Dinamarca continúa el diálogo con Ruanda sobre el centro de acogida a refugiados

·3  min de lectura

Copenhague, 20 abr (EFE).- Dinamarca mantiene abierto el diálogo con Ruanda sobre la posible construcción en este país de un centro de acogida a solicitantes de asilo, similar al presentado la semana pasada por las autoridades británicas, informó este miércoles el Gobierno danés.

El ministro de Integración danés, Mattias Tesfaye viajó hace un año a Ruanda, donde firmó un convenio marco para estrechar la cooperación con este país en materia de inmigración y que abre la puerta a construir allí un hipotético centro de acogida.

"Dinamarca tiene una buena cooperación con Ruanda, basada en una amplia colaboración. Yo visité el país hace un año y junto con el ministro de Desarrollo nos reunimos con representantes de su gobierno, firmando dos acuerdos. Hemos mantenido un diálogo estrecho para reforzar aún más nuestra colaboración", señaló Tesfaye a Efe en un correo electrónico.

Tesfaye resaltó que el diálogo con Ruanda sigue abierto y que no se han cerrado más acuerdos, por lo que resalta la importancia de que continúen las conversaciones de forma "confidencial" con ese país y todas las fuerzas parlamentarias danesas.

El Parlamento danés aprobó en junio del año pasado una ley que permite crear centros de ese tipo en el extranjero a los que se podrá trasladar a los peticionarios que lleguen a Dinamarca mientras se tramitan sus peticiones.

La ley, aprobada con los votos del gobernante Partido Socialdemócrata y de toda la oposición de derecha, fue criticada en su momento por el ala más a la izquierda del Parlamento, oenegés y la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que cuestionaron su legalidad.

Tesfaye ha convocado una reunión con los portavoces en extranjería e inmigración de todas las fuerzas parlamentarias el próximo día 28 para discutir una amplia reforma del sistema de asilo, aunque según medios daneses no está previsto que se presente un acuerdo sobre un hipotético centro de acogida.

"Nuestro diálogo con el Gobierno de Ruanda comprende un mecanismo para el traslado de solicitantes de asilo y debe asegurar un enfoque más humano que la red criminal de traficantes de personas que marca el flujo migratorio sobre el mar Mediterráneo", explicó el ministro danés.

Según el plan presentado la semana pasada por el primer ministro británico, Boris Johnson, y que aún debe ser aprobado por el Parlamento, el Reino Unido trasladará a Ruanda a los solicitantes de asilo que crucen el Canal de la Mancha para combatir la inmigración ilegal y las bandas delictivas que explotan a las personas que buscan refugio, según Londres.

El Gobierno danés considera el sistema actual de asilo europeo es "insostenible" y ve el acuerdo entre Londres y Kigali "un buen paso hacia adelante".

"Espero que más países europeos en un futuro próximo apoyen la visión de atacar la inmigración irregular a través de acuerdos con países de fuera de Europa", señaló Tesfaye.

Dinamarca, que no forma parte de la política común de la Unión Europea (UE) en materia de justicia e inmigración, ha impulsado una línea dura desde hace dos décadas, que han mantenido sin cambios los sucesivos gobiernos de izquierda y derecha.

El anterior gobierno liberal-conservador de Lars Løkke Rasmussen (2015-2019) acentuó esa línea, coincidiendo con la llamada crisis de los refugiados en Europa, con el apoyo constante del Partido Socialdemócrata, dirigido por Mette Frederiksen, primera ministra desde hace tres años.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.