Djokovic elogia a Rune antes de la final: "No hay duda de que es el futuro de este deporte"

NurPhoto via Getty Images

Novak Djokovic se deshizo en elogios hacia Holger Rune antes de su enfrentamiento en la final del domingo en el Masters de París, declarando: "Me recuerda un poco a mí mismo".

El serbio superó el sábado a Stefanos Tsitsipas en su semifinal, con una victoria por 6-2, 3-6 y 7-6 (7-4) y ahora deberá medirse ante Rune, de 19 años, en un esperado choque de generaciones.

Será la 56ª final de un Masters 1000 para Djokovic, un récord, y la primera para Rune, que ascenderá al 10º puesto del mundo si gana. El danés ya tiene asegurada al menos la duodécima posición en la lista de la ATP, la más alta de su carrera, tras haber eliminado a cuatro jugadores del top 10 esta semana: Hubert Hurkacz, Andrey Rublev, Carlos Alcaraz y Felix Auger-Aliassime, al que venció el sábado por 6-4 y 6-2.

En toda su joven carrera, antes de este torneo, el nacido en Copenhague solo había vencido a cuatro jugadores del top 10, por lo que esta semana supone un paso importante, independientemente de cómo sea la final.

"No hay duda de que es el futuro de este deporte, junto con Alcaraz y algunos otros chicos", dijo Djokovic. "Ojalá pueda postergar su primer título de Masters 1000. Nos llevamos muy bien, somos buenos amigos fuera de la pista", agregó en conferencia de prensa.

"Por supuesto, en la cancha, somos competidores. Sólo jugué contra él una vez, en el último US Open, una buena batalla, a cuatro sets. Mejoró mucho, sin duda. Físicamente es un tipo muy en forma. Es joven, así que no tiene mucho que perder. Solo se dedica a golpear la pelota", continuó.

Y completó: "Me recuerda a mí mismo, con un revés sólido y una defensa muy buena, competitivo, dejándose el corazón y las piernas en la pista en cada punto. Es agradable ver eso. Creo que es muy bueno para nuestro deporte en general".

Foto: NurPhoto via Getty Images