Una drástica medida para mitigar los problemas de salud: Inglaterra prohibirá los cabezazos en el fútbol para los niños menores de 12 años

·3  min de lectura
Inglaterra prohibirá los cabezazos en el fútbol para niños menores de 12 años.
Inglaterra prohibirá los cabezazos en el fútbol para niños menores de 12 años.

Las autoridades del fútbol de Inglaterra estudian, desde hace tiempo, la posibilidad de un vínculo entre la repetición de los cabezazos y una enfermedad neurodegenerativa . Hay especialistas que entienden que un tema está asociado directamente con el otro. Por ello, para seguir profundizando el análisis y avanzar con un plan para mitigar los impactos en la salud, la Asociación del Fútbol inglés (FA) anunció el inicio de los ensayos para prohibir los cabezazos a la pelota en los partidos que jueguen chicos de 12 años o menores.

La FA, según publicó el diario británico The Guardian, recibió la aprobación del órgano legislativo del fútbol, la Junta de la Asociación Internacional de Fútbol (Ifab), para probar la eliminación del cabezazo en las competiciones y las ligas de base. Si tiene éxito, la FA solicitará a la Ifab un cambio de ley para eliminar el cabezazo en el nivel Sub 12 e inferior en la temporada 2023/24.

Los chicos de 12 años o menos no podrán cabecear en las ligas de Inglaterra.
Los chicos de 12 años o menos no podrán cabecear en las ligas de Inglaterra.

Vale recordar que en 2020 que desaconsejó a los entrenadores practicar el cabezazo en el entrenamiento para chicos menores de 11 años, con una “introducción gradual del cabezazo ligero” en la práctica desde el nivel de menores de 12 años hasta el de menores de 16. También se introdujo un límite recomendado de diez cabezazos de “alta fuerza” por semana en el entrenamiento del fútbol profesional. “Representa un enfoque cauteloso para jugar y disfrutar del fútbol mientras continúa la investigación en curso en esta área”, comunicó la federación británica.

Dawn Astle, directora del proyecto de enfermedades neurodegenerativas en el fútbol de la Asociación de Futbolistas Profesionales, le dio la bienvenida al ensayo. “Queremos que todos nuestros niños disfruten de su fútbol, pero deben poder jugar con seguridad (...) La nueva prueba propuesta para extender las pautas de cabeza ya establecidas para el entrenamiento a los partidos es un paso lógico y sensato”, declaró, según The Guardian.

En 2002, un médico forense dictaminó que el fallecimiento de su padre, el exdelantero del West Bromwich Albion, Jeff Astle, fue producto de una enfermedad debido a repetidos cabezazos a una pelota de fútbol. Un nuevo examen posterior del cerebro de Astle por parte del neuropatólogo consultor Dr. Willie Stewart llevó al descubrimiento de que había estado sufriendo de encefalopatía traumática crónica (CTE), una enfermedad cerebral progresiva.

El drama de la demencia en los exdeportistas está presente en Inglaterra y tuvo mucha difusión en 2020, con el documental “Finding Jack Charlton”, el campeón mundial de fútbol de 1966 y luego DT de Irlanda, que murió en julio de ese año por demencia.

En esta foto de archivo tomada el 4 de marzo de 2019, Jack Charlton llega a la iglesia de Stoke Minster para el servicio fúnebre del ex portero de Inglaterra Gordon Banks en Stoke-on-Trent, centro de Inglaterra. - Jack Charlton, miembro del equipo ganador de la Copa Mundial de Inglaterra que ganó la
Jack Charlton, el campeón del mundo de 1966, falleció en 2020 por demencia.

El Field Study, dirigido por el mismo Dr. Stewart, descubrió en 2019 que los futbolistas profesionales tenían “tres veces y media más probabilidades de morir de una enfermedad neurodegenerativa que los miembros de la población de la misma edad”. Con toda esta información, el fútbol inglés decidió reaccionar para tratar de evitar estos severos problemas en sus deportistas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.