Duplantis logra la mejor marca de todos los tiempos al aire libre (6,16)

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Redacción deportes, 30 jun (EFE).- El sueco Armand Duplantis ratificó una vez más su condición de mejor pertiguista de todos los tiempos tras firmar este jueves en la reunión de Estocolmo, octava cita de la Liga de Diamante, la mejor marca de la historia al aire libre con un salto de 6,16 metros.

Tras una temporada en la que las malas condiciones meteorológicas le habían impedido amenazar el registro tanto en Doha como en Hengelo u Oslo, Duplantis, por fin, encontró en Estocolmo el escenario ideal para establecer una nueva plusmarca.

Espoleado por el calor del público el sueco no dudó, una vez asegurado el triunfo con un salto de 6,03 metros, en situar el listón en los 6,16 metros, un centímetro más que los 6,15 que el propio Duplantis fijó como la mejor marca de todos los tiempos al aire libre en septiembre de 2020 en Roma.

Falló el sueco en su primer intento, en el que el vigente campeón olímpico ni tan siquiera llegó al listón, pese a los consejos de su amigo y explusmarquista mundial, el francés Renaud Lavillenie.

Pero en su siguiente tentativa no falló el sueco, que superó con una holgura tal el listón, que hace pensar que estos 6,16 metros son sólo una estación de paso hacia cotas mayores.

Quizá los 6,20 que Armand Duplantis, que cumplirá 23 años el próximo mes de noviembre, estableció el pasado mes de marzo como nuevo récord del mundo en los Mundiales de pista cubierta disputados en Belgrado.

Un sensacional registro que dejó en un segundo plano la no menos extraordinaria actuación del brasileño Alison Dos Santos, que se convirtió en el primer atleta en bajar este año de las barrera de los 47 segundos en los 400 vallas, tras imponerse en la capital sueca con un tiempo de 46.80 segundos.

Registro que permitió al joven atleta brasileño, de 22 años, dar un sonoro golpe de autoridad a falta de dos semanas del inicio de los Mundiales de Eugene (Estados Unidos) en los que Dos Santos parece dispuesto a mejorar el bronce que logró en los pasados Juegos Olímpicos de Tokio.

De hecho, con el crono firmado este jueves en Estocolmo Alison Dos Santod arrebató la primera plaza de la clasificación mundial del año al estadounidense Rai Benjamin, plata en Tokio, que firmó la pasada semana un registro de 47.04 segundos en las pruebas de selección estadounidenses.

Un logro que no pareció bastar al brasileño que también arrebató el récord de la reunión a nada más y nada menos que el noruego Karsten Warholm, el vigente campeón olímpico y mundial, así como plusmarquista universañ, que había corrido en Estocolmo en agosto del año 2020 en un tiempo de 46.87 segundos.

Pero Duplantis y Dos Santos no fueron las dos únicas estrellas de una reunión en la que también brillaron el granadino Anderson Peters, el vigente campeón del mundo, que se impuso en la final de jabalina con un lanzamiento de 90,31 metros, y el esloveno Kristjan Cech, que se impuso en la final de disco con un registro de 70,02 metros.

Cech, que este año cuenta con una mejor marca de 71,47 metros, se impuso por 21 centímetros al jovencísimo Mykolas Alekna, de tan sólo 19 años e hijo del legendario Virgilijus Alekna, doble campeón olímpico y mundial de disco, que concluyó segundo con una marca de 69,81 metros.

En tercera posición concluyó la otra gran estrella del atletismo sueco, el discóbolo Daniel Stahl, vigente campeón olímpico y mundial, que se debió conformar con un mejor lanzamiento de 67,57 metros.

Más decepcionante fue la actuación de la británica Keely Hodgkinson, la vigente subcampeona olímpica, que cayó derrotada en la final de los 800 metros por la keniana Mary Moraa.

Hodgkinson, que firmó un tiempo de 1:58.18, pagó en la recta de llegada los muchos metros que debió de correr en la calle dos en la contrameta para tratar de llegar a los metros finales en una buena posición.

Por su parte, el italiano Marcell Jacobs, campeón olímpico de los 100 metros lisos, ni tan siquiera pudo competir, aquejado de unas molestias en el gluteo.

Una dolencia que no permite calibrar el auténtico estado de forma en el que el italiano, que regresó el pasado fin de semana a las pistas con un tiempo de 10.12 segundos tras una temporada marcada por las lesiones, llegará a los Mundiales de Eugene.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.