Diego Schwartzman le ganó a Mackenzie McDonald en el debut del ATP 500 de Barcelona

·3  min de lectura
BARCELONA, ESPAÑA - 19 DE ABRIL: Diego Schwartzman de Argentina juega un golpe de derecha contra Mackenzie Mcdonald de los Estados Unidos durante el día 2 del ATP500 Barcelona Open Banc Sabadell en el Real Club De Tenis Barcelona el 19 de abril de 2022 en Barcelona, España. (Foto de David Ramos/Getty Images)
David Ramos

Dio vuelta de página muy rápido y despejó los fantasmas. Después de perder en Montecarlo uno de los partidos más dolorosos de su carrera, Diego Schwartzman debutó con éxito en el ATP 500 de Barcelona, al derrotar al norteamericano Mackenzie McDonald por 6-2 y 6-4, en una hora y media. Atrás quedó la frustración de la semana pasada ante el griego Stefanos Tsitsipas, que dio vuelta un marcador desfavorable de 0-4 y lo frenó en busca de las semifinales de aquel Masters 1000.

Este martes, los números terminaron siendo contundentes para el Peque: logró 7 de 18 oportunidades de breakpoint, mientras que McDonalds le rompió el servicio en las tres ocasiones que dispuso. El próximo rival de Schwartzman surgirá del ganador del británico Daniel Evans y el italiano Lorenzo Mussetti.

Schwartzman mostró mucha convicción para llevarse el primer set, que consiguió en 47 minutos. Agresivo siempre desde la base y variando el juego, obtuvo tres de diez breakpoints, logró siete winners y cometió apenas cuatro errores no forzados en ese primer parcial. Se lo notó siempre metido, también con una efectividad perfecta cada vez que subió a la red: 4 puntos de 4. En algún descanso, también estuvo intercambiando palabras con el umpire brasileño Carlos Bernardes, apuntándole alguna pelota dudosa.

El segundo set comenzó de la mejor manera para el tenista formado en el Náutico Hacoaj: un quiebre sobre la base de pelotas muy profundas, bien sobre el fleje. Y un quiebre más, en el siguiente servicio del norteamericano, para seguir encarrillando un encuentro que lo tuvo siempre como gran dominador. Si bien Schwartzman perdió su saque en el cuarto game del partido, volvió a desnivelar en el siguiente capítulo. Una sucesión de quiebres de uno y otro lado terminaron matizando ese segundo parcial. Pero cada vez que pudo, el argentino martilló con su derecha para desarmar a su rival y no le dio chance. Mucho más lúcido que su rival siempre, dio espectáculo para las tribunas y no mostró signos del tropiezo vivido en Montecarlo. Un verdadero borrón y cuenta nueva, pese a que aquella última experiencia le sirvió para ascender un puesto más en el ranking y trepar al 15° puesto.

Barcelona, también conocido como Conde de Godó, es un torneo muy caro a los afectos de los argentinos. Vilas llegó a cuatro finales consecutivas entre 1981 y 1984 y perdió todas: dos ante Ivan Lendl y dos frente a Mats Wilander. Justamente el verdugo de Wilander fue Martín Jaite, quien lo doblegó en 1987, para convertirse en el primer tenista de nuestro país en celebrar en Barcelona. En 1990, Guillermo Pérez Roldán perdió la final con el ecuatoriano Andrés Gómez, mientras que Gastón Gaudio llegó a dos finales: en 2002 le ganó a Albert Costa y en 2004 perdió contra Tommy Robredo, que se retiró ayer del tenis tras perder frente a su compatriota Bernabé Zapata Miralles por 6-1 y 6-1.

Este miércoles habrá actividad para otros argentinos: Federico Coria juega ante el búlgaro Grigor Dimitrov, mientras que Federico Delbonis se medirá ante el húngaro Marton Fucsovics.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.