Los Dolphins afrontan el choque contra los Chargers en modo de eliminatoria

Al Diaz/adiaz@miamiherald.com

Con el control de su destino, los Dolphins (8-4) no pueden bajar la guardia frente a los Chargers de Los Angeles (6-6), el domingo (8:20 p.m. TV: NBC. Radio: 560 WQAM, KISS 99.9; 1140 AM en español con Roly Martín y Eduardo “Vikingo” Martell) en el SoFi Stadium, Inglewood, California.

En estos momentos, el conjunto de Miami ocupa el sexto puesto entre los siete cupos que ofrece la Conferencia Americana para avanzar a los playoffs y el compromiso contra los Chargers es en modo de una eliminatoria.

No hay que descuidarse, sin embargo, porque las cosas se encuentran tan parejas en esta conferencia que cuando entramos a la fecha 14, apenas dos equipos están eliminados (los Texans de Houston, 1-10-1; y los Bears de Chicago, 3-10) y los 14 restantes –incluidos los Chargers- están vivos para meterse en la postemporada.

La larga gira por la Costa Oeste no ha comenzado bien para los Dolphins, que el domingo pasado cayeron 33-17 contra los 49ers de San Francisco y perdieron la punta en la división Este.

“Nuestro equipo se encuentra muy alerta de la importancia del choque contra los Chargers”, afirmó el estratega de los Dolphins, Mike McDaniel.

“Además los muchachos tienen claro que jugarán frente a una audiencia nacional y se encuentran deseosos de volver al camino de la victoria tras la derrota frente a los 49ers”.

Los Dolphins se mudaron por más de una semana al Oeste pues tenían compromisos consecutivos en esa zona. McDaniel se siente muy cómodo con las facilidades para entrenar en las instalaciones de UCLA, con un hotel de cinco estrellas al lado donde la delegación se encuentra alojada.

Algunos jugadores como el astro Tyreek Hill no solo han viajado con gran equipaje sino con toda la familia y el wide receiver lo ha hecho con 15 familiares.

“He viajado básicamente con las personas con las que vivo”, explicó Hill. “Me dije: Cómo podría estar tanto tiempo lejos de mis niños, de papá, mamá, mi suegro, mi hermana”.

El wide receiver comentó acerca del profundo lazo que lo une con su madre.

“Mi madre se ocupa de mí como si yo todavía estuviera en la escuela secundaria”, contó Hill. “Ella prepara mi comida, lava mi ropa. Hace todo por mí. Después de entrenar nos reunimos con la familia, jugamos bowling, la otra noche fuimos todos al show de un comediante, nos reímos, disfrutamos juntos y pasamos un buen momento”.

Pese a la derrota pasada existe un buen ánimo en los Dolphins y, sobre todo, un propósito de enmienda.

Tua Tagovailoa no tuvo una buena actuación en San Francisco, pero se sintió ampliamente reconfortado cuando le informaron que se encuentra de líder en las votaciones para el Pro Bowl (Juego de Estrellas de la NFL).

“Se trata de una noticia asombrosa”, exclamó el quarterback. “Este reconocimiento es halagador porque uno lucha en una liga muy competitiva contra grandes jugadores. En mi tercer año en la NFL y con la experiencia de haber pasado por muchas cosas resulta estimulante encontrarse en esta posición”.

McDaniel destacó los esfuerzos de Tua por mantenerse en la cresta de la ola.

“Todo lo que sale mal en un partido no es responsabilidad directa del quarterback”, comentó el estratega. “Todos sabemos que Tua siempre quiere superarse y piensa que pudo haberlo hecho mejor contra los 49ers”.

Al escuadrón de Miami le viene un calendario complicado. Tras el encuentro en Los Angeles, el domingo viajará de costa a costa de regreso a casa, con toda la fatiga que eso implica. El venidero viernes 16 se trasladará a Nueva York para enfrentar al día siguiente al líder de su división, los Buffalo Bills (9-3), pues ese partido debido a su importancia fue adelantado para el sábado en horario estelar.

“Por el momento nos encontramos enfocados en el choque contra los Chargers”, dijo McDaniel.

“De todas maneras ajustaremos nuestros planes. La preparación será entre lo que hacemos normalmente cuando jugamos los domingos y cuando lo hacemos para el jueves en la noche. Será un desafío. Llegado el momento lo asumiremos”.

En dos partidos seguidos, los Dolphins tendrán la oportunidad de jugar frente a una audiencia nacional y eso habla de la importancia que ha adquirido el equipo para la NFL y la expectante posición en la que se encuentra en estos momentos.

“Esto es algo que hemos venido construyendo desde que llegué aquí”, aseguró McDaniel. “Trataremos de sacar el máximo provecho, en lo que se refiere a motivación, de jugar ante los ojos de todo el país”.