El mapa secreto que ayuda a los aficionados que viajen al Mundial a encontrar alcohol en Qatar 2022

Argentina's fans cheer in front of the FIFA World Cup countdown clock in Doha on November 7, 2022, ahead of the Qatar 2022 FIFA World Cup football tournament. (Photo by Kirill KUDRYAVTSEV / AFP) (Photo by KIRILL KUDRYAVTSEV/AFP via Getty Images)
Los aficionados que viajen hasta el Mundial de Qatar 2022 tendrán difícil encontrar alcohol, aunque no imposible. Foto: KIRILL KUDRYAVTSEV/AFP via Getty Images

Mulberry Tavern se encuentra escondida dentro de un hotel de cinco estrellas en una calle lateral del distrito más exclusivo de Catar. Aunque sirve a personas de un país cuya religión prohíbe el alcohol, su menú cuenta con más de 100 bebidas alcohólicas. Sus camareros sirven jarras de cervezas de 15 dólares, cócteles de 23 dólares y botellas de vino de 113 dólares en mesas adornadas con las banderas de los países que participarán en la Copa Mundial. Ahora, con el evento a las puertas y el zumbido de la música occidental, se está preparando para la ardua tarea que tiene por delante.

Sin embargo, no se ha anunciado como parte de la experiencia de la Copa Mundial de Fútbol 2022, ni tampoco los pubs locales. En Catar, “el alcohol no forma parte de nuestra cultura”, como dijo el jefe organizador de la Copa del Mundo, Nasser Al Khater. Por tanto, en la preparación del torneo la FIFA y los organizadores de Catar han cruzado una línea roja entre una nación anfitriona que frunce el ceño ante el alcohol y un deporte que lo consume. Lo venderán en los Fan Fests pero no en los estadios. Promoverán Budweiser, patrocinador oficial de la Copa del Mundo, pero no el alcohol como producto. Su relativo silencio sobre el tema ha hecho que miles de visitantes no sepan que existen al menos 200 bares y restaurantes situados en hoteles que pueden vender alcohol.

Sin embargo, por debajo del telón existe un mapa elaborado por un fan estadounidense que está supliendo esa carencia.

Ed Ball, un vendedor aeroespacial que vive en Seattle, creó su mapa del alcohol en Catar como una “herramienta útil para mí”. Luego lo compartió con amigos que bebían cerveza y otros fanáticos del fútbol estadounidense. Con el tiempo, su mapa se popularizó. Durante los últimos meses ha sido visto más de 320 000 veces, le dijo Ball a Yahoo Deportes, y ese número no para de crecer, sumando miles más cada día que pasa. Los aficionados de Inglaterra y Gales lo están utilizando. Los fanáticos de México y América del Sur también han recurrido a él. Incluso las personas que trabajan oficialmente en el torneo también lo están usando.

Por supuesto, ninguno de esos funcionarios lo promoverá porque son conscientes de la sensibilidad de sus anfitriones. Por ejemplo, el New York Times informó el lunes que la familia real de Catar había exigido que las carpas de cerveza ubicadas fuera de los estadios se trasladaran a lugares menos visibles. A los lugareños les preocupa que una ciudad abstemia sea invadida por una afluencia de fanáticos borrachos.

Pero dentro del Mulberry, y en los otros 195 bares, restaurantes y clubes que se encuentran en la lista de Ball, las colas crecerán y el alcohol fluirá, y nadie sabe si será suficiente para servir al aproximadamente 1 millón de invitados que espera la Copa del Mundo de Fútbol.

Un bar llamado The Irish Pub, uno de los que emitirán los partidos de la Copa Mundial 2022 en pantallas en vivo, en Doha, Catar, el jueves 20 de octubre de 2022. (Foto AP/Nariman El-Mofty)
Un bar llamado The Irish Pub, uno de los que emitirán los partidos de la Copa Mundial 2022 en pantallas en vivo, en Doha, Catar, el jueves 20 de octubre de 2022. (Foto AP/Nariman El-Mofty)

De connaisseur a creador

Como el islam desaprueba el alcohol y las leyes cataríes criminalizan su consumo público, a los aficionados occidentales les preocupa que la Copa Mundial 2022 sea seca. La ley de Catar también prohíbe la importación de alcohol. Las tiendas de alimentos tampoco pueden venderlo. Solo hay un centro de distribución convenientemente llamado Qatar Distribution Company (QDC), que solicita un permiso, ciudadanía catarí, permiso del empleador, estatus social y afrontar largas colas.

En otras palabras, no es para los aficionados extranjeros, por lo que estos se preguntaron si podrían beber. Ball, un autodenominado connaisseur de la cerveza artesanal, también se hizo esa pregunta. Fue entonces cuando comenzó su investigación.

Rápidamente se dio cuenta de que los temores, alimentados en parte por los tabloides incrédulos, eran exagerados. Las autoridades cataríes otorgan licencias de alcohol a los hoteles, que, en general, actúan como refugios seguros ante las leyes más conservadoras de Catar. Las personas acuden a esos sitios para mantener relaciones sexuales prematrimoniales y, sobre todo, para beber.

Ball, sin embargo, no pudo encontrar una lista completa. Entonces, a inicios de este año, tras confirmar su viaje a Catar junto a su esposa, comenzó a tomar algunas notas. Se dio cuenta de que un mapa de Google, que utiliza en el trabajo para visualizar su red de colegas y clientes, podría ser útil.

El que elaboró inicialmente estaba muy incompleto porque apenas tenía una docena de hoteles y algunos establecimientos. Luego, algunos miembros del grupo de seguidores más grande del fútbol estadounidense, los American Outlaws, comenzaron a intervenir y enviaron recomendaciones.

Esos amigos lo compartieron con sus amigos. Veinte vistas diarias se convirtieron en 50 y luego en 100. Ball comenzó a enviar correos electrónicos a los hoteles, pubs y restaurantes preguntándoles directamente sobre sus ofertas de alcohol. Agregó notas de happy hour, información de contacto y reseñas en muchos de ellos. También añadió estadios cercanos y paradas de metro para mayor comodidad.

Estima que ha pasado más de 100 horas preparándolo. También lo convirtió en una hoja de cálculo. No lo promovió agresivamente (la cuenta de Twitter que creó tiene solo 79 seguidores) y no sabe muy bien cómo circuló por todo el mundo. Pero ahora recibe mensajes de agradecimiento de personas de todas partes. No sabe cuántos de los 320 000 espectadores son usuarios habituales, pero está claro que miles o quizá decenas de miles de fanáticos lo mencionarán cuando vayan a Doha este mes.

Una cerveza de barril en The Mulberry Tavern en Doha, Catar, te costará alrededor de 15 dólares. El hielo es gratis. (Foto de Henry Bushnell/Yahoo Deportes)
Una cerveza de barril en The Mulberry Tavern en Doha, Catar, te costará alrededor de 15 dólares. El hielo es gratis. (Foto de Henry Bushnell/Yahoo Deportes)

<

Un complicado choque de culturas

Sin embargo, también ha quedado claro que la Copa del Mundo de Catar está lejos de ser un paraíso para los bebedores. Ball espera ir a varios de los bares que han respondido a su llamada, pero le preocupa que puedan estar abarrotados. Le preocupa estar de pie, hombro con hombro, sin servicio telefónico, en lugar de sentarse relajado a ver fútbol.

Mientras se preparaba para partir también se preguntaba: “¿los precios son tan caros como afirman?”.

La respuesta corta es: sí. Los hoteles que albergan los pubs y restaurantes suelen ser exclusivos. También hay un llamado “impuesto al pecado”, una tasa del 100 % sobre las importaciones de alcohol que convierte a Catar en el lugar más caro del mundo para comprar cerveza. Los precios no son absurdos uniformemente. El vino no cuesta 113 dólares en todas partes. La Perla, una isla artificial llena de lujo, es famosa y singularmente exorbitante. Pero el costo promedio de una cerveza en Catar en 2021 fue de 11,26 dólares, según el Índice Mundial de Cerveza de Expensivity,.

No se sabe cuán caro será el alcohol en los Fan Fests controlados por la FIFA, el mayor de los cuales tiene capacidad para 40 000 personas y estará abierto de 10 a 2 de la mañana, según los organizadores. Los festivales oficiales son un intento de convertir una ciudad en auge, pero a menudo aburrida, en un evento atractivo durante un mes. Contarán con música en vivo y otros entretenimientos, además de pantallas gigantes para ver los partidos.

En los partidos en sí, se venderá cerveza en las instalaciones del estadio, pero no en las gradas. Las concesiones en los vestíbulos solo venderán Budweiser Zero, el producto sin alcohol del patrocinador oficial. Y se afirma que los fanáticos que hayan bebido demasiado alcohol serán conducidos a zonas de sobriedad para evitar problemas.

Todo es un complicado choque de culturas y órganos de gobierno. Ball sabía que muchos fanáticos estaban confundidos, por eso creó su mapa, no como un medio para eludir las leyes, sino como un recurso que lo ayudaría, al igual que a muchos otros, a disfrutar “dentro de los límites del alcohol legal en Catar”.

Vídeo | Luis Súarez, el último cartucho del pistolero