Mi discurso no se ha agotado: Andrés Lillini

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 3 (EL UNIVERSAL).- Andrés Lillini se calienta. El técnico de Pumas asegura que aún se puede clasificar, que su discurso no se ha desgastado. Que cuando habla le da de comer a muchos que esperan que le vaya mal al club y que a los universitarios.

"Este encuentro me deja muy mal. No hay justificación, esto es de resultados, todos se guían por eso. Uno trabaja para ganar, estar arriba y cuando no lo hace, todo está mal. Habremos creado seis o siete de gol, difícil de tener en un juego así y cuando el rival te llega, te hace goles y te gana… Hay que pensar, pensar mucho todo lo que concierne en la posición en la que estamos en el torneo".

El torneo, asegura, no está perdido, "faltan seis jornadas, el equipo puede hacerlo, uno no puede bajar los brazos, pero la realidad es que estamos muy lejos… No puedo prometer nada, porque cada vez tenemos más lejos al número 12".

Su discurso no se ha desgastado: "No saben lo que es el día a día, los jugadores me creen, si no, no llegaríamos al área. EL discurso no se cambia, porque entonces cambio yo, y eso se hace difícil. El problema es el gol y en eso no me puedo esconder, sin goles no podemos ganar. A veces las formas importan, pero mientras no ganes, eso es lo de menos. Está todo mal".

Y al final levantó la voz: "Tengo el plantel para poder levantar. Que la gente que cree que lo siga haciendo. Esto es un mazazo, no me escondo. A veces con lo que digo le doy de comer a muchos que esperan que estas cosas sucedan en el club. El plantel no es menos que otros, peleará hasta el final".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.