Los dueños de Atlas y Pachuca trasladan su rivalidad económica y deportiva a España

·6  min de lectura
Erick Sánchez de Pachuca lucha por el balón con Aldo Rocha de Atlas durante un partido del Torneo Grita México Liga MX en el Estadio Hidalgo el 29 de mayo de 2022. (Foto: Héctor Vivas/Getty Images)
Erick Sánchez de Pachuca lucha por el balón con Aldo Rocha de Atlas durante un partido del Torneo Grita México Liga MX en el Estadio Hidalgo el 29 de mayo de 2022. (Foto: Héctor Vivas/Getty Images)
  • Capítulo 1

9 de septiembre de 2017. Sporting de Gijón y Real Oviedo, los clubes más importantes del Principado de Asturias vuelven a cruzarse en un partido oficial luego de 14 años. Se disputa la 4ª fecha del torneo de Segunda División, a la cual acaban de descender los gijoneses y en la que milita desde hace dos años el Oviedo, luego de una larga travesía por la tercera y la cuarta categoría. El Molinón, estadio del Sporting, es la sede. Al acercarse, el autobús visitante es recibido con piedras y botellas que rompen algunas ventanillas. En otro punto de la ciudad, los hinchas locales más radicales se enfrentan a la policía. El saldo fue de doce detenidos y ocho policías heridos.

  • Capítulo 2

9 de diciembre de 2021. En su estadio del Nou Camp, el León recibe al Atlas de Guadalajara. Es el choque de ida en la final del Apertura mexicano. Después del mismo, Laura Kalb, coordinadora del área social del Atlas formula una denuncia: "Es una vergüenza que traten así a los directivos visitantes, tirando orina desde arriba y ubicándonos en un palco donde corrimos riesgos". Sus palabras desatan un escándalo. Kalb es la esposa de Alejandro Irarragorri, CEO del Grupo Orlegi, dueño del Atlas y el Santos Laguna. Uno de sus máximos adversarios en el superprivatizado fútbol azteca es el Grupo Pachuca, al cual pertenecen el León y el Pachuca.

  • Capítulo 3

28 de junio de 2022. El Grupo Orlegi anuncia la compra del Sporting de Gijón.

  • Capítulo 4

12 de julio de 2022. Dos semanas más tarde, el Grupo Pachuca se convierte en nuevo dueño del Real Oviedo.

Real Oviedo quedó en poder del grupo mexicano Pachuca
Real Oviedo quedó en poder del grupo mexicano Pachuca - Créditos: @Juan Manuel Serrano Arce

En un caso que no registra precedentes, la lucha entre dos conglomerados económicos de un país americano se apresta a saltar el océano y empezar a dirimirse en un pequeño territorio europeo, más precisamente al norte de España.

Separadas por apenas 28 kilómetros, las dos principales ciudades asturianas rivalizan en casi todo desde el principio de los tiempos. Una (Oviedo) es de tierra adentro, señorial, aristocrática, intelectual, pero además es la capital del Principado; la otra (Gijón), recostada sobre el mar, es industrial, portuaria y la más poblada de la región. Una fue franquista; la otra, republicana.

En ese contexto, el fútbol no es más que la exteriorización más evidente y visceral de un enfrentamiento ancestral. Sin llegar por ahora a los extremos de este lado del Atlántico, el asturiano es uno de los clásicos más picantes de la Península y todos se involucran, incluidos los protagonistas . El último disputado, en abril de este año, terminó con una agresión generalizada de los jugadores del Sporting contra Femenías, el arquero del Oviedo, y también contra los policías que intentaban calmarlos dentro del campo de juego .

Alejandro Irarragorri, CEO del Grupo Orlegi, dueño del Atlas y el Santos Laguna
Alejandro Irarragorri, CEO del Grupo Orlegi, dueño del Atlas y el Santos Laguna

En México también hay choques futbolísticos llenos de tradición y a veces teñidos de violencia, como los de Chivas y América o Rayados y Tigres en Monterrey, pero no es el caso de los que existen entre los cuatro clubes que integran el paquete de los gestionados por Orlegi y Pachuca. Ahí las discrepancias son puramente económicas. De hecho, el inicio de la enemistad comenzó a partir de una disputa por los derechos de televisión del torneo local, y la definición de los últimos dos torneos mexicanos la ha exacerbado. En ellas el Atlas (Orlegi) le ganó sucesivamente al León y al Pachuca.

"Sin duda, ellos son empresarios relevantes, por lo que vemos con buenos ojos su incursión en el fútbol español", dijo en son de paz Irarragorri cuando se conoció la adquisición del Oviedo por parte de sus compatriotas. "El nuestro es un proyecto completamente diferente al de Orlegi. Para nosotros son importantes los valores y el aspecto social y educativo. La competencia está en la cancha, y allí creo que Orlegi y Pachuca van a traer cosas diferentes a la Liga y va a enriquecernos", respondió Jesús Martínez, el presidente de Pachuca.

La Liga española, en todo caso, no es ajena a los capitales aztecas. Carlos Slim, uno de los hombres más ricos del mundo según la revista Forbes, salvó de la desaparición al propio Oviedo en 2012 y lo mantuvo hasta ahora bajo el paraguas de Carso, su grupo de empresas. Carlos Mouriño, si bien nació en Galicia, amasó buena parte de su fortuna en Campeche, México, antes de comprar el Celta de Vigo; y también el Leganés; el Badajoz, el Murcia y el Salamanca cuentan con patrones de ese país en su currículum.

En Argentina, la única experiencia al respecto es la de Talleres de Córdoba . Aunque las sociedades anónimas no están permitidas en el ámbito del deporte, la llegada en 2014 de Andrés Fassi, por entonces vicepresidente del Grupo Pachuca, modificó radicalmente el funcionamiento y la forma de conducción del club, que por entonces disputaba el Federal A.

Jesús Martínez, presidente de Pachuca, uno de los equipos del grupo mexicano
Jesús Martínez, presidente de Pachuca, uno de los equipos del grupo mexicano - Créditos: @Cesar Gomez

Hoy, el presidente de la T ha dejado su cargo en el organigrama del grupo, aunque continúa siendo socio y uno de sus principales accionistas, y en el futuro cercano podría darse la circunstancia de que un equipo totalmente suyo se enfrente a otro del cual forma parte importante del paquete social. Dedicado a sus emprendimientos particulares, en los últimos meses Fassi ha estado negociando la compra del Málaga. De fructificar la operación tendrá sin remedio el corazón partido cuando se juegue el Málaga-Oviedo de la 12ª jornada de la Liga de Segunda que comienza en agosto.

43 millones de euros ha pagado el Grupo Orlegi por la adquisición del conjunto gijonés. Su mayor currículum en la historia de la Liga -cuenta con un subcampeonato, además de haber jugado (sin fortuna) dos finales de Copa del Rey- y la necesidad de equilibrar unas cuentas que venían dañadas incrementaron la cuenta. También la intención de apuntalar un plantel que acabó a tres puntos del descenso en la última temporada. De hecho, el nombre de Carlos Izquierdoz está apuntado como posible incorporación. Cabe recordar que el exdefensor de Lanús llegó a Boca procedente del Santos Laguna, equipo de la factoría Orlegi donde estuvo cuatro años.

Pachuca necesitó menos de la mitad -unos 20 millones- para tomar las riendas del club carbayón, que se quedó fuera de la lucha por volver a Primera por diferencia de gol y al que sus anteriores dueños dejaron en un estado financiero mucho más saludable.

Dentro de diez meses, el 14 de mayo de 2023, Sporting y Oviedo se enfrentarán en El Molinón por la antepenúltima fecha de la Liga (antes lo harán en el Carlos Tartiere, el 11 de diciembre). Ese día cabe la posibilidad de que estén en juego un ascenso o un puesto en la promoción. Si así fuese será la prueba definitiva para medir con exactitud hasta dónde puede llegar el pulso que el intercontinental fútbol mexicano ha decidido trasplantar a Asturias.

VIDEO: Serena Williams: la campeona que cambió las reglas del tenis femenino

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.