Di María tuvo un regreso dorado en PSG y emuló su gol de la final de la Copa América

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
El típico festejo de Ángel Di Maria, que volvió con todo en PSG
LOIC VENANCE

Ángel Di María fue este viernes, y más que nunca, el ´11´ bravo de PSG. Tiene chapa de campeón continental, y lo sabe. Ascendió en el ránking de estrellas. El título con la selección argentina le dibujó una sonrisa en el rostro. Eso, mas un alto nivel sostenido durante la última temporada y la llegada de Lionel Messi al club francés, extendió su alegría. Y cuando la mente se encuentra en estado sano, el cuerpo también: le bastaron nueve minutos de juego para convertir un golazo de emboquillada, que resultó idéntico al que le anotó a Brasil en el Maracaná..

Mauricio Pochettino dispuso su ingreso por Kylian Mbappé cuando el partido ardía y él definió con elegancia para cerrar el telón del estadio de Stade Brestois 29. Fue un «Oh là là» decorado con el ruido que hace la pelota al tocar la red.

Como con la selección, ´Fideo´ se puso la capa de héroe. Pide titularidad en un PSG plagado de estrellas
LOIC VENANCE


Como con la selección, ´Fideo´ se puso la capa de héroe. Pide titularidad en un PSG plagado de estrellas (LOIC VENANCE/)

Pasaron cuarenta días desde que jugó su último partido -la final de la Copa América en el Maracaná, contra Brasil-. Pero la falta de rodaje no pesó. Fideo se tomó vacaciones y volvió recargado, más vigente que nunca y muy activo en su nuevo rol de referente en el plantel del club francés. La llegada de Leo Messi lo infló de expectativa, al igual que a Paredes, Neymar y Verratti. Una foto de ellos juntos en Ibiza indicó la existencia de química entre los cracks mundiales, y esa sintonía parece haberse replicado bien en el vestuario (y es solo el comienzo de la temporada).

El golazo de Di María, una perla en un partidazo

Esto decía a TyC Sports sobre Lionel Messi hace unos días: “Para mi, sinceramente, es muy fácil jugar con Messi. Si vos corrés, él te tira a la pelota y te cae a los pies. No hay excusas para nada”. También bromeaba sobre la riqueza del plantel y los que faltan: “Cristiano se debe querer matar por no estar acá”. Sus palabras pueden interpretarse como una manera de anunciar cómo va a ser la producción del equipo capitalino a partir de esta temporada 2021/2022. Y eso lo refuerza una declaración que hizo Pochettino después del partido contra Brest: “Somos el equipo a batir”.

Se le cumplieron [a Di María] todos los sueños en un mes (ganar la Copa América y jugar en el mismo equipo que Leo). Son palabras suyas, de la misma entrevista. Dulce tanto en lo chistes como dentro de la cancha, el volante ofensivo surgido de la cantera de Rosario Central comienza a mostrar un nivel que lo acerca su mejor versión: aquella que mostró en Real Madrid en la temporada 2013/2014, cuando fue elegido como la figura de la final de la UEFA Champions League.

Pero su partido de hoy fue tan solo el broche de oro que consolida todo, porque en la Copa América comenzó como suplente y, a base de producciones muy buenas, consiguió convencer a Lionel Scaloni de cambiar la formación. También tuvo una gran temporada 2020/2021 en Europa: jugó 43 partidos, marcó 6 goles y registró 18 asistencias.

Di María celebra su gol con Achraf Hakimi, otra de las incorporaciones deluxe del conjunto parisino
LOIC VENANCE


Di María celebra su gol con Achraf Hakimi, otra de las incorporaciones deluxe del conjunto parisino (LOIC VENANCE/)

Dio la cara en dos partidos seguidos: se puso la capa de héroe con la selección y apaciguó un partido caliente en el PSG. Con goles y argumentos técnicos. Pareciera que Di María sigue de fiesta por el campeonato con Argentina, pero, por sobre todo, parece que recuperó la felicidad. Luego de su aparición de esta tarde, en la que bañó la cancha del Stade Brest con calidad de potrero, Mauricio Pochettino y sus colaboradores tendrán más dudas que nunca. Dudas buenas, porque un plantel superpoblado de estrellas (que además se encuentran en un gran nivel), es el sueño de cualquier entrenador. Pero, en este caso, hay un mandamiento preestablecido para el armado de este equipo, que ya recolectó 9 puntos de 9 posibles: Di María debe jugar.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.