Los Diablos la tienen dura en Yucatán

·1  min de lectura

Gabriel Cruz

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 2 (EL UNIVERSAL).- El fantasma de dos eliminaciones consecutivas ante los Leones de Yucatán ronda a los Diablos Rojos del México, sobre todo, después de perder uno de los dos juegos con los que abrió la Serie de Campeonato de la Zona Sur en el infierno.

La principal arma de los Diablos Rojos es su poder con el bat, pero en la final que disputan con los Leones de Yucatán, los melenudos ya les demostraron que con el madero son igual de peligrosos, y además, tiene un pitcheo solvente que puede maniatarlos.

El duelo por el pase a la Serie del Rey se reanuda hoy en el Estadio Kukulkán, casa de los Leones, donde la novena capitalina enfrentará una peligrosa triple jornada en la que debe ganar al menos un cotejo para asegurar el regreso a la CDMX. "En estos juegos no hay que regalar nada", advierte José Macías, coach de los escarlata, quien se caracterizó por su habilidad con el madero. "No podemos dejarle la puerta abierta a nadie porque pueden pasar muchas cosas".