Deulofeu: "Es el mejor momento de mi carrera al cien por cien"

·10  min de lectura

Tomás Frutos

Roma, 14 sep (EFE).- El Udinese está imparable en este inicio de campaña: cuatro victorias, entre ellas un contundente 4-0 al Roma de José Mourinho, le colocan cuarto en la tabla, por delante de Inter, Roma, Lazio o Juventus. Y uno de los culpables de esta explosión es, sin duda, el español Gerard Deulofeu, que en una entrevista con EFE repasa este inicio de temporada que considera "el mejor momento" de su carrera.

Deulofeu (Gerona, 1994) vive un momento dulce en la ciudad de Udine junto a su familia, su pilar, y en un club en el que se siente "muy feliz". El exjugador del Barcelona, Sevilla o Milan habló también de su cambio personal, que le ha llevado a convertirse en un "futbolista profesional al milímetro", de una posible salida en el pasado mercado de fichajes, del éxito y del Barcelona, entre otros asuntos.

PREGUNTA: Gran momento de Udinese. Cuatro victorias seguidas y solo una derrota en seis jornadas ¿Cómo está el vestuario ahora mismo?

RESPUESTA: Un momento mágico. Cuando ganas y tienes esa sensación ganadora de que lo tienes aquí (cerrando el puño), y no quieres que te lo quite nadie, es un momento muy bonito para darle mucho valor y continuar creciendo como grupo, creando una mentalidad muy ganadora, porque se puede. Somos un equipo que tenemos individualidades muy fuertes y que precisa de crear una mentalidad fuerte, lo estamos haciendo bien y podemos continuar. Estamos dándole mucho valor al momento y a estas victorias que no son para nada fáciles. Ganar un partido en Serie A es muy complicado.

P: ¿Cuál es el objetivo del equipo para la temporada?

R: No hay objetivos, ni clasificación, ni nada porque eso es una consecuencia. Lo más importante es el crear una mentalidad con los chicos jóvenes que hay, con jugadores que juegan menos y con experimentados que podemos dar ese empujón al equipo. Eso es lo que nos va a hacer llegar a los resultados: la mentalidad. El correr por el compañero, ser más fuerte que tu rival, ser mejor que él, al final ese es el objetivo de cada fin de semana. Eso nos llevará a ver la clasificación o ver los resultados más adelante, al final de temporada.

P: Viene de hacer trece goles la campaña pasada, siendo uno de los líderes indiscutibles de este Udinese sobre el verde. ¿Cree que es el mejor momento de su carrera?

R: Cien por cien es el mejor momento de mi carrera. Primero porque sé lo que me está pasando y el porqué; y, segundo, porque estoy disfrutando mucho.

La temporada pasada ha sido buenísima a nivel individual. Volví de una lesión, muchos goles, asistencias... Pero creo que un jugador puede ir a un nivel más, llevar a tu equipo a crear esa mentalidad y a ganar cada fin de semana. Los goles pasan a un segundo plano cuando, desde tu posición de jugador experimentado, de líder en ataque, de ser un jugador en que los compañeros se fijan, puedes empezar a crear esa burbuja que te lleva un escalón más arriba. Luego llegarán los goles, lo primero es que el equipo gane. Por eso es uno de los momentos más bonitos.

P: ¿A qué se refiere con "sé lo que me está pasando y el porqué"?

R: Me refiero a que tanto mi vida personal como la profesional están muy alineadas, y por eso sé lo que me está pasando. Durante la semana hago una preparación y un enfoque al partido increíble, que luego cuando pasa lo que pasa el fin de semana y lleva pasando durante año y medio, que creo que estoy a un nivel muy potente, sé por qué me pasa. Porque hago un foco en el partido durante la semana, tanto a nivel personal, con mis hijos o mi pareja, desde el amor que tengo en casa, que lo llevo al partido; y luego también, por su puesto, en todo lo que conlleva la preparación del partido: el descanso, la alimentación... Ser un chico que va al milímetro para el fin de semana.

P: En el mercado se habló de una posible salida. Sonó el Nápoles como su nuevo destino.

R: Sí, es verdad. Estuve muy cerca de marcharme, pero entendí una cosa. Antes era un extremo con muchas condiciones, con mucha calidad, y he pasado a ser un media punta que entiende el fútbol por dentro. En cuanto al mercado, no quería ser el Gerard de antes y volver a una posición externa, entonces o venía un equipo con mis condiciones, con qué es lo que creo yo que va a ser el Gerard de los próximos cuatro o cinco años, o no iba a salir. Puse eso por delante del resto. Y puse por delante también que estoy feliz en el Udinese. No tengo ninguna prisa por irme a ningún lado. Estuve cerca, no se dio pero estoy muy tranquilo y contento de seguir donde estoy.

No solo tuve la opción del Nápoles, fueron unos cuantos equipos. Estuvimos negociando con varios pero no se dieron las condiciones que queríamos tanto en el club como yo.

P: ¿Se considera ahora también líder dentro del vestuario?

R: Sí, me considero uno de los líderes del vestuario del Udinese, cien por cien. Soy un jugador que por suerte he disfrutado de muchas experiencias en muchos países y vestuarios importantes, y lo que hago ahora es transmitir a mis compañeros todo lo que he podido vivir. Transmitir esta mentalidad ganadora que se puede crear en este equipo. Por supuesto luego saldrá mi calidad y la del resto.

P: Da la sensación de que la Serie A es la liga a la que mejor se ha adaptado. ¿Por qué cree que ha sido así?

R: La Serie A es la que más he disfrutado porque mis épocas en el Milan y en el Udinese han sido las mejores de mi carrera, o algún año en Watford o Everton. He disfrutado en todos los lados, me acuerdo de un período en Sevilla y de otro, al principio, en el Barcelona. Pero sí que a largo plazo, sobre todo lo he hecho en el Milan y en el Udinese.

Se ha dado que ha sido en la Serie A, pero la Premier es mi liga favorita. Creo que es la mejor en cuanto a pasión, organización... es un escándalo.

En Milán era muy feliz por el equipo al que llegaba, por el nacimiento de mi primera hija; y ahora soy muy feliz en el Udinese, con la familia organizada, alineada desde el amor, y en el fútbol siendo profesional al milímetro. Disfruto donde estoy, creo que es la clave de mi cambio. Aceptar el equipo en el que estoy y querer estar en el equipo en el que estoy.

Lo más importante para llegar al éxito es querer estar donde estás y vivir cada día siendo feliz. Eso te llevará a conseguir el éxito.

P: La temporada estará inevitablemente marcada por el parón por el Mundial de Qatar 2022. ¿Cree que puede afectar al estado de forma del Udinese?

R: No, no va a afectar. Desde el último partido que hagamos antes del mundial hasta el próximo una vez terminado, nos encargaremos tanto el entrenador, el cuerpo técnico, como los jugadores de que no nos afecte y de que nadie se relaje ni un milímetro.

Desde los entrenamientos estamos apretando, no hay nadie que se relaje, porque sino lo que pasa es que el fin de semana no haces una carrera de más y eso se nota en los resultados. Vamos a apretar desde el primer día hasta el último de temporada.

P: El nuevo entrenador, Andrea Sottil, parece haber dado con la tecla en la táctica para ser sólidos en defensa sin perder la esencia ofensiva que caracterizó al Udinese la temporada pasada. ¿Cómo es trabajar con él?

R: Ha sido un entrenador muy inteligente. Ha llegado y ha sabido dejar ciertas cosas que en el último período de la temporada pasada funcionaron muy bien. Además, ha sido un entrenador que ha añadido mucha motivación y que aprieta mucho en los entrenamientos. Sabe perfectamente que somos un equipo que tiene que apretar, correr como locos y por los compañeros, si no, no tenemos opción de enfrentarnos a cierto nivel de rivales y eso es lo que estamos haciendo. Estamos muy contentos con su llegada.

P: ¿Le da más libertad? ¿Qué le pide dentro del campo?

R: Libertad total. Me pide ciertos aspectos, pero bueno, sé perfectamente lo que quieren mis compañeros y mi entrenador por todo lo que llevo en el fútbol. Sé también que el trabajo defensivo que estoy haciendo es clave para el equipo y voy a continuar haciéndolo porque al equipo le ayuda mucho un media punta que aporte tanto en defensa, pero que luego también en ataque sea tan peligroso.

Eso hace que el equipo rival tenga problemas en las dos partes. El primero, que no pueda tener juego con su centrocampista, que es el que organiza el juego; y luego que salgamos al contraataque de una manera muy buena. Lo puedo hacer porque físicamente me encuentro genial.

P: Este año ha perdido a Nahuel Molina -fichado por el Atlético de Madrid- en el carril derecho, con el que el año pasado formó una buena sociedad.

R: En el fútbol hay pequeños socios dentro del campo y es increíble tener esa conexión. Nahuel y yo teníamos una buenísima, me acuerdo que en la segunda parte de la temporada nos juntamos en banda derecha y hacíamos mucho daño a los rivales.

Este año la tengo con Beto y con el 'Tucu' (Roberto Pereyra). Jugadores de calidad pero que entienden que son líderes y tienen que apretar al equipo, sabiendo que no todo es el ataque o la calidad, sino demostrando al equipo que somos ejemplo de defensa.

P: ¿Cuáles son sus objetivos a corto plazo?

R: No me quiero ir a ningún sitio. Lo que he aprendido es que es tan bonito vivir en el sitio en el que estás feliz, que no puedes estar pensando en qué es lo que va a pasar. Lo primero de todo para saber rendir, y tener el estrés emocional del que tanto hablamos controlado y relajado, es querer a tu club, darlo todo y no pensar en un más allá.

A partir de ahí está claro que soy un jugador muy exigente, conmigo mismo y con mi equipo, y quiero quedar lo más arriba posible y marcar lo máximo posible. Eso va a llegar si cada domingo corremos como leones, más que el adversario.

P: ¿Cómo ha vivido el mercado y la situación actual del Barcelona?

R: Estoy muy feliz por quién ha llegado al Barcelona, porque es un lujo poder ver a Xavi, un excompañero mío, poder ver a Joan Laporta, que también estuvo cuando yo era joven allí, me hace estar muy feliz y por supuesto que todos vemos que el año pasado era un año de transición, pero que éste, por cómo se ha fichado y por cómo está el equipo, creo sinceramente que ya no es un año de transición.

El Barça va a pelear por todo. Tiene líderes, jugadores de nivel estratosférico y estoy muy contento porque el Barça va a volver a dar caña tanto en liga como en Europa.

P: ¿Le gustaría volver a recibir la llamada de la selección en algún momento?

R: La selección es lo máximo, pero sé perfectamente que hay una realidad. Hace tiempo que no voy, lo veo complicado porque hay mucha competitividad, pero ya sabéis que soy un jugador muy exigente y con mucha esperanza. Por ahora disfruto de mi club, aunque con la esperanza de llegar a lo máximo, porque ir a representar tu país es lo máximo.

(c) Agencia EFE