Djokovic y su regreso a Australia: "Espero que todo sea positivo"

BRENTON EDWARDS/AFP via Getty Images

Novak Djokovic espera una recepción positiva por parte del público en el próximo Abierto de Australia, después de que lo deportaran del país oceánico a principios de este año y quedara al margen de la acción.

El serbio, ganador del primer Grand Slam de la temporada en nueve oportunidades, buscará grabar su nombre en el trofeo una vez más en el certamen que comienza el 17 de enero.

Al ex Nº 1 del mundo se le prohibió jugar en la última edición y fue expulsado de territorio australiano por su negativa a vacunarse contra el COVID-19, a pesar de que inicialmente se le concedió una exención médica.

En consecuencia, Nole perdió la oportunidad de alcanzar el 10ª título en este torneo y vio desde afuera cómo Rafael Nadal se adjudicó la corona; incluso, el español ganó después en Roland Garros y desplazó al balcánico como el máximo vencedor en torneos grandes (22 estrellas sobre 21).

"Espero que todo sea positivo. Obviamente, no es algo que pueda predecir", deseó Djokovic en la conferencia de prensa, mientras se prepara para la acción en Melbourne.

En relación a sus objetivos, Djokovic señaló: "Haré todo lo posible para jugar un buen tenis, transmitir buenas sentimientos y emociones al público. Esto es lo que hacemos como atletas profesionales, también somos entretenedores, de alguna manera. Intentamos que la gente se sienta bien, se divierta y tenga buenos recuerdos".

Asimismo, deseó: "Espero que eso suceda conmigo. No sé cuántos partidos jugaré, pero espero poder llegar hasta el final".

Como previa al Abierto de Australia, el actual 5 del ranking competirá en Adelaida, durante la primera semana de enero.

Foto: Getty Images