Detuvieron al tercer sospechoso por el homicidio de un hincha de Luján y, según Berni, buscan a un “famoso”

·5  min de lectura
Joaquín Coronel tenía 18 años
Joaquín Coronel tenía 18 años - Créditos: @Captura LN+

La investigación por el homicidio del simpatizante del club Luján, Joaquín Coronel, de 18 años, tiene un tercer sospechoso detenido. En las últimas horas se presentó en la seccional local el dueño de un automóvil Audi, que fue grabado por las cámaras de seguridad y por los celulares de particulares, cuando circulaba con la caravana de vehículos que, el domingo pasado, llegaron al estadio municipal, con barrabravas del club Leandro Alem y dispararon contra hinchas de Luján que esperaban por ingresar en la cancha.

Según fuentes de la investigación el tercer sospechoso detenido habría sido identificado como Hugo Prezzo, quien se presentó acompañado por un abogado. Este aprehendido se sumó a César Ramírez, quien conducía el Chevrolet Corsa, que tambien formaba parte de la caravana en la que fueron trasladados los barrabravas de Alem desde la ciudad de General Rodríguez hasta Luján.

La misma conducta se le endilgó a un sospechoso de apellido Pare, quien conducía una camioneta Renault Sandero. Pare, Ramírez y Prezzo quedaron como aprehendidos hasta que la fiscal Laura Cordiviola resuelva si existen pruebas suficientes para indagarlos como supuestos partícipes del homicidio del simpatizante de Luján, o si considera, a partir de los peritajes y declaraciones de testigos, que el proyectil que mató a Coronel o los balazos que hirieron a otros quince hinchas de Luján y dejaron al borde la muerte a uno de ellos, no fueron disparados desde alguno de los automóviles que conducían los sospechosos.

La representante del Ministerio Público tiene 48 horas para pedirle al juez de Garantías que convierta las aprehensiones en detenciones y, en consecuencia, poder indagar a los imputados y definir qué conducta tuvieron en el ataque contra los hinchas de Luján.

César Ramírez, uno de los detenidos por el asesinato de un hincha de Luján
César Ramírez, uno de los detenidos por el asesinato de un hincha de Luján - Créditos: @Policía Bonaerense

Mientras el sospechoso se presentaba en la comisaría de Luján, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, se refería a la investigación por el asesinato de Coronel y, en declaraciones difundidas por radio La Red, manifestó: “Me parece que hay un famoso en el medio”.

Aunque el ministro no aportó detalles ni la identidad del “famoso”, en redes sociales se apuntó a un conocido rapero que, hace ocho meses fue agredido por dos barrabravas de Luján cuando visitó a su pareja y conoció a su hija que había nacido en un sanatorio de esa ciudad.

Este rapero vive en el barrio Centenario, de General Rodríguez y algunos de integrantes de su entorno están vinculados con la barra brava del club Leando Alem. Debido a que, hasta el momento, nadie acusó formalmente al cantante, su identidad se mantiene en reserva. Tampoco fue probada la hipótesis que podría indicar que el ataque que terminó con el homicidio de Joaquín, de 18 años y otros quince simpatizantes de Luján baleados, constituyó una venganza por la agresión que el rapero sufrió cuando fue a conocer a su hija, hace ocho meses.

Anoche, fuentes de la investigación judicial, descartaron la hipótesis planteada por el ministro de Seguridad bonaerense.

En cambio, algunos testigos manifestaron que vieron entre los agresores que descendieron de siete automóviles a un exfutbolista, que se desempeñó en Alem y con pasado en dos equipos grandes de primera. No obstante, todavía no fue imputado.

Hasta el momento se sabe que, los agresores dejaron de frecuentar los lugares a los que concurrían habitualmente. Por ejemplo el tesorero del club Alem dejó de visitar la panadería situada frente a su casa, en General Rodríguez. Se trata de un local, donde lo recuerdan porque se llevaba las medialunas sin pagar al afirmar que les daba seguridad e impedía, con su gestión, que el comercio fuera asaltado.

También desapareció el jefe de la barrabrava de Alem, quien se desempeña en la delegación municipal Las Malvinas, una repartición que depende del Municipio de General Rodríguez. Los servicios de este barrabrava fueron solicitados también por una de las facciones que se disputó el poder en el sindicato de trabajadores de la industria láctea.

Uno de los vehículos que son investigados por el ataque a hinchas de Luján
Uno de los vehículos que son investigados por el ataque a hinchas de Luján - Créditos: @Télam

A principios de octubre, uno de los grupos que pelean por el control del gremio lechero, se enfrentó a balazos con la facción rival que irrumpió en la sede del sindicato, situada en Independencia a 3300, para romper la asamblea en la que se definirían las pautas para las elecciones que debían realizarse en noviembre. Uno de esos grupos violentos contaba con la colaboración de reconocidos integrantes de la barra brava de Alem, también conocido como el conjunto “lechero”, entre los equipos que disputan los torneos del ascenso.

Según fuentes de la investigación, en los últimos meses, la barrabrava de Alem sumó a traficantes de droga y delincuentes que operan en el barrio Fonavi, de Moreno. Por este motivo, no resultó extraño que en uno de los siete allanamientos realizados ayer, los funcionarios judiciales y policiales encontraran un arma, oculta en el estadio de Alem. Si bien dicha arma no tendría las mismas características que la utilizada para matar al simpatizante de Luján, confirmó el hecho de que una parte importante del club fue copado por los barrabravas.

Si bien, todavía no fueron apresados los quince barrabravas de Alem que abrieron fuego contra los hinchas de Luján que estaban en la puerta del estadio municipal y tampoco fue identificado el tirador que disparó y mató a Coronel, nada se dijo sobre la responsabilidad del jefe policial que estaba a cargo del operativo de seguridad.

El jefe de la Estación de Policía local asumió en el cargo una semana antes del partido entre Luján y Alem y no hizo nada para prevenir el enfrentamiento que había sido anunciado a través de redes sociales, por algunos integrantes de la barra brava del club de General Rodríguez que, prometieron venganza por robos de banderas durante una pelea registrada hace un mes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.