Tras despachar a Golovkin, Canelo se someterá a una cirugía y tomará su tiempo para recuperarse

·4  min de lectura

Canelo Álvarez ganó y convenció el sábado por la noche en el T-Mobile Arena de Las Vegas, Nevada, al doblegar por segunda ocasión a Gennady Golovkin en lo que fue el final de una rivalidad que se extendió a tres contiendas. Al culminar con la trilogía, Álvarez no perdió ninguna de las tres batallas contra el kazajo (dos victorias y un empate), mientras que Golovkin cosechó su segunda derrota de su carrera, ambas ante el mexicano, quien también lo había vencido en la segunda cita entre ambos, en 2018.

Canelo, quien regresaba de su primera derrota en nueve años, tuvo una gran presentación, en una pelea que careció de emociones en la primera mitad. Álvarez ganó por decisión unánime, a pesar de que las tarjetas de los jueces parecieron ser más cerradas de lo que realmente sucedió en la contienda. Álvarez señaló que respetaba la puntuación de los jueces y que lo que importaba era el resultado.

“Creo que para el boxeo esta trilogía es muy importante. Es uno de los mejores triunfos que mi equipo ha tenido”, dijo Álvarez para luego reconocer que no pudo lograr el nocaut porque Golovkin, de 40 años, es un gran peleador.

Álvarez, de 32 años, también reconoció que después del octavo asalto se sintió un poco cansado debido a que una lesión en la mano no le permitió trabajar los costales y hacer ejercicios de explosividad.

A Álvarez aún le falta desquitar su derrota ante Dmitry Bivol, quien lo derrotó holgadamente en mayo pasado cuando trató de arrebatarle el cinturón de peso semipesado. Antes de enfrentar al campeón del mundo ruso, Canelo dijo que tendrá que operarse de la muñeca izquierda pues tiene un desgarro.

“Me duele en todas partes”, declaró Álvarez al señalar la mano lesionada. El mexicano expresó que después del combate ante Caleb Plant trató de operarse la muñeca, pero no lo realizó.

“Con la mano así como la traigo le gané con el jab al mejor jab que existe en el boxeo”, expresó Canelo sobre Golovkin.

El doctor de Canelo dijo en la conferencia que el boxeador mexicano tenía un desgarro del complejo fibrocartílago triangular, el cual afecta la muñeca y provoca dolor. Si se somete a una cirugía, el tiempo de rehabilitación será entre seis a 12 semanas.

“Voy a tomar mi tiempo, mi cuerpo necesita tiempo. El año pasado peleé cuatro veces en 11 meses”, advirtió Canelo, adelantando que regresará a pelear hasta mayo o septiembre de 2023.

Canelo también hizo referencia, sin entrar en muchos detalles, de algún asunto personal que ha vivido y alentó a muchos a seguir peleando a pesar de los tropiezos. Algunos interpretaron que era la derrota ante Bivol, pero otros especularon que era algo más.

"He pasado por cosas muy difíciles en mi vida. Lo único que se puede hacer es seguir adelante. He pasado por momentos difíciles con mi derrota. Pero las derrotas pueden mostrar cómo puedes ser grande, cómo puedes volver y mostrar humildad", indicó Canelo en la entrevista tras el combate arriba del ring.

“No me gusta entrar en detalles, eso es mío. Lo más importante aquí, lo que sería malo es que te valga madre perder. Si perdiste hay que aceptarlo, tienes que ver lo que tienes que hacer para cambiar y lo que hiciste mal, así es la vida”, expresó el mexicano.

Al final, al preguntarle si seguía una contienda ante Bivol o ante un pugilista como David Benavidez, dijo que todo podría pasar y se mostró muy disgustado con los miembros de la prensa que insistían en un duelo ante Benavidez.

“He hecho muchas cosas en el boxeo, ¿por qué crees que no voy a pelear ante los Benavidez? Escuché al papá diciendo tantas cosas, pero ¿qué ha hecho su hijo? ha peleado ante un campeón toda su vida y ha peleado su vida contra perdedores”, indicó Canelo.

“No me falten al respecto con eso Siempre toda mi vida han dicho que no quiero pelear con un peleador o con otro peleador y luego siempre sale otro. No me falten al respeto porque he hecho muchas cosas y he peleado contra lo mejor del mundo desde que tengo razón”, añadió el campeón indiscutible en los supermedianos.

Por su parte, Golovkin salió a la conferencia de prensa visiblemente triste por el resultado y señaló que al inicio de la contienda comenzó lento, probablemente aceptando un error táctico al cederle la iniciativa a su oponente. El kazajo se negó a hablar de las tarjetas de los jueces y dijo que no se sintió sorprendido por ninguno de los golpes del Canelo.

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times en Español.