La incógnita de Eden Hazard no despeja las dudas blancas

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
MADRID, SPAIN - DECEMBER 19: Eden Hazard of Real Madrid CF runs with the ball during the La Liga Santander match between Real Madrid CF and Cadiz CF at Stadium Santiago Bernabeu on December 19, 2021 in Madrid, Spain. (Photo by Diego Souto/Quality Sport Images/Getty Images)
Diego Souto/Quality Sport Images/Getty Images.

En principio, Eden Hazard empieza a ser principio, que no fin. En su pretemporada personal, el belga volvió a la titularidad y desbloqueó ante el Cádiz su pequeño logro personal de completar los 90 minutos de un mismo partido dos años después de hacerlo por última vez. El Real Madrid no ganó, pero para Hazard es el principio del camino.

Y es que, siendo realistas, las temporadas, en rendimiento, objetivos y expectativas, del club y el jugador hace ya tiempo que discurren por caminos diferentes. Mientras que el equipo encaraba el encuentro tras haber encadenado 12 victorias y un empate en los últimos 13 partidos disputados desde octubre, enfilando el título liguero y resolviendo con solvencia la papeleta de la Champions League, el mayor de los Hazard, en su epopeya personal, acumulaba 757 días sin disputar un partido completo y apenas sumaba un bagaje total de 60 minutos en los últimos cinco partidos. El GP de Abu Diabi y los karts de tu barrio.

Mucho ha pasado desde que Zinedine Zidane diseñara una estructura específica pensando en encajar, canalizar y potenciar el juego de Eden Hazard. Tanto, que por el Bernabéu ya no queda nada ni de la estructura, ni de Zidane, ni de aquel Eden Hazard. Más como táctica de supervivencia ante la asfixia del día que como hoja de ruta, el Madrid se vio forzado a convertirse en otro equipo, uno diferente al que aspiraba a ser, pero, especialmente, uno que tendría que olvidarse de disponer de uno de los mejores y más diferenciales jugadores del planeta.

En su lugar, el equipo aprovechó el hueco en la maceta y sembró a un Vinicius Jr. que hoy da frutos día sí y día también. El brasileño ha roto y se ha convertido por derecho propio en el foco de atracción en cada ataque blanco. En la configuración del sistema, Vinicius ha heredado el cargo dedicado para el regateador por deferencia (es el mejor jugador de LaLiga en este apartado con 54 dribblings completados) al que el colectivo prioriza mantener en su zona de confort, entregársela al pie y beber de su desequilibrio. De ahí que Hazard, al que le ha pasado tanto y del que ha pasado tanto, solo pueda ser, en labor y condiciones, un jugador ajeno a lo que recordamos, arrinconado a jugar un rol casi contradictorio a lo que fue su fútbol.

MADRID, SPAIN - DECEMBER 19: Eden Hazard of Real Madrid  during the La Liga Santander  match between Real Madrid v Cadiz FC at the Santiago Bernabeu on December 19, 2021 in Madrid Spain (Photo by David S. Bustamante/Soccrates/Getty Images)
David S. Bustamante/Soccrates/Getty Images.

Con dos de los tres puestos del ataque adjudicados, al belga de momento no le queda más que la banda derecha, mientras que Carlo Ancelotti mantenga el 1433. El lado débil, por la dirección que toman las intentonas merengues y por el tiempo qué el esférico pasa en cada mitad del terreno de juego durante las fases ofensivas. A priori, un sitio ideado para atacantes criados con el cuchillo entre los dientes, con la paciencia y la lectura necesarias para esperar en el sitio a que llegue su momento, cuando el balón gire desde el otro lado. Extremos rematadores que no necesiten tanto balón para mantener su conexión al encuentro, de pocos contactos y mucha carga del área, obedientes para fijar, estirar, atraer. Un perfil antagónico a Eden Hazard, vamos.

Pero sin Modrić, con Valverde, que tiene dos piernas, pero cumple roles como si tuviera cuatro, y atendiendo al planteamiento del Cádiz de Álvaro Cervera, Hazard se permitió desencorsetarse y mutar el sistema a un 14231, en el que Kroos y Casemiro eran los mediocentros, el uruguayo cumplía las funciones del extremo diestro, y él se adueñó de la mediapunta, regalándose por lo menos la libertad para decidir dónde y cuándo intervenir. Ante el intenso repliegue del conjunto amarillo y la hiperpoblación específica en sus zonas de influencia, Hazard tuvo que jugar de espaldas, en los apoyos, a pocos contactos y mucha precisión. Lejos de lo que era, aunque enseñando lo que su fútbol todavía puede ser. Intervino 84 veces con el balón, el cuarto jugador que más lo hizo del partido, completó 46 de 55 pases y también terminó como el máximo regateador del duelo.

El técnico amarillo imitó paso por paso el partido de Osasuna en el Bernabéu y el Cádiz se agarró a su modelo con más firmeza de lo que había hecho durante los últimos meses. Con apenas un 18% de posesión y solo 175 pases completados en todo el encuentro, encerrado, replegado y bombardeado ante los 32 centros y los 36 disparos de los locales, el Cádiz bordó el que sigue siendo el único escenario que se le resiste al equipo de Ancelotti, herencia del curso pasado.

Bien es cierto que a mes de diciembre el Real Madrid se ha pasado todos los niveles y ha logrado atinar con las medidas de la manta para que no entre frío por ningún recoveco, siempre y cuando el tándem Benzema-Vinicius acierte y el dúo Courtois-Militão no falle. O viceversa, que es parecido. Ante el Cádiz, ni francés ni brasileño no acertaron y los destellos de Hazard no fueron suficientes para desequilibrar la balanza. Un tropezón menor atendiendo a la situación clasificatoria, pero una oportunidad ideal para recordar que recuperar algo de Eden, todavía un jugador imprevisible e impensable, multiplicaría el abanico de recursos técnicos del equipo para desbloquear según qué contextos. En vista de que esperar al antiguo Hazard ya no es una opción, recuperar al nuevo Hazard tendría que ser una oportunidad. De momento, está en el principio.

Vídeo | Apenas es conocido pero el humilde estadio de fútbol del Mensajero de La Palma es uno de los más bonitos del mundo

Otras historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.