El boxeo mexicano más allá de Canelo Álvarez: los peleadores que emocionan al país

·6  min de lectura

Existe una vida después de Saúl Canelo Álvarez. El tapatío es el rostro más reconocible del boxeo mexicano. Lo ha sido durante al menos una década. Sin embargo, esa omnipotencia mediática no es suficiente para eclipsar a otros boxeadores de calidad probada y a un par con aspiraciones colosales. Estos son sus nombres:

Juan Francisco Estrada (31 años, peso supermosca)

El Gallito se convirtió en Gallo con la valentía como impronta. Heredero de las glorias mexicanas que brillaron en los pesos menores, Estrada ha edificado una carrera digna de la élite. Actualmente porta las fajas CMB y AMB de los supermoscas y previamente fue monarca en peso mosca. Ha perdido tres peleas durante su carrera, pero vengó cada una ellas. La más especial, contra Román Chocolatito González, con quien ha sostenido 24 rounds de antología.

Juan Francisco Estrada ha sido monarca en dos divisiones. Su tercera pelea con Román González deberá esperar. (REUTERS/Tyrone Siu)
Juan Francisco Estrada ha sido monarca en dos divisiones. Su tercera pelea con Román González deberá esperar. (REUTERS/Tyrone Siu)

El tercer combate entre ambos, programado para marzo, estaba destinado a definir la rivalidad como un clásico. Estrada enfermó de covid-19 y no hubo un acuerdo de espera. Así, el tercer capítulo de la saga Gallo-Chocolatito quedará en pausa. La última pelea entre ambos fue una controvertida decisión dividida para el mexicano. El lugar de Estrada será ocupado por Julio Rey Martínez, un valioso prospecto.

Óscar Valdez (31 años, peso superpluma)

Óscar Valdez cuenta con raigambre olímpica. A los 17 años representó a México en Beijing 2008. También lo hizo en Londres 2012. Fue el primer mexicano en subir al podio de un Campeonato del Mundo. Lo consiguió en Milán 2009, cuando solo un tipo llamado Vasyl Lomachenko fue capaz de vencerle.

Desde 2012, año en el que incursionó en el profesionalismo, Valdez ha construido una carrera sólida y constante. Se trata, con certeza, del tipo menos afamado del Canelo Team, el equipo de entrenamiento que dirige Eddy Reynoso. Sin embargo, al interior del grupo, sólo el propio Saúl Álvarez ha ofrecido mejores resultados.

Óscar Valdez unificará su faja mundial CMB contra el campeón de la AMB, el norteamericano Shakur Stevenson. Es el boxeador más destacado del equipo de entrenamiento del Canelo Álvarez  (Foto: Mikey Williams/Top Rank Inc via Getty Images)
Óscar Valdez unificará su faja mundial CMB contra el campeón de la AMB, el norteamericano Shakur Stevenson. Es el boxeador más destacado del equipo de entrenamiento del Canelo Álvarez (Foto: Mikey Williams/Top Rank Inc via Getty Images)

Valdez ha sido campeón del mundo en dos categorías, pluma y superpluma. Sus éxitos son atribuibles a un sentido del deber que no conocen Andy Ruiz ni Ryan García, los otros miembros del Canelo Team. En este 2022 Óscar podría alcanzar el pináculo de su carrera, en la pelea que lo medirá con Shakur Stevenson, campeón AMB de las 130 libras, con quien Óscar unificará su cetro CMB.

Cierto es que una victoria contundente apremia luego de las dudas que dejó ante Robson Conceicao. Pero gane o pierda, retos de altura asoman en su mapa: ha expresado su deseo de pelear en la división ligera contra Lomachenko, un viejo conocido para él, y con Gervonta Davis. Superado el fantasma del dopaje, Valdez tiene años de sobra para subir al santuario del boxeo mexicano.

Gilberto Ramírez (31 años, peso semicompleto)

El Zurdo es un peleador de perfil bajo. Si alguien cumple con el precepto de “hablar dentro del ring”, es él. Sus condiciones rompen con el arquetipo del boxeador mexicano. Es una mole. Mide 1.89 metros y comenzó su carrera en los pesos medianos. Cuando subió a las 165 libras (supermedianos), la consigna era clara: dominar y hacer historia.

El Zurdo Ramírez fue el primer mexicano en ser campeón del mundo en las 168 libras. Tiene un récord de 43-0 que lo acerca a leyendas como Rocky Marciano y Floyd Mayweather. (Reuters/Andrew Couldridge)
El Zurdo Ramírez fue el primer mexicano en ser campeón del mundo en las 168 libras. Tiene un récord de 43-0 que lo acerca a leyendas como Rocky Marciano y Floyd Mayweather. (Reuters/Andrew Couldridge)

En 2016 derrotó a Arthur Abraham y se convirtió en el primer campeón mexicano en las categoría de los supermedianos. El Zurdo ostenta un récord envidiable de 43-0. Públicamente ha hablado de su ambición por superar a Floyd Mayweather (50-0) y Rocky Marciano (49-0). Las peleas que le separan de ambas leyendas serán las que definan su carrera; por lo tanto, las más complejas.

Ramírez, de voz discreta, no ha dudado en desafiar a los titanes de los pesos semicompletos: Dmitry Bivol y Artur Beterbiev. Y sí, también ha lanzado dardos a Saúl Álvarez. Un carrera labrada en la modestia podría alcanzar el cielo en el viaje final del camino. Los récords y los cinturones están muy cerca. La prudencia dejará de ser opción.

Jaime Munguía (25 años, peso mediano)

Es la clase de boxeador que el aficionado mexicano adora. Fajador, valiente y consciente de su carisma: tiene estrella de campeón. Munguía, igual que Gilberto Ramírez, posee un físico ajeno al de los grandes ídolos boxísticos del país. Mide 1.83 y podría alcanzar las 175 libras (semicompleto) en el futuro sin problema alguno.

Jaime Munguía ha retado desde hace tiempo a lo más selecto de los pesos medianos. Sin embargo, en sus últimas peleas le ha acompañado una estela de dudas. (Sye Williams/Golden Boy/Getty Images)
Jaime Munguía ha retado desde hace tiempo a lo más selecto de los pesos medianos. Sin embargo, en sus últimas peleas le ha acompañado una estela de dudas. (Sye Williams/Golden Boy/Getty Images)

En 2018, con apenas 21 años venció a Sadam Ali, verdugo del legendario Miguel Cotto, para ganar el título mundial OMB de los superwelter. El éxito precoz le llevó a figurar en un sinfín de rumores estelares. Desde hace cuatro años ha retado a Gennady Golovkin. La prensa siempre encuentra la forma de preguntarle sobre Canelo y una posible pelea. Munguía no le tema a nadie.

Sin embargo, este tijuanense tutelado por Érik Morales deberá ser cuidadoso. No son pocas las ocasiones en las que ha sufrido debido a su fragilidad defensiva. Su autoestima le hace creer que todo lo puede compensar con sus puños. Por otro lado, las acusaciones de sobreprotección cada vez son más sonoras.

Carlos Adames, en una pelea contemplada para mediados de año, será el metrónomo ideal. Pronto se sabrá si Munguía tiene madera para las Grandes Ligas.

Isaac Cruz (23 años, peso ligero)

Isaac Cruz se reconocía a sí mismo como un boxeador desconocido antes del 5 de diciembre de 2021, fecha en la que peleó y perdió contra Gervonta Davis. El Pitbull ganó perdiendo, pues sacó de quicio al protegido de Floyd Mayweather Jr.

Isaac Cruz en la pelea que lo enfrentó contra Gervonta Davis por el campeonato AMB Regular de los pesos ligeros. (Katelyn Mulcahy/Getty Images)
Isaac Cruz en la pelea que lo enfrentó contra Gervonta Davis por el campeonato AMB Regular de los pesos ligeros. (Katelyn Mulcahy/Getty Images)

Sus cualidades todavía están en desarrollo y levantan sospechas. La afición lo encumbró instantáneamente tras perder con Tank, pero en el gremio abundan quienes le consideran un "Clase C".

Pitbull y su equipo tendrán que ir paso a paso. Una derrota, al final del día, sigue siendo eso. La posible pelea con Ryan García se complicó cuando parecía que todo iba por buen rumbo. Su padre y entrenador, Isaac Cruz Sr, ha dicho que su hijo está listo para enfrentar a quien sean en la división de los ligeros. La cautela deberá ser prioridad. Pitbull no podrá presumir derrotas dignas para siempre.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

La maniobra de una mujer para quitarse de encima a ladrones de autos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.