El “efecto Serena” cambió todos los aspectos del tenis femenino

·12  min de lectura
Serena Williams, al servicio; un movimiento que hizo historia en el tour femenino
Serena Williams, al servicio; un movimiento que hizo historia en el tour femenino - Créditos: @Daniel Ochoa de Olza

Cuando Serena Williams se aleje del tenis, no se tratará simplemente del retiro de una atleta con más títulos de singles de Grand Slam que cualquier otra jugadora en la era moderna del deporte. Marcará algo mucho más profundo: el retiro de una atleta que ha transformado el juego de innumerables maneras.

La revolución que Williams llevó a cabo comenzó con el poder incomparable que aportó al juego femenino y la ferocidad competitiva que obligó a otras mujeres a encontrar la suya propia, si querían tener una oportunidad contra ella.

Ahora, con 40 años, también ha restablecido las expectativas de ganancias para las mejores atletas femeninas, con su récord de 94 millones de dólares en ganancias en su carrera, sólo por partidos disputados.

Serena Williams, en uno de los ensayos en el USTA Billie Jean King National Tennis Center para el US Open de su despedida
Serena Williams, en uno de los ensayos en el USTA Billie Jean King National Tennis Center para el US Open de su despedida - Créditos: @MATTHEW STOCKMAN

En el camino, ha redefinido la resiliencia, compitió durante un cuarto de siglo frente a las críticas, a través del dolor, durante el embarazo y después del parto, luchando con el mismo fuego, ya sea como la número 1 en el mundo o por debajo del top 100.

También ha destrozado las nociones de cómo se ven los campeones de tenis, cómo se visten y se comportan. Ella ha inspirado a la próxima generación de niñas y niños a creer que el tenis también era su deporte, si eso es lo que querían.

Katrina Adams, ex presidenta y directora ejecutiva de la Asociación de Tenis de Estados Unidos (USTA), dijo: “La presencia de Serena en nuestro deporte revolucionó el tenis. Lo transformó en lo que es hoy con su poder, con su coraje, con la perseverancia y la determinación, y con su estilo. Lo dejó todo en la cancha con una actitud de nunca dejarse caer cada vez que estaba abajo en un partido”.

Hermanas, rivales, siempre juntas: Serena y Venus miran el torneo de dobles del US Open tras ganar la final en 2009
Hermanas, rivales, siempre juntas: Serena y Venus miran el torneo de dobles del US Open tras ganar la final en 2009 - Créditos: @Darron Cummings

Rafael Nadal, de 36 años, elogió a Williams como una “leyenda” y “embajadora” de los deportes durante su conferencia de prensa previa al torneo este fin de semana. “Pienso en ella como atleta... no solo como una tenista”, dijo Nadal, quien cuenta con cuatro títulos del US Open entre su récord masculino de 22 majors. “Desde la perspectiva del tenis, es una gran pérdida que ella se vaya. Pero por otro lado, se merecía todas las cosas que logró porque trabajó lo suficiente para que eso sucediera durante mucho tiempo, con mucha determinación, dedicación, disciplina. Si no, (lograr) todo esto es imposible. Así que ahora es el momento en que ella merece elegir lo que quiera hacer”.

Si este Abierto de los Estados Unidos es el último giro estelar de Williams, como insinuó en una entrevista reciente en Vogue, explicando por qué está “evolucionando lejos del tenis” a medida que se acerca a su cumpleaños número 41, será un final de libro apropiado. Williams ganó el primero de sus 23 títulos grandes aquí, a los 17 años.

Una de las últimas postales de juego, el 16 de agosto pasado, en un partido contra la  británica Emma Raducanu en Cincinnati
Una de las últimas postales de juego, el 16 de agosto pasado, en un partido contra la británica Emma Raducanu en Cincinnati - Créditos: @Aaron Doster

Aunque se crió en Compton, California, donde su padre y su madre le enseñaron a ella y a su hermana Venus a jugar en las canchas públicas de cemento, en medio de un telón de fondo de violencia de pandillas, el estadio Arthur Ashe, el escenario de tenis más grande del mundo, siempre ha sacado a relucir una dimensión adicional en esta luchadora y artista por naturaleza.

El Ashe Stadium, con sus 23771 asientos en el USTA Billie Jean King Tennis Center, ha sido el escenario de los seis títulos de Williams en el Abierto de Estados Unidos, así como también de controversia, algunos que no generó y otros que ella agravó, en medio de esfuerzos desgarradores para aprovechar cada tiro y táctica psicológica en su repertorio para enviar a los rivales a la puerta de salida.

Una de las imágenes del US Open; una fanática se toma una selfie con la foto de Serena Williams en el USTA Billie Jean King National Tennis Center
Una de las imágenes del US Open; una fanática se toma una selfie con la foto de Serena Williams en el USTA Billie Jean King National Tennis Center - Créditos: @MATTHEW STOCKMAN

- - -

Parecía el colmo de la hipérbole cuando Richard Williams predijo, hace casi cuatro décadas, que su hija menor, Serena, sería una tenista aún mejor que su hija Venus. Ambas, dijo, algún día serían las mejores del mundo.

Resultó ser profético.

Lo que las hermanas lograron individualmente y en pareja no ha tenido precedentes en el deporte. Venus alcanzó el número 1 del mundo en febrero de 2002. Serena ascendió al número 2 en junio. Y en julio el orden cambió, con Serena como número 1 y Venus en el puesto 2.

“Podían pegarle muy fuerte a la pelota y correr cada tiro”, recordó el historiador de tenis Steve Flink. “Y tuvieron los dos mejores saques del juego”.

Potencia pura en sus impactos: el revés de Serena, en acción durante una de las prácticas
Potencia pura en sus impactos: el revés de Serena, en acción durante una de las prácticas - Créditos: @Seth Wenig

Durante un tramo entre 2002 y 2003, Venus y Serena se enfrentaron en la final de cinco de los seis Grand Slams. Serena los ganó todos y, al hacerlo, tuvo los cuatro títulos de Grand Slam al mismo tiempo para completar lo que ella llamó un “Serena Slam”.

Se había presentado a la mayoría de los fanáticos del tenis cuando tenía 17 años, en US Open de 1999, eliminando a la campeona defensora Lindsay Davenport, entre las mejores pegadoras de la época, para llegar a su primera final de Grand Slam. Cuando se le preguntó sobre sus temores en la víspera del partido por el campeonato, Serena dijo: “No temo a nadie. Solo temo a Dios”.

Al día siguiente, sorprendió a la No. 1 del mundo, Martina Hingis, para ganar su primer Grand Slam.

Serena Williams
Serena Williams, ícono de moda en el deporte

Como S.L. Price caracterizó la fiesta de presentación de Serena en Sports Illustrated: “Los cambios históricos golpean el tenis como los huracanes; los ves venir, pero nunca sabes exactamente dónde o cuándo tocarán tierra. De repente, en este Open, el futuro llegó soplando”.

Serena era el futuro del tenis femenino. Y ella era una bonanza de rating, con CBS informando que sus ratings se habían duplicado con respecto a la final femenina del año anterior.

Ese patrón se mantuvo a lo largo de la carrera de Serena, según el vicepresidente de ESPN, Jamie Reynolds, quien supervisa la producción de tenis de la cadena.

El esfuerzo hasta el último momento; aquí, Serena en una práctiva reciente
El esfuerzo hasta el último momento; aquí, Serena en una práctiva reciente - Créditos: @TIMOTHY A. CLARY

“Es similar al ‘Efecto Tiger’ en el golf: el aumento en el interés basado en si Tiger Woods estaba en el campo o no”, dijo Reynolds. “Así es cuando Serena está en acción (...) La tendencia que normalmente vemos cuando Serena está involucrada y avanza en un torneo es que el rating de esos partidos puede duplicarse fácilmente. Esa es la regla general para nosotros”.

John McEnroe, miembro del Salón de la Fama, dijo sobre lo que ha hecho para que Williams sea una visión obligatoria en TV: “Todo lo que necesitas decir sobre Serena es que se ha puesto en ese panteón de GOAT de GOATS”.

- - -

Serena Williams durante un entrenamiento en el estadio Arthur Ashe previo al US Open, un torneo que conquistó en seis ocasiones
Serena Williams durante un entrenamiento en el estadio Arthur Ashe previo al US Open, un torneo que conquistó en seis ocasiones

Cualquier análisis de lo que la coloca dentro de ese panteón comienza con el poder de sus golpes y especialmente de su saque. En la era del saque y la volea del tenis femenino que precedió a Williams, la convención era usar un saque bien colocado para comenzar un punto.

Serena, como Venus y un puñado de pegadoras potentes, usó el saque para ganar un punto.

Si bien su gran velocidad, que se precipitó a más de 206 kilómetros, fue suficiente para hacer retroceder a la mayoría de los oponentes, la mecánica clínica del saque de Serena fue una verdadera genialidad.

Serena Williams realiza un saque; ese impacto marcó una época en el tour femenino
Serena Williams realiza un saque; ese impacto marcó una época en el tour femenino

Paul Annacone, un ex profesional que entrenó a Pete Sampras gran parte de su carrera en el Salón de la Fama, así como Roger Federer: “El movimiento de servicio de Serena es una belleza. La mecánica está tan orientada a los libros. Incluso en los momentos más importantes, puede confiar en la repetición de una técnica muy arraigada y puntual de un saque”.

McEnroe considera que su servicio es mejor que el de algunos hombres en el tour.

Flink, quien ha estudiado el juego durante cinco décadas, dijo: “El movimiento nunca se rompería. Sentías que casi podía salir a la cancha con los ojos cerrados y golpear saques en la esquina porque la mecánica era muy buena, el movimiento era tan suave y elegante. Y podía hacerlo de manera excelente bajo presión”.

La estadounidense Serena Williams, deja la cancha con un ramo de flores y despidiéndose de los aficionados tras caer ante la suiza Belinda Bencic, el 10 de agosto en el Masters de Toronto
La estadounidense Serena Williams, deja la cancha con un ramo de flores y despidiéndose de los aficionados tras caer ante la suiza Belinda Bencic, el 10 de agosto en el Masters de Toronto

Agregue a eso sus golpes explosivos, y así las jugadores más jóvenes comenzaron a luchar para agregar peso y poder a sus juegos. Ella simplemente elevó el listón tan alto que no tuvieron otra opción.

McEnroe compara el fenómeno con el impacto de Stephen Curry en la NBA.

“Steph Curry ha cambiado el juego del básquetbol; todos están tirando triples, pero nadie lo hace tan bien como él”, dijo McEnroe. “La gente trata de igualar el poder [de Serena], pero ella estaba un nivel más allá”.

Serena Williams festeja su victoria sobre Victoria Azarenka en la final del US Open del 2012 en Nueva York el 9 de septiembre. Fue uno de los 23 títulos de Grand Slam que cosechó en su carrera.
Serena Williams festeja su victoria sobre Victoria Azarenka en la final del US Open del 2012 en Nueva York el 9 de septiembre. Fue uno de los 23 títulos de Grand Slam que cosechó en su carrera.

En cuanto a su ferocidad en la cancha, Williams se llama a sí misma “una luchadora salvaje” y una atleta que logró, a través del tenis, convertir lo negativo en positivo.

La dureza mental es difícil de medir, por supuesto. No hay pistola de velocidad para eso.

Pero Annacone, ahora analista de Tennis Channel, lo sabe cuando lo ve. Y coloca a dos atletas por encima del resto en ese conteo: Nadal y Williams.

“Lo hacen con diferentes personalidades y de diferentes maneras, pero es lo mismo: ‘Todo lo que importa es el siguiente punto, no lo que importaba hace 10 minutos, no lo que podría pasar, no las dudas. Todo lo que importa son los próximos 60 segundos frente a mi nariz”, explicó Annacone. Ser capaz de hacer eso como si tu vida dependiera de ello, y seguir haciéndolo en cada punto, suena simple, pero es realmente difícil”.

Serena Williams sostiene con un brazo a su hija Alexis Olympia Ohanian Jr., y con el otro la copa de campeona del ASB Classic en Auckland, Nueva Zelanda, 12 de junio de 2020. Fue uno de sus últimos éxitos
Serena Williams sostiene con un brazo a su hija Alexis Olympia Ohanian Jr., y con el otro la copa de campeona del ASB Classic en Auckland, Nueva Zelanda, 12 de junio de 2020. Fue uno de sus últimos éxitos

Para esta causa, Serena recluta toda la gama de pasión y emoción: a veces ira, a veces alegría y, muy a menudo, chillidos, rugidos y puñetazos al aire que encienden su juego.

Eso también ha sido revolucionario para el tenis femenino en opinión de Chris Evert, 18 veces campeona de Grand Slam, quien no mostraba casi ninguna emoción mientras competía. Y es una revolución que Evert aclama como liberadora, todo gracias a Serena.

“Ella ha cambiado la forma en que las mujeres compiten en la medida en que está bien ser feroz, apasionada y vocal por ahí, emocional en la cancha y seguir siendo una mujer, eso no la alejaba de ser una mujer”, dijo Evert.

Wimbledon también se rindió a los pies de Serena Williams; aquí, el saludo tras su último partido en el All England, el 28 de junio pasado
Wimbledon también se rindió a los pies de Serena Williams; aquí, el saludo tras su último partido en el All England, el 28 de junio pasado

Para algunos fanáticos del tenis, la teatralidad y los decibeles del juego de Williams eran demasiados.

Pero los ratings televisivos, la venta de entradas y el interés corporativo en el tenis femenino indican que muchos más fanáticos, incluidos los fanáticos recién ingresados acudieron a sus partidos.

“Ella aportó un elemento de entretenimiento al juego; primero, solo por su dominio puro, destreza física y determinación pura”, dijo Adams. “Esa determinación. En cada punto. La gente quería ver eso. Y la gente quería energizarla y motivarla”.

En los 14 meses transcurridos desde que salió de la pista central por una lesión en la primera ronda de Wimbledon en junio de 2021, Williams ha jugado solo cuatro partidos, perdiendo tres. Cumplirá 41 años el 26 de septiembre y ocupa el puesto 410°.

Una de sus victorias recientes: Serena Williams celebra después de derrotar a Nuria Parrizas Diaz, de España, en Toronto
Una de sus victorias recientes: Serena Williams celebra después de derrotar a Nuria Parrizas Diaz, de España, en Toronto - Créditos: @Christopher Katsarov

En su partido más reciente, una derrota en sets corridos en Cincinnati ante la campeona defensora del Abierto de Estados Unidos, Emma Raducanu, su hija de 4 años, Olympia, miró desde el palco de invitados en el regazo de la tía Isha.

Aún así, es absurdo poner límites a lo que Williams podría lograr en su 21er Abierto de los Estados Unidos cuando comience a jugar bajo las luces el lunes en el Ashe Stadium, vitoreada por una multitud que siempre ha querido más.

Una pizca de polémica: Serena Williams desató su furia contra el árbitro Carlos Ramos durante la final que perdió contra Naomi Osaka en el US Open 2018
Una pizca de polémica: Serena Williams desató su furia contra el árbitro Carlos Ramos durante la final que perdió contra Naomi Osaka en el US Open 2018 - Créditos: @Mike Stobe

Serena Williams ha pasado los últimos 26 años demostrando que sabe lo que se necesita para ser campeona, enfrentar la adversidad, defenderse y producir lo mejor de sí misma en los momentos más difíciles.

“No todo el mundo tiene esa habilidad como Serena”, dijo Adams. “No sé si alguien alguna vez tendrá esa habilidad en el futuro”.