Draymond Green, el brujo del “pase fantasma” que revolucionó a los fanáticos de la NBA

Draymond Green, la cortina y el pase
Draymond Green, la cortina y el pase "fantasma" para Klay Thompson

La NBA siempre ofrece momentos increíbles. Los 60 puntos de Luka Doncic, los 55 de Giannis Antetokounmpo o los 71 de Donovan Mitchell, todas marcas registradas este año, parecen detalles cuando aparece en escena la jugada que se apoderó de las redes sociales y despertó la locura de los fanáticos. En el partido entre Golden State Warriors y Atlanta Hawks, Draymond Green y Klay Thompson se encargaron de elaborar una acción defensiva que tuvo locos a muchos y que generó todo tipo de especulaciones. El pase “fantasma” entre las estrellas de la franquicia de San Francisco despertó asombro y hasta algunos se animaron a asegurar que se trató de “una asistencia por Bluetooth”.

En la victoria de los Warriors sobre Atlanta Hawks por 143 a 141, los espectadores quedaron sorprendidos. Es que en el primer cuarto del partido jugado el martes, nadie podía explicar cómo Draymond Green le dio una asistencia a Klay Thompson para que pudiese tomar un lanzamiento de tres puntos. Tras el pase, las redes sociales explotaron. Hasta la propia cuenta de Twitter de la NBA se preguntó cómo es que logró darle el pase. Y en el mismo postero escribieron: “Perdón Draymond, sabemos que los magos odian que se revelen sus secretos”, ya que mostraron con otra cámara cómo fue que logró ponerle la pelota en las manos a Thompson.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Las publicaciones se multiplicaron en las redes. Algunos aseguraban que Green era un brujo, por eso logró asistir a su compañero sin que se pudiera ver la trayectoria del pase. Shaquille O’Neall comenzó a debatir con sus seguidores en un vivo de Instagram y el propio ala-pivote de los Warriors se rio de los sucedido y en su cuenta personal publicó en historias la jugada con la frase: “Un fallo en la Matrix”, con un emoji de risas.

Green recibió la pelota detrás de la línea de tres puntos y preparó la cortina para habilitar a Thompson, especialista en lanzamientos desde el perímetro. Cuando el escolta se liberó de su marca, De’Andre Hunter, la cámara no llegó a captar el instante en el que Green dejó de tener el balón en su posesión para cedérselo a Thompson. En ese momento es que en las redes sociales comenzó una discusión con distintas teorías e hipótesis sobre cómo hizo Draymond para engañar hasta a los televidentes.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Ahora bien, cuando se puede ver la acción desde otra de las cámaras queda en claro que lo que pasó con esa jugada es que es el propio Thompson, por el ángulo en el que está dispuesta la cámara de la transmisión, tapa el recorrido del balón. Y Green no hizo más que dar un pase de pique hacia el lateral para que su compañero quedara libre para tomar ese lanzamiento sin oposición.

En algunos medios de los Estados Unidos se tomaron a broma esta jugada, por eso el sitio fansided.com de San Francisco escribió: “Después de 11 años de jugar juntos, los compañeros de equipo de los Golden State Warriors , Draymond Green y Klay Thompson, aparentemente han desarrollado una conexión extrasensorial en la cancha”.

Fue una noche llena de particularidades, porque más allá de que Draymond Green firmó otra planilla con 11 asistencias, que Golden State Warriors llegó a su quinta victoria consecutiva sin Stephen Curry (se recupera de una subluxasión en su hombro izquierdo), que en el Chase Center vivieron dos prórrogas, la primera de ellas forzada por un triple sobre la bocina de Donte DiVicenzo, la segunda ganada para el triunfo final con una bandeja de Kevon Looney, también en el último suspiro, Klay Thompson tuvo una jornada perfecta: 54 puntos (10/21 en triples).

Un cierre de locos ante los Pistons

Siempre hay una nueva forma de atrapar a los fanáticos, la NBA no se detiene. Por eso en el cierre del juego de anoche entre Golden State Warriors y Detroit Pistons los corazones de los hinchas de ambas franquicias se paralizaron. Parecía que los Warriors se dirigían a la prórroga por segundo juego consecutivo después de que Klay Thompson conectó un triple que empató el juego con un segundo restante en el tiempo reglamentario, pero Saddiq Bey tenía otros planes, ya que encestó un triple en el último suspiro para darle la victoria a los Pistons por 122-119.

Bey atravesó la defensa cambiante de los Warriors justo a tiempo para que Hayes lo encontrara, luego lanzó un triple desequilibrado para silenciar a la multitud en el Chase Center. Una breve revisión confirmó que lo consiguió a tiempo. “Tenía un segundo, así que no tuve tanto tiempo para pensar, así que tuve que lanzar, así que estoy agradecido de que haya entrado”, contó Bey.

Con esta victoria Detroit le puso fin a la mejor racha de la temporada para el campeón defensor, que acumulaba cinco triunfos, sin el actual MVP de las últimas finales, Stephen Curry, se perdió su 10mo juego consecutivo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

El "intrépido" ladrón que se metió por una ventana y quedó atorado.