Suero, 20 puntos; Antonio Peña, 15; Rigoberto Mendoza, 14; Andrés Féliz, 8; Jean Montero, 7; Ángel Delgado, 6; Gelvis Solano, 5; Luis Montero, 4; Eloy Vargas, 1; Jhonatan Araujo, 0; Juan Guerrero, 0, y Juan Suero, 0. Director técnico: Néstor García.

  • Argentina: Nicolás Aguirre, 3; José Vildoza, 5; Nicolás Brussino, 16; Juan Pablo Vaulet, 9; Marcos Delía, 10; Fernando Zurbriggen, 0; Lucio Redivo, 12; Martín Cuello, 5; Nicolás Romano, 0, y Francisco Caffaro, 1. Director técnico: Pablo Prigioni.

  • Parciales: 20-20, 41-33 (21-13) y 61-52 (20-19).

  • Jueces: Andrés Gastón Bartel Maina (Uruguay), Carlos Andrés Peralta Ortega (Ecuador) y Carlos Andrés Vélez Londoño (Colombia).

  • Estadio: Palacio de los Deportes, de Santo Domingo, Dominicana.