Deshaun Watson recibió una extensión de su castigo

·2  min de lectura

Deshaun Watson recibió una suspensión de 11 partidos y una millonaria multa de cinco millones de dólares, después de que la NFL y la NFLPA llegaran a un acuerdo sobre el castigo del mariscal de campo de Cleveland Browns.

El jugador, de 26 años, enfrentó 24 demandas civiles por acusaciones de agresión sexual y mala conducta. No fue acusado por dos grandes jurados y resolvió 20 de 24 demandas en junio, con otros tres acuerdos informados antes del veredicto de la audiencia, a principios de este mes.

El QB recibió, inicialmente, una sanción de seis juegos y ninguna multa adicional, después de una audiencia disciplinaria. La NFL apeló formalmente contra ese fallo para buscar un castigo adicional, y ahora acordaron una suspensión extendida y una multa con la NFLPA.

Además, se requerirá que Watson se comprometa con una evaluación con expertos en comportamiento, mientras sigue un programa de tratamiento obligatorio. El castigo significa que su primer partido de regreso está programado para el 4 de diciembre, contra su ex equipo, Houston Texans.

La semana pasada, el nacido en Georgia negó haber actuado mal tras las acusaciones y se disculpó con "todas las mujeres" a las que ha impactado.

Pues ahora, realizó su descargo este jueves, luego de conocerse la pena por sus acciones y deseó "disculparse una vez más por cualquier dolor que esta situación haya causado".

"Asumo la responsabilidad por las decisiones que tomé. Mi enfoque en el futuro es trabajar para convertirme en la mejor versión de mí mismo dentro y fuera del campo y apoyar a mis compañeros de equipo en la medida de lo posible mientras estoy lejos del equipo", agregó el quarterback.

Sólo unos minutos después, se enfrentó a la prensa y dijo: "Defendiendo mi inocencia. Toda mi vida tiene que poder seguir adelante. Debo crecer como persona".

Puntualmente, sobre la extensión de su sanción, Watson aseguró: "No puedo hablar sobre la equidad. La NFL hizo lo que tenía que hacer, y la NFLPA se comunicó con el lado legal. Me guardaré mi opinión. Sigo adelante con mi carrera y mi vida, y sigo defendiendo mi inocencia. El hecho de que se haya pagado un acuerdo no significa que una persona sea culpable".

Consultado por si contaría todo en algún momento, concluyó: "Ese es definitivamente el plan. Sentí que durante todo este proceso he estado tratando de contar mi versión de la historia, pero a mucha gente realmente no le prestó mucha atención. Seguiré mostrando mi rostro y mostrándole a la gente quién soy realmente".

Foto: Getty Images