Diallo no se entrena con el PSG tras ser puesta en libertad

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

París, 12 nov (EFE).- La futbolista del París Saint-Germain (PSG) Aminata Diallo no participó este viernes en el entrenamiento del equipo tras ser puesta en libertad en la tarde del jueves, después de pasar 36 horas detenida por su presunta implicación en la agresión a su compañera Kheira Hamrahoui.

El entrenamiento en Bougival (afueras de París) se celebró a puerta cerrada y fuentes del club confirmaron a EFE que Diallo faltó a la sesión preparatoria para el choque liguero del domingo ante el Lyon, a fin de poder descansar.

El club parisino tenía previsto haber celebrado esa sesión abierta a los medios y, a continuación, una rueda de prensa del entrenador, Didié Ollé-Nicolle, y de una jugadora, pero el jueves decidió blindarse completamente ante la enorme polémica generada y anuló la comparecencia y bloqueó el acceso a la prensa.

Diallo, de 26 años e internacional francesa en siete ocasiones, estuvo custodiada por la Policía Judicial (PJ) de Versalles durante 36 horas, desde el miércoles hasta la tarde de ayer jueves.

La Justicia la dejó en libertad por falta de pruebas igual que a un conocido suyo supuestamente implicado en la agresión, aunque las investigaciones continúan y, dependiendo del curso de las mismas, no está descartada una eventual imputación.

Los investigadores sospecharon en un primer momento de que Diallo, cedida la temporada pasada en el Atlético de Madrid, orquestase la agresión del pasado 4 de noviembre por la noche contra Hamraoui (de 31 años y ex del Barcelona), pues ambas se disputan el mismo puesto de centrocampista defensiva tanto en el PSG como en la selección francesa.

Una lesión de Hamroui (internacional en 36 ocasiones) acabaría por beneficiar a Diallo, en un misterioso hecho que recordó al escándalo que implicó a las patinadoras sobre hielo estadounidenses Tonya Harding y Nancy Kerrigan en 1994.

Harding encargó agredir a Kerrigan para supuestamente allanarse el camino de una posible medalla en los Juegos Olímpicos de Invierno de aquel año.

El PSG femenino, uno de los clubes más fuertes de Europa y vigente campeón de la Liga francesa, emitió el jueves por la noche un comunicado apelando a la serenidad y mostrando, de forma genérica, respaldo a sus jugadoras.

La lista de convocadas para el partido ante el Lyon se difundirá el sábado, en la que no se espera ni a Diallo ni tampoco a Hamraoui, que se está recuperando de las lesiones sufridas.

Aquella noche, después de haber dejado en su casa a otra compañera, Sakina Karchaoui, Diallo conducía en Chatou (afueras de París) para dejar en su domicilio a Hamraoui cuando fueron asaltadas por unos encapuchados. Uno de ellos golpeó a esta última en las piernas con una barra de hierro y tuvo que ser atendida en el hospital ese mismo día.

Este jueves, ante el juez, hubo precisamente un careo entre las dos jugadoras implicadas y Sakina Karchaoui, en calidad de testigo.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.