Los Diablos no están dispuestos a aflojar el paso

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 28 (EL UNIVERSAL).- Los Diablos Rojos buscarán mantenerse en la parte alta de la clasificación general y recuperar la cima cuando reciban al complicado Pachuca.

Será un duelo de alta exigencia, porque ambos equipos se han caracterizado por mostrar un buen juego, y no salen a especular en el rectángulo verde.

El equipo Tuzo, dirigido por el argentino Jorge Almada, ocupa la sexta posición, con 18 puntos, producto de cinco triunfos, tres empates y dos derrotas; 11 goles a favor y ocho en contra.

Tiene en sus filas nada menos que a uno de los delanteros más productivos del torneo, el argentino Nicolás Ibáñez, quien cuenta con cinco anotaciones hasta este momento del torneo.

Los números de Toluca en lo que va del torneo son más que positivos. Con 11 encuentros disputados, el equipo de Ignacio Ambriz suma 21 puntos, con una marca de seis triunfos, tres empates y dos derrotas; 18 goles a favor y 12 en contra.

Los Diablos esperan levantar cara luego de caer 1-0 en su visita al Atlético de San Luis.

Es además la oportunidad de dar un golpe de autoridad y confirmarse como un firme aspirante a estar en Liguilla.

Después de Pachuca, Toluca recibirá también a Guadalajara, que viene a la alza, y visitará a Tigres, para regresar a casa y enfrentarse contra los Pumas.

El duelo con los de Hidalgo tiene además cierto sabor a revancha para los escarlatas, y es que en su más reciente visita al estadio Nemesio Díez, Pachuca se llevó el triunfo 3-0.