El detrás de escena del “¿qué mirás, bobo?” de Lionel Messi: a quién se lo dijo y todo lo que no se vio en TV

El cruce de Lionel Messi en la zona mixta tras el triunfo ante Países Bajos
El cruce de Lionel Messi en la zona mixta tras el triunfo ante Países Bajos

DOHA (De nuestros enviados especiales).- Con la adrenalina a tope, Lionel Messi salió del campo de juego después de la definición por penales contra Holanda y protagonizó una escena impactante frente a las cámara de televisión. Estaba por empezar un diálogo con TyC Sports cuando, inesperadamente, estalló: “¿Qué mirás, bobo?, Andá para allá, bobo”. El periodista Gastón Edul le preguntaba:“¿Quedaste un poco caliente por el final?”, pero él parecía en otro mundo.

Tardó varios segundos en responder, mientras la tensión podía palparse en el ambiente. De inmediato la reacción se hizo viral en las redes: ¿a quién iba a dirigido su mensaje desafiante? ¿Por qué estaba tan indignado un deportista que habitualmente se maneja con mesura dentro y fuera de la cancha?

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La respuesta llegó minutos después: testigos de la escena en las entrañas del estadio Lusail relataron que el destinatario era ni más ni menos que Wout Weghorst, el delantero holandés que entró en el minuto 78 del partido y marcó los dos goles de su equipo.

“Weghorst después de hacer el gol del empate se la pasó provocando a Messi, cargándolo y buscando su reacción”, comentaron fuentes del plantel argentino. Messi le había contado a Sergio “Kun” Agüero -que bajó a festejar el triunfo por penales- su bronca con el delantero que juega en la Superliga de Turquía.

Wout Weghorst ingresó en el complemento y le complicó el panorama a la selección argentina con dos goles
Wout Weghorst ingresó en el complemento y le complicó el panorama a la selección argentina con dos goles - Créditos: @FRANCK FIFE

Lo insólito de la situación es que, pasados los festejos, la bronca y el desahogo, Weghorst se acercó a Messi para pedirle intercambiar la camiseta. El capitán argentino reaccionó intempestivamente cuando vio al holandés acercarse con su camiseta naranja todavía puesta. “Metétela en el orto”, le gritó, según relató el periodista español Ricardo Inclán, de la Cadena Cope, testigo de la escena. Justo en ese instante empezó la conexión con TyC Sports y Messi seguía masticando bronca: “¿Qué mirás, bobo?”, insistió.

Fue el corolario de un final caliente. No solo por las peleas que se vieron en el terreno de juego sino por las declaraciones previas del técnico rival, Louis van Gaal, y por la actuación polémica del árbitro español Antonio Miguel Mateu Lahoz, que dio 10 minutos adicionales en el segundo tiempo, cuando Argentina ganaba 2-1.

Antes de su choque con Weghorst, todavía en el césped, Messi se descargó con Van Gaal y con su ayudante Edgar Davids, a los que les hizo un gesto con la mano como quien dice “cerrá la boca”. Antes les había gritado a ellos el 2-0 que marcó de penal con el gesto del Topo Gigio. “Nos faltaron el respeto”, dijo, después, sobre el técnico holandés.

Lionel Messi celebra al marcar el segundo gol de su equipo desde el punto de penales durante el partido de fútbol de cuartos de final de la Copa Mundial Qatar 2022 entre Holanda y Argentina en el Estadio Lusail
Lionel Messi celebra al marcar el segundo gol de su equipo desde el punto de penales durante el partido de fútbol de cuartos de final de la Copa Mundial Qatar 2022 entre Holanda y Argentina en el Estadio Lusail - Créditos: @FRANCK FIFE

Quién es Weghorst

Wout Weghorst, de 30 años, es un delantero con estatura de basquetbolista (1.97 centímetros), que entró a la lista holandesa en el último suspiro.

El delantero holandés de Wolfsburg Wout Weghorst (CL) compite por el balón con el centrocampista danés de Dortmund Thomas Delaney durante el partido de fútbol de la Bundesliga de la primera división alemana Vfl Wolfsburg vs Borussia Dortmund
Weghorst, en su mejor época, en el Wolfsburgo alemán

Tuvo una carrera discreta en clubes menores de su país, Emmen, Heracles Almelo, AZ Alkmaar, hasta que pasó a la Bundesliga alemana. Allí pasó sus mejores años con la camiseta del Wolfsburgo.

En 2021 parecía haber llegado su declive cuando fichó por el Burnley, de la Premier League. Le fue mal y de allí pasó al Besiktas turco, en lo que parecía el inicio de su ocaso. Van Gaal le dio una oportunidad inesperada al llevarlo al Mundial y en la noche del viernes pudo haberse convertido en héroe nacional, al marcar dos goles después de entrar al partido de cuartos de final en los últimos minutos.

La estirpe de la selección argentina, que se repuso del golpe y triunfó en los penales, lo devolvió al lugar que le tenía reservada la historia.