El dolor de Sofía Maccari, la Leona a la que le robaron la medalla olímpica

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
La argentina Sofia Maccari pierde el equilibrio mientras persigue el balón durante un partido de hockey sobre césped femenino contra Australia.
John Minchillo

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 le dieron al hockey argentino la posibilidad de subirse al podio y alzarse la medalla de plata. Una de las piezas clave del plantel, dirigido por el “Chapa” Retegui, que alcanzó este logro es Sofía Maccari, la jugadora de San Fernando que también alcanzó la plateada en Londres 2012.

Sin embargo, la alegría esta vez duró poco. A menos de un mes de volver del país asiático, a Maccari le robaron la medalla olímpica. “Seguramente la persona que la tiene ahora -estoy, desde que me robaron, pensando ‘¿quién la tendrá?’- no sabe el valor que tiene esto para un deportista amateur. Quizás la mira pensando que es un pedazo de algo, y para nosotros es el reflejo de un montón de esfuerzo y entrenamientos, y del apoyo de amigos y familia. Tiene mucho sentimiento. Muchos me decían: ‘Por suerte, tenés otra’, pero cada una es diferente. La verdad, siento un dolor enorme”, reflexionó al conversar con LA NACION.

Tras el robo, fue a hacer la denuncia y le notificaron que a la tarde detuvieron a uno de los dos asaltantes. “Es menor, no quiso hablar, decir dónde está el otro ni dónde están las cosas. Obviamente que lo sabe, pero no lo dice”.

Al hablar con LA NACION, Maccari contó que había ido a Escobar con su auto, y narró cómo fue la secuencia: “Estaba estacionada, viendo si estaba en la dirección correcta, y de golpe, me abrieron el auto dos hombres: uno de cada lado, armados”.

Los ladrones las obligaron a bajarse del auto, y ante esa orden, la persona que acompañaba a Sofía intentó resistirse y permanecer en el vehículo, mientras que la campeona olímpica trataba de calmar a los asaltantes. “La empujé para que salgamos, bajamos y se fueron con el auto, los teléfonos y el bolso donde tenía la medalla”.

La deportista llevaba la planteada consigo porque pensaba ir a ver a una amiga suya para mostrársela y compartir con ella la alegría del logro alcanzado. “Me había ayudado mucho en el proceso olímpico, entonces le había prometido que se la iba a llevar”, se lamentó la Leona.

Sofía Maccari: la jugadora “prohibida” que empuja a las Leonas

Los Juegos de Tokio significaban mucho para ella, no solo por lo deportivo y lo que implicaba volver al ruedo tras un año de pandemia, sino también por lo personal: no jugaba oficialmente en las Leonas desde las semifinales de la Pro-League que se disputaron en Londres en 2013 y, tras ocho años y medio de ese momento en el que el DT Emanuel Roggero la sacó del plantel, volvió a ponerse la celeste y blanca.

Desde Tokio, la argentina de 37 años conversó con este medio y reflexionó al respecto. “Necesitaba un cierre más feliz en la selección, porque el otro había sido muy duro”, había dicho en aquel entonces. Tras ello, soltó una frase que hoy resuena distinto: “Las medallas quedarán en un cajón, de acá me quedo con las vivencias, que es lo más importante”.

Si bien es cierto que le quedan los recuerdos (que nadie puede robarle), la plateada olímpica es el reflejo de su lucha. Y se la había ganado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.