Eduardo Domínguez, el DT que todos querían, ya trabaja con dos postulados en Independiente

·4  min de lectura
Eduardo Dominguez ya puso en marcha su proyecto para Independiente, un club golpeado por la crisis económica e institucional
Twitter @Independiente

Como chico con juguete nuevo en día de Reyes, el Rey de Copas estrenó ayer el mejor regalo posible para darle aire a la ilusión de sus hinchas. La vuelta del plantel al trabajo contó con la presentación de Eduardo Domínguez como flamante director técnico, y el solo hecho de haber incorporado al entrenador actualmente mejor valorado del mercado local –era un nombre fuerte en la lista de candidatos en River y Boca, si Marcelo Gallardo o Sebastián Battaglia no hubiesen seguido en sus puestos–, ya es un estímulo suficiente para un club como Independiente, con un presente futbolístico, institucional y económico más que complejo.

Las primeras palabras de Eduardo Domínguez en Independiente

Héctor Maldonado, secretario general del Rojo; Daniel Montenegro, asesor deportivo y verdadero factótum del fichaje de Domínguez, y 32 jugadores recibieron al exDT de Colón en el predio Santo Domingo, entre ellos Fabricio Bustos y Silvio Romero, los hombres sobre los cuales se centran los rumores en este mercado de pases, y cuyas partidas o permanencias serán importantes para definir la posibilidad de levantar las inhibiciones vigentes –que suman 1.080.000 dólares– y sumar alguna incorporación.

No hubo rostros nuevos en el plantel pero sí una única baja notable, la de Sebastián Sosa. Vencido su préstamo el 31 de diciembre, Independiente ya avisó que no abonará los 900.000 dólares de su pase, en poder del Mazatlán mexicano. El arquero uruguayo se encuentra en Montevideo y expresó su deseo de seguir en Avellaneda, pero al mismo tiempo Peñarol ha mostrado interés en incorporarlo. El caso continúa abierto. Además de Sosa, no estuvieron Gastón Togni, Carlos Benavídez, Juan Zarza, Mauro Molina y Santiago Velásquez, que dieron positivo por Covid-19.

Silvio Romero festeja la apertura del marcador durante el clásico de Avellaneda que disputan entre Independiente y Racing Club.
Mauro Alfieri


Silvio Romero festeja la apertura del marcador durante el clásico de Avellaneda que disputan entre Independiente y Racing Club. (Mauro Alfieri/)

Todas las cuestiones que quedan por resolver obligan a la cautela al imaginar el futuro futbolístico de Independiente a partir de la llegada de Domínguez, aunque algunos esbozos trazados ayer en su primera conferencia de prensa permiten aventurar ciertas transformaciones en el muy criticado juego que ofreció el equipo durante 2021.

“El fútbol ha evolucionado. Se juega de otra manera. Las propuestas, ofensivas y defensivas, son distintas y tenemos que entender los cambios para evolucionar. Con nuestras creencias y formas de trabajar pensamos que podemos darle un toque diferente a lo que se ha venido haciendo”, dijo el flamante técnico del Rojo. Sin entrar en muchos detalles de la que será su propuesta, Domínguez dejó claro el afán protagonista que pretende para “su” Independiente (“Si queremos pelear por los títulos no queda otra que ser ofensivos”, subrayó) y planteó un objetivo muy claro: “Que cuando venga a la cancha el hincha sepa qué equipo va a ver, al margen de que a veces lo hagamos un poquito mejor y otras un poquito peor”.

Eduardo Domínguez, nuevo DT de Independiente, fue jugador del club durante la temporada 2005/6
@Independiente


Eduardo Domínguez, nuevo DT de Independiente, fue jugador del club durante la temporada 2005/6 (@Independiente /)

Ese estilo reconocible, casi ausente en el Rojo en los últimos años, parece ser la gran apuesta del nuevo cuerpo técnico. “No se trata de jugar siempre igual, pero sí de tener siempre el mismo funcionamiento”, señaló el entrenador, y el simpatizante de Independiente quizá recordó la semifinal de la Copa de la Liga Profesional en la que Colón, dirigido por Domínguez, demostró una superioridad notoria, mucho más abrumadora en el juego que en el 2-0 final. La clave, aquel día en San Juan, estuvo en la mitad de la cancha. La línea de cuatro volantes sabaleros, a la que se sumaban ocasionalmente laterales y delanteros, le ganó con amplitud el duelo a los tres mediocampistas colocados por Julio César Falcioni y por ahí se fue decidiendo el partido.

Es en ese punto donde quizá se vean los mayores cambios de juego con el nuevo inquilino del banco. Si con el Emperador en demasiadas ocasiones se privilegió la vía directa y por las bandas para llegar al ataque, todo hace suponer que Domínguez seguirá otras rutas. De hecho, una pregunta sobre un posible fichaje de Rodrigo Aliendro le dio la posibilidad de hacer hincapié en ese aspecto: “En ese sector del campo Independiente está bien posicionado, porque tiene grandísimos jugadores con mucha proyección”, indicó, para luego destacar a Lucas Romero y, de ese modo, poner en duda la necesidad de contratar a Iván Marcone, que suena una vez más como candidato a ponerse la casaca roja.

Eduardo Dominguez, frente al plantel de Independiente; el DT sabe que no tendrá una tarea sencilla en el club de Avellaneda
Twitter @Independiente


Eduardo Dominguez, frente al plantel de Independiente; el DT sabe que no tendrá una tarea sencilla en el club de Avellaneda (Twitter @Independiente/)

Desde ya, el centro del campo no es la única preocupación del técnico. “Necesitamos goles”, dijo, en una afirmación que separó de la continuidad o no del Chino Romero; y adelantó la búsqueda de un lateral derecho y otro izquierdo, “aunque Bustos se quede”.

Justo el día de Reyes, el Rey de Copas inauguró una nueva esperanza. Con su sola presencia y un par de definiciones concretas, Eduardo Domínguez ha conseguido elevar las expectativas por encima de las precariedades dirigenciales y económicas. Independiente vuelve a soñar, y mirando su pasado reciente, esto ya es mucho decir.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.