La dura confesión de Óscar de la Hoya, que no podrá volver a pelear tras 12 años del retiro por coronavirus

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
De la Hoya y una confesión que sorprendió al mundo
De la Hoya y una confesión que sorprendió al mundo

Doce años después, pensaba reabrir el libro de su carrera y el de su corazón. El 11 de septiembre, en el Staples Center de Los Angeles, Óscar de la Hoya se iba a poner los guantes, una vez más. Y no iba a ser solo una pelea para él; era la oportunidad de cerrar su trayectoria boxística de la mejor manera, como un gran campeón. Su objetivo era sacarse la espina de la derrota ante Manny Pacquiao en 2008, esta vez, ante el especialista brasileño de artes marciales y UFC, Vitor Belfort.

Sin embargo, el coronavirus le puso un freno a su ilusión. Acompañado de un video de Instagram que posteó este viernes desde una clínica, escribió: “Quería que escucharas directamente de mí, que a pesar de estar completamente vacunado, contraje Covid y no voy a poder pelear el próximo fin de semana. Prepararme para este regreso ha sido todo para mí durante los últimos meses y quiero agradecer a todos por su tremendo apoyo. Actualmente estoy en el hospital recibiendo tratamiento y estoy seguro de que volveré al ring antes de que termine el año. Dios bendiga a todos y cuídense”.

Sobre esta vuelta poco esperada, el boxeador mexicano-estadounidense había conversado con el diario LA Times, y dejó títulos de suma importancia. Contó detalles de la pelea contra el filipino, en la que perdió por knock-out técnico y luego reveló un crudo episodio de abuso sexual que vivió a los 13 años. Esta vivencia fue lo que atrajo mayor atención entre los lectores.

“Lo estoy haciendo por mí. Hay puertas que nunca cerré, que han estado abiertas desde que era chico. Una vez que estás retirado, una vez que no estás haciendo lo que amas, hay un gran vacío” , dijo sobre sus ganas de volver a pelear. “Desde adentro me quema. No pude tener ese cierre con la paliza que me dio Pacquiao. Cuando era el Golden Boy, lo estaba haciendo para ‘todos’. Mis hijos. Todos los fans. Nunca me detuve a pensar, hombre, ¿qué hay de mí? ¿Cómo quiero que sea esto?”, expresó sobre su deseo de culminar su carrera deportiva, antes de lanzar el impactante testimonio que trasladó la charla hacia su pasado.

La terrible confesión

“Fui violado a los 13 años por una mujer, una mujer mayor. Básicamente a esa edad perdí mi virginidad por haber sido violado. Estaba en Hawaii en algún torneo. Ella tenía más de 35 años”, confesó. “Lo suprimí, reprimes todo y vives la vida del Golden Boy. Pero luego ves que eso sigue ahí todavía. Nunca lo pensé, nunca procesé cómo estaban mis sentimientos, reaccionando o procesando; hasta que un día sale y cómo lidias con todo eso. Tratas de olvidar, te ahogas en alcohol . Fue muy traumático”, se desahogó. De hecho, admitió, aparte, que no pudo prepararse bien para el combate contra Pacquiao por haber bebido en las semanas previas.

De la Hoya, con 48 años, se preparaba para su regreso a los rings, al deporte en el que ganó once títulos internacionales de seis categorías diferentes El 11 de septiembre pensaba subirse al cuadrilátero del Staples Center de Los Ángeles en un evento que había levantado mucha expectativa en los fanáticos de este deporte. Con el motivo de su reaparición, el boxeador estuvo concediendo numerosas entrevistas en las que está repasando una vida que ha sido de todo menos fácil. Esta vez, iba por la redención deportiva, y por una victoria que empezara a disolver las malas memorias que, años después, decidió compartir. Sin embargo, un golpe para su salud lo dejará inactivo más tiempo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.