La dinastía Chicago Bulls : Scottie Pippen se animó a romper un mito de Michael Jordan

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Michael Jordan y Scottie Pippen,
Michael Jordan y Scottie Pippen,

Es evidente que hay varios actores, de los importantes, que están dispuestos a descolgar de la pared algunos cuadros de las leyendas de la NBA. Scottie Pippen volvió a cargar sobre Michael Jordan y en esta oportunidad se animó a romper el mito del “Flu Game”, aquel quinto juego de la final de 1997 ante Utah Jazz en el que “Su Majestad” jugó con 40 grados de fiebre y vómitos y fue el factor determinante para la victoria de Chicago Bulls.

Juntos ganaron 6 anillos, pero la guerra estalló tras la publicación del documental The Last Dance, ya que allí se enaltece la figura de Jordan y sus compañeros entienden que todos quedaron muy en segundo plano. Uno de los más molestos por esa situación es Pippen, que habló del tema en otras oportunidades y calificó de egoísta a Jordan: “Fue un gran anotador, pero muchas de las cosas que hizo se basaron en él como individuo. Y creo que el básquetbol es un juego de equipo”, dijo Pippen en una entrevista en el programa Buenos Días América.

El famoso Flu Game

En el marco de la promoción del libro sobre su vida (Unguarded), que fue publicado este martes, Pippen charló con Sirius XM y dejó en claro que no hubo nada de extraordinario de parte de Jordan en aquel mítico partido denominado “Flu Game”. Incluso, Pippen le bajó el valor a esa actuación y lo comparó con las finales de 1998 en las que él jugó con una lesión de espalda: “Te voy a preguntar esto: ¿es más fácil jugar con una hernia de disco o jugar con gripe? Bueno, no veo muchos ‘Bad Back Games’, pero sí veo muchos ‘Flu Games’”.

En este contexto, Pippen parece dispuesto a develar todo tipo de situaciones que rompen un poco la mística de toda aquella tremenda historia de los Bulls. La relación entre ellos, de la que muchos hablaron, queda claro que lejos estaba de ser la de dos amigos: “No fue lo que viste en la cancha (…) Siempre tendremos ese respeto el uno por el otro, pero nuestra amistad no es lo que la gente piensa en la televisión”, contó en Buenos Días América.

La revista estadounidense GQ publicó un buen extracto de la autobiografía de Pippen y no deja dudas acerca de cómo impactó en todo el tratamiento que recibieron en The Last Dance: “¿Cómo se atreve Michael a tratarnos de esa manera después de todo lo que hicimos por él? Michael Jordan nunca habría sido Michael Jordan sin mí, Horace Grant, Toni Kukoc, John Paxson, Steve Kerr, Dennis Rodman, Bill Cartwright, Ron Harper, B. J. Armstrong, Luc Longley, Will Perdue y Bill Wennington. Pido disculpas a todos los que he dejado fuera”.

Y continuó: “Para empeorar las cosas, Michael recibió 10 millones de dólares por su papel en el documental, mientras que mis compañeros de equipo y yo no ganamos ni un centavo, otro recordatorio del orden jerárquico de los viejos tiempos. Durante toda una temporada, permitimos que las cámaras entraran en nuestros vestuarios, nuestros entrenamientos, nuestras vidas...”.

Scottie Pippen vuela hacia el aro ante la impotencia de Mark Jackson, de Indiana
Scottie Pippen vuela hacia el aro ante la impotencia de Mark Jackson, de Indiana


Scottie Pippen vuela hacia el aro ante la impotencia de Mark Jackson, de Indiana

Pippen a la carga contra Jordan en Unguarded

En el extracto que se dio a conocer para promocionar la venta del libro de Pippen, la carga del ex jugador contra Jordan es contundente: “ No podía creer lo que veía. Una y otra vez, el foco de atención brillaba en el número 23. Incluso en el segundo episodio, que se centró durante un tiempo en mi difícil educación y mi camino poco probable hacia la NBA, la narrativa volvió a Jordan y su determinación de ganar. Yo no era más que un accesorio . Su ‘mejor compañero de equipo de todos los tiempos’, me llamó. No podría haber sido más condescendiente si lo hubiera intentado”.

Y continuó: “Cada capítulo era lo mismo: Michael en un pedestal, sus compañeros de equipo eran secundarios, más pequeños, el mensaje no es diferente de cuando se refirió a nosotros en ese entonces como su “elenco de apoyo” . De una temporada a la siguiente, recibimos poco o ningún crédito cada vez que ganábamos, pero la mayor parte de las críticas cuando perdíamos. Michael podía tirar 6 de 24 desde el campo, cometer 5 pérdidas de balón, y todavía era, en la mente de la prensa y el público que lo adoraban, el ‘Errorless’ Jordan”.

Pippen fue claro acerca de por qué entiende Jordan accedió a hacer The Last Dance: “ Michael estaba decidido a demostrarle a la generación actual de fans que él era más el grande, y aún más grande que LeBron James, el jugador que muchos consideran su igual, si no superior . Así que Michael presentó su historia, no la historia del ‘Último baile’”.

Y hasta contó que recibió llamadas de apoyo de otros jugadores que formaron parte de aquel tremendo equipo de Chicao Bulls. Uno de los primeros que se comunicó con el fue John Paxson que, según Pippen, le dijo: “ Sólo quiero que sepas que respeté todo sobre ti como compañero de equipo. Se pueden contar narrativas de mierda, pero confío en mis experiencias reales. No dejes que otros, incluidos los medios de comunicación, te definan. Eres exitoso y valorado y siempre me he sentido afortunado de ser tu compañero de equipo”..

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.