Las diez noticias más importantes del año en Portugal

·5  min de lectura

Lisboa, 27 dic (EFE).- El anuncio del adelanto electoral para atajar la crisis política que estalló en noviembre sorprendió a Portugal en un año marcado por la pandemia y que el país había estrenado con la reelección del presidente, Marcelo Rebelo de Sousa, y la presidencia lusa de la Unión Europea.

ADELANTO ELECTORAL

La ruptura de la alianza de izquierdas que apoyaba al socialista António Costa derivó en una crisis política que impidió al Ejecutivo sacar adelante el Presupuesto de 2022 en octubre.

Ante un Gobierno en minoría y sin apoyos, el presidente portugués decidió adelantar las elecciones en mitad de la legislatura para atajar la incertidumbre que podría salpicar a la economía cuando el país comenzaba a recuperarse tras el golpe de la pandemia.

En juego, además, miles de millones de euros procedentes de los fondos europeos que Portugal ya ha comenzado a recibir y que deben contribuir a la recuperación post-covid.

MARCELO REBELO, REELEGIDO PRESIDENTE

El conservador Marcelo Rebelo de Sousa termina un año en el que ha tenido un protagonismo inusual. A sus 72 años, el pasado enero fue reelegido para un nuevo ciclo en la Presidencia del país con más del 60 % de los votos.

En su primer mensaje, "Marcelo", como le conocen popularmente los portugueses, se marcó "como primera misión combatir la pandemia" y han sido muchas sus apariciones públicas durante el año para explicar las sucesivas restricciones adoptadas para frenar el virus.

En la recta final del año, decidió adelantar las elecciones en el ecuador de la legislatura convencido de que era la mejor fórmula para zanjar la crisis política abierta en el país.

LA FURIA DE LA PANDEMIA

La covid ha dibujado en Portugal una montaña rusa durante 2021. El "milagro portugués", que colocó al país como modelo en todo el mundo por el control de la pandemia tras un severo confinamiento, se disipó con los meses y el virus llegó a dejar más de 300 muertos diarios.

Los hospitales se saturaron, las urgencias se colapsaron y las unidades de cuidados intensivos tocaron máximos.

Las restricciones y los confinamientos dieron frutos y el país remontó durante el verano, aunque la variante ómicron -que representa la mitad de los nuevos contagios- ha devuelto a Portugal a las urgencias desbordadas, el teletrabajo y el cierre del ocio nocturno.

PRESIDENCIA PORTUGUESA DE LA UE

Portugal asumió la Presidencia de la UE durante el primer semestre del año con el lema "es hora de actuar" y el objetivo de reforzar la coordinación entre los Estados miembros en materia social.

En plena pandemia, Portugal tuvo una agenda difícil pero logró sacar adelante la Cumbre Social de Oporto, la primera con asistencia presencial de los líderes europeos desde que estalló la crisis de la covid, para comprometerse a reducir la pobreza y mejorar la tasa de empleo.

El semestre sirvió para afianzar el proceso de adquisición conjunta de vacunas en la UE y estuvo marcado por el acuerdo de salida del Reino Unido, el Brexit.

DESCARBONIZACIÓN

El 2021 fue el año en que Portugal dejó atrás la producción de electricidad a partir de carbón con el cierre de las centrales termoeléctricas de Sines (EDP) en enero y de Pego (Endesa y Trustenergy) en noviembre.

Además, el Gobierno luso anunció en noviembre la inversión de 224 millones de euros para reducir el impacto económico del cierre de instalaciones que usaban energías no renovables en parte del país.

El objetivo de Portugal es alcanzar la neutralidad carbónica en 2050.

LA GASOLINA A DOS EUROS

El precio de la electricidad y el combustible amenazan con disparar la inflación en el país.

La gasolina llegó a alcanzar los 2 euros/litro en algunos puntos de abastecimiento en octubre, una cifra nunca antes vista en Portugal.

Ante el malestar social, el Gobierno tuvo que intervenir y anunciar un paquete de medidas para ayudar a familias y empresas con la devolución de 10 céntimos por litro, con un máximo de 50 litros mensuales, hasta el próximo mes de marzo.

EL RESCATE DE TAP

TAP, la aerolínea de bandera portuguesa, recibió un importante balón de oxígeno en la recta final del año, después de que la Comisión Europea (CE) diese luz verde a ayudas públicas que rondan los 3.200 millones de euros para favorecer su viabilidad.

A cambio, la compañía mantiene una flota de 96 aviones pero debe desprenderse de tres de sus empresas filiales.

PORTUGAL, CAMPEÓN DEL MUNDO DE FÚTBOL SALA

La selección nacional de fútbol ha sufrido más de la cuenta y tendrá que jugar la repesca en marzo para tener plaza en el Mundial de Catar, mientras que el combinado de fútbol sala, liderado por Ricardinho, lograba por primera vez el título de campeón del mundo en la final disputada en Kaunas contra Argentina.

A sus 36 años, Ricardinho, que había anunciado que ésta era su última etapa con "las quinas", fue nombrado mejor jugador del torneo.

CORRUPCIÓN EN EL FÚTBOL

El mundo del fútbol portugués amaneció el 7 de julio con la detención del presidente del Benfica, Luís Filipe Vieira, que fue arrestado junto a su hijo y otros dos empresarios tras registros en 45 dependencias para esclarecer negocios de más de 100 millones de euros que podrían acarrear diferentes delitos fiscales y de blanqueo de capital.

Tras 18 años consecutivos en el cargo, Vieira tuvo que dimitir y cogió el timón de los encarnados el exfutbolista Rui Costa.

FINAL DE LA LIGA DE CAMPEONES

Uno de los eventos del año fue la final de la Liga de Campeones que acogió la ciudad de Oporto entre Chelsea y Manchester City.

Ganaron los londinenses en un fin de semana donde las hinchadas inglesas colapsaron los centros neurálgicos de la ciudad en un desenfreno de fiesta y alcohol, saltándose las restricciones covid.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.