Dinamita Olmo

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Sevilla, 14 nov (EFE).- La selección española, clasificada directamente para el Mundial de Catar 2022, puede agradecer parte del billete para la duodécima fase final universal consecutiva a la 'dinamita' de Dani Olmo.

Dos 'cañonazos' del jugador del RB Leipzig han significado nada menos que seis de los 19 puntos acumulados por el conjunto de Luis Enrique Martínez en un grupo que se complicó de entrada y que le ha hecho tener que esperar hasta el último momento para sacar el billete para la Copa del Mundo.

El primero lo consiguió en Tiflis, en el último suspiro del partido que se complicó tras haber empatado ante Grecia en la primera jornada, para sellar el 1-2 y la remontada ante un equipo de Georgia que ha acabado siendo un gran 'aliado' de la Roja con su victoria el pasado jueves ante la escuadra sueca.

Olmo, el 28 de marzo, enganchó un potente disparo que sorprendió al meta georgiano Giorgi Loria, que no estuvo nada acertado, y certificó la remontada de España que había iniciado Ferran Torres.

No fue titular en el Boris Paichadze de la capital georgiana. En La Cartuja sí que formó parte del once inicial en el difícil cierre de esta fase. Suecia, que precisaba la victoria, había dispuesto de ocasiones para evitar el pase de España y el final, con los nórdicos apretando más, se antojaba taquicárdico.

Sin embargo, volvió a aparecer Dani Olmo, a los 86 minutos, para enganchar un 'cañonazo' marca de la casa y generar el único tanto del partido. Su tremendo disparo desde fuera del área, solo pudo ser rozado por el meta Robin Olsen, el esférico se estrelló en el larguero y apareció, solo y muy atento, Álvaro Morata, para picar el balón por encima del arquero noruego.

El joven atacante de Terrassa, de 23 años, ya ha jugado 17 encuentros con la selección española desde que debutó el 15 de noviembre de 2019 ante Malta. Es un fijo para Luis Enrique y un valor seguro por calidad, trabajo y oportunismo, como ha quedado demostrado una vez más en una fase de clasificación en la que ha marcado dos tantos en cuatro apariciones.

Las lesiones le habían impedido volver a jugar con la selección desde su gran actuación en semifinales de la Eurocopa ante Italia. Volvió en Atenas, desde el banquillo, y en La Cartuja fue decisivo.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.